Doce presos se fugan de la cárcel gracias a la crema de cacahuete

Doce presos se fugan de la cárcel gracias a la crema de cacahuete

El vigilante pensó que estaba abriendo una celda y en realidad era una puerta al exterior

C. GARCÍA

Los insólito método que usaron estos presos para huir de una cárcel del estado norteamericano de Alabama parece sacado de una película española de Torrente. Un total de doce presidiarios lograron salir de la prisión gracias a la ayuda de la crema de cacahuete y aprovechando la ignorancia del nuevo vigilante de la cárcel.

Según informa el Sheriff del condado, los presos han sido capturados, el último, Brady Andrew Kilpatrick, de 24 años, fue detenido ayer a más de 1000 kilómetros de la prisión de Alabama. Los otros once fueron retenidos horas después de la huida en una zona cercana a la cárcel.

Los hombres que consiguieron fugarse tenían edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, además estaban en prisión por delitos graves, algunos por intento de asesinato, violencia de género o por tráfico de drogas.

Los presos utilizaron la crema de cacahuete para tapar algunos números de las celdas de la prisión. De este modo, el vigilante se confundía al abrir y cerrar las puertas. Según explicó el sheriff, James Underwood, los presos pidieron al vigilante novato que les abriera una puerta para volver a su celda sin saber este que lo que en realidad estaba abriendo era una puerta al exterior. Para saltar las vallas alambradas, los fugados llevaban sábanas, sin embargo, dos de ellos resultaron heridos durante la huída.

No es la primera vez que unos presos se fugan de esta prisión. Según afirma el Washington Post, hay preocupación por la forma en la que los presidiarios consiguieron burlar la seguridad de la cárcel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos