El error que cometes al no limpiar esta zona cuando te lavas los dientes

El error que cometes al no limpiar esta zona cuando te lavas los dientes

F. OLMOS

El cepillo de dientes no es suficiente a la hora de cuidar nuestros dientes y eso es algo que cada vez tenemos más claro a base de acudir al dentista con una caries, preguntar cómo es posible si nos cepillamos los dientes tres veces al día y escuchar precisamente esa frase: «el cepillo de dientes no es suficiente». Por ello ya hay quien no pasa una noche fuera sin llevar hilo dental en su equipaje, hasta el punto de considerarlo aún más fundamental que el cepillo. Pero...¿aún así es suficiente?

La respuesta de los expertos es un rotundo no. Siempre olvidamos la lengua, pese a que ocupa un importante tanto por ciento de nuestra boca. No es una mera cuestión de salud, si no de estética e higiene, ya que de la lengua procede normalmente el mal aliento, y suele ser la primera afectada visible de una mala salud bucodental, adquiriendo ese característico (y asqueroso) color.

Hay que limpiar la lengua de la forma correcta cada vez que se procede a una limpieza a fondo de la cavidad bucal, o al menos una vez al día. Hacia delante y hacia atrás, de un lado a otro y enjuagar. También debes llevar a cabo un correcto mantenimiento de tu cepillo de dientes. Tampoco hay que abusar de la fuerza para evitar la fractura de la piel del músculo.

Para limpiar la lengua lo mejor es no recurrir al cepillo, si no a un aparato específico como este:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos