Las dietas sanas tienen un problema que preocupa a muchos

Las dietas sanas tienen un problema que preocupa a muchos

Las comidas ricas en fibra provocan una respuesta en nuestro cuerpo que no es tan agradable

C. GARCÍA

Uno de los problemas a los que se enfrentan muchas personas que comienzan a hacer dieta es el incremento de los gases. Si has hecho dieta alguna vez, quizás hayas notado ciertas síntomas como las flatulencias. Esto es debido a la ingesta de alimentos ricos en fibra. Estos alimentos son la fruta, las verduras (sobre todo si se comen crudas), los cereales y las legumbres.

Por el contrario, el pescado, la carne o los huevos no provocan ese aumento de los gases. Ese efecto lo produce, entre otras cosas, la fermentación de esos productos. Al llegar al instetino grueso se produce ese proceso, dependiendo de la flora intestinal de cada uno, se pueden tener más o menos gases. Aunque también puede estar provocados por comer demasiado rápido, mascar chicle o comer caramelos.

Los expertos aseguran que los gases se quedan en el estómago y posteriormente son expulsados por la boca o por el ano. Existen tratamientos para reducir los gases, aunque pueden producir diarrea. También se puede reducir la cantidad de fibra en la dieta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos