La dieta de la bella durmiente, un peligroso pero efectivo método para adelgazar

Las personas recurren a somníferos para dormir en lugar de comer

C. GARCÍA

Existen multitud de dietas milagro en la red a disposición de todos, pero la mayoría tienen el inconveniente del efecto rebote y la mala alimentación por la falta de algunos nutrientes. La 'dieta de la bella durmiente' surgió en un programa de televisión y, tras ver los buenos resultados, se está poniendo de moda a pesar de las consecuencias que puede tener.

Rob es un hombre que padece obesidad, pesa 130 kilos, y tenía una comida con sus antiguos compañeros del instituto. A la quedada, Rob quería acudir luciendo más delgado pero el tiempo era un gran inconveniente para lograrlo, por esta razón se presentó a un conocido programa de la televisión inglesa, con médico especialistas en nutrición.

Fue allí donde surgió la idea de esta supuesta dieta milagro, consitente en dormir gracias al suministro de somníferos y así evitar comer. El planteamiento está claro: mientras duermes no comes. Tras unas semanas probándola, Rob perdió 8 kilos, la idea de la dieta de la bella durmiente había sido un éxito. No obstante, otros especialistas en nutrición alertan de los peligros de este método.

Los peligros de llevar a cabo esta técnica no fueron expuestos en el programa, sin embargo, otros médicos los han detallado. En primer lugar se corre el peligro de sobredosis, propicia el aislamiento social, influye negativamente en el estado de ánimo y podría llevar a quien lo practica a una depresión. Los somníferos son altamente adictivos, al dormir más horas de las que el cuerpo realmente necesita se crea una dependencia a este tipo de fármacos. Además, el cuerpo suele desarrollar inmunidad y, en consecuencia, la necesidad de tomar dosis más altas.

Otros problemas que puede tener el abuso de somníferos son dolores de cabeza, pérdida de equilibrio, alucinaciones y deterioro de la capacidad cognitiva.

Fotos

Vídeos