Por qué no debes usar papel en la taza del váter

Por qué no debes usar papel en la taza del váter

El papel no sólo no protege de los gérmenes si no que además absorbe estas bacterias

LA VERDAD

Se sea más o menos escrupuloso el contacto de nuestra piel con el inodoro de un baño público es algo que todos intentamos minimizar y, si podemos, evitar. Por ello el viejo truco del papel en la taza cuenta con indiscutibles fans. Sin embargo es un error. Y es que la textura áspera del papel se encarga de absorber ciertas partículas. Un escenario idílico para la adhesión de las bacterias localizadas. La piel, simplemente, se encarga de proteger de dichos gérmenes, por tanto, no es necesario emplear el material.

De hecho, según algunos estudios, algunos baños públicos están más limpios que instrumentos que utilizamos a diario en nuestro propio hogar, como la esponja de la ducha o una tabla de cortar. Además la taza del inodoro se ha diseñado pensando en su capacidad para repeler bacterias como estafilococos, estreptococos o micrococos. El mejor recurso es lavarse bien las manos justo antes de salir con agua tibia y jabón durante unos 20 segundos.

Fotos

Vídeos