España se movilizó contra el sacrificio de 'Excalibur'

La decisión de las autoridades sanitarias españolas de sacrificar a 'Excalibur', el perro de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería del Hospital Carlos III de Madrid que se contagió de ébola en 2014 tras atender a un religioso repatriado con esa enfermedad, desató una ola de protestas similar a la que ahora vive Alemania con 'Chico'. En pocas horas, casi 200.000 personas firmaron una petición en la plataforma Change.org para intentar salvar a la mascota. Otras muchas se concentraron ante su casa para exigir que 'Excalibur' fuera puesto en cuarentena en lugar de ser sacrificado, ya que no había pruebas de que estuviera infectado. No lo consiguieron. La crisis provocó dimisiones y Romero peleó una indemnización por haber perdido a su mascota. Pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictaminó el pasado año que su muerte fue «inevitable».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos