La razón por la que deberías dormir siempre con la puerta abierta

La razón por la que deberías dormir siempre con la puerta abierta

Practicar deporte también ayuda a conciliar mejor el sueño y evitar desvelos nocturnos

C. GARCÍA

Esos afortunados que se tumban en la cama y entran en un profundo sueño que no es perturbado por nada hasta que suena el despertado no saben bien lo que es el insomunio. Hay quien lo ha probado todo: aplicaciones que ayudan al sueño, la meditación o máquinas de ruido blanco. Para la mayoría, cualquiera de estos intentos es en vano. Lo que no imaginaban era que solo un gesto les ayudaría a dormir mejor: dejar la puerta abierta.

La puerta o la ventana abiertas en la habitación ayuda a que corra mejor el aire y no se concentre el CO2 en el interior. Aunque ahora en invierno dejar la ventana abierta no sea una buena idea, la puerta abierta podría ser una solución.

Un estudio neerlandés publicado en la revista Indoor Air realizado a 17 adultos observó que cuando dormían con la puerta abierta se registraban niveles más bajos de CO2. «Los niveles bajos de CO2 (en la habitación) hacen que los sujetos sean capaces de tener un sueño más profundo y reparador y que se despierten menos veces», sostiene el estudio.

Si aún así te sigue costando conciliar el sueño, puede que el deporte sea la solución. Según se observó en mujeres en edad madura, aquellas que realizan alguna actividad deportiva durante el día conseguían dormir mejor por las noches y no se despertaban en mitad del sueño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos