La cuna del comercio electrónico en España

Ricardo Buil, director general de centraldereservas.com, sigue cuidando sus vacas en sus tiempos libres.
/R. C.
Ricardo Buil, director general de centraldereservas.com, sigue cuidando sus vacas en sus tiempos libres. / R. C.

«Cuando estás en una calle por donde pasan muchas personas piensas en venderles tus productos a ellas, pero si vives en un pueblo con pocos vecinos lo que piensas es en vender por internet», asegura Ricardo Buil. Es la filosofía que en 1996, cuando internet todavía era un desconocido, le llevó a crear junto a un amigo una web turística en un garaje del Pirineo aragonés. De esa idea nació en 2001 centraldereservas.com, que con el paso de los años se ha convertido en el mayor portal español de reservas hoteleras online, con más de 600.000 alojamientos en todo el mundo, 140 empleados y una facturación que en 2016 alcanzó los 67 millones de euros.

La empresa tiene su sede en Aínsa, a 235 kilómetros de Castelserás, una distancia que a Ricardo no le impide tener muchos puntos en común con Lop, el otro Ricardo. Buil era un ganadero que había estudiado Turismo cuando creó su primer negocio gracias a las vacas que vendía para financiarse. «Junto con otro que surgió en Benasque fuimos la cuna del comercio electrónico en España», dice.

Al igual que Lop, fue un pionero cuyos pasos han sido seguidos por muchas personas en Aragón. «Hay quien lidera y otros le siguen, y Ricardo es un ejemplo clarísimo de eso. Lo importante -añade Buil- es saber quién permanece in situ, quién se queda en su lugar». Es lo que hizo él. «No es necesaria tu presencia física en un sitio, por eso nuestra sede central sigue estando en Aínsa. Cuando estás en contacto con la naturaleza piensas mejor», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos