Consejos para no «picar» en la estafa del radar

Las víctimas reciben un correo electrónico que les informa de una multa de velocidad

C. GARCÍA

«Un radar le ha captado circulando a una velocidad superior de la permitida». Un texto similar sería el que se puede leer en los correos electrónicos que un grupo de estafadores está enviando masivamente. Si el miedo a encontrarse uno de estos radares no fuera suficiente, ahora se une el de ser estafado por un radar.

Según ha informado la Guardia Civil a través de Twitter, un grupo de delincuentes hace envios masivos de correos informando a las víctimas de que han sido multadas por un radar. Junto al texto hay un enlace para que la persona pueda ver su foto en el momento de la multa, sin embargo esa dirección es un 'malware', un virus que consigue que los delincuentes puedan entrar al ordenador por control remoto y captar contraseñas y datos personales.

Este tipo de estafas no solo se están haciendo con la excusa de los radares de carretera, también se han hecho pasar por compañías de telefonía o bancos. Los delincuentes consiguen los datos de páginas relacionadas con esa temática y se envían correos a los usuarios. En ocasiones se ha detectado la estafa porque la persona que recibe el correo no tiene coche, por ejemplo.

La forma de evitar este tipo de engaños es no entrar en los enlaces de direcciones de correo que consideremos sospechosas. En el caso de los correos de la DGT, se recibían desde direcciones del tipo: 'info@dgt.servicios.radar.multa.consultar.com', cuando la correcta sería 'info@dgt.es'. Ante cualquier duda, antes de entrar en enlaces sospechosos, lo mejor es consultar antes con la página oficial del organismo que envía el correo.

Fotos

Vídeos