Descubren que el estrés en embazaradas afecta al desarrollo del cerebro del bebé

Descubren que el estrés en embazaradas afecta al desarrollo del cerebro del bebé

El estrés tiene efectos mucho más negativos de lo que creemos. Los científicos han descubierto que si la madre lo padece en niveles altos durante la gestación afecta al desarrollo cerebral del bebé. Se lo contamos.

JULIA KOCH / XL SEMANAL

Jueves por la tarde. En el aire flota un toque a rosas procedente de las varillas de ambientador. Sobre las colchonetas están tendidas 11 mujeres embarazadas.

«Si viene algún pensamiento dejad que fluya, que siga su camino -dice con voz dulce Julia, directora del curso-. Concentraos en el aquí y el ahora». La clase, una combinación de movimiento y relajación, dura hora y media. el saludo al sol, el guerrero, el gato, respiración… Al final, todas se acurrucan en sus mantas. Una música suave contribuye a la relajación.

Julia da clases de yoga para embarazadas. «Después del yoga, duermo de maravilla -asegura Nadine, una de las alumnas, de 34 años y madre de una niña-. El yoga es bueno para bajar las revoluciones».

Relajarse, tomarse un tiempo para sí misma, es bueno para Nadine, pero sobre todo para su bebé. Un número de expertos cada vez mayor cree que los genes y factores exógenos, como la alimentación, no son los únicos elementos determinantes para empezar bien en la vida; también influyen, y mucho, los meses que el bebé pasa en el vientre de su madre.

Los científicos han descubierto que los bebés completan una especie de curso prenatal mientras flotan en el útero materno. A partir de las informaciones bioquímicas que le llegan por la placenta, el cordón umbilical y sus órganos sensoriales se hacen una idea de lo que les aguarda afuera. ¿Un mundo de abundancia o habrá que luchar por la supervivencia? ¿Rebosará el amor o, más bien, los gritos?

Sigue leyendo el artículo completo en XL Semanal, el suplemento de La Verdad

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos