Dos empleados chantajearon a Lidl poniendo veneno en sus productos

Dos empleados chantajearon a Lidl poniendo veneno en sus productos

Los acusados pedían cinco millones de euros en bitcoins

C. GARCÍA

Dos trabajadores de Lidl de 45 y 46 años chantajearon a la cadena de supermercados poniendo veneno en sus productos. Los empleados habrían puesto herbicidas en varios alimentos y los habrían ocultado por las superficies de venta al públicio, posteriormente pidieron cinco millones de euros a la empresa a cambio de revelar la ubicación de los productos adulterados.

Los dos empleados están siendo juzgado en Alemania, donde ocurrieron los hechos. En el juicio se explicó que los chantajistas pedían el dinero en bitcoins y para dar credibilidad a sus exigencias, habían colocado anteriormente botes de comida infantil contaminados con pesticidas en comercios de las ciudades de Dortmund y Wuppertal.

Durante la sesión los dos acusados se declararon inocentes y se echaron la culpa mutuamente de la responsabilidad de los hechos. Al parecer, la dosis de veneno que usaron en los productos no era peligrosa para la salud.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos