Conducir con resaca, casi tan peligroso como circular bajo los efectos del alcohol

Conducir con resaca, casi tan peligroso como circular bajo los efectos del alcohol

Beber alcohol en exceso la noche anterior puede reducir incluso un 20% los reflejos

LA VERDAD

No es la primera vez que una persona, tras una larga noche de fiesta, se ha visto obligada a coger el coche a la mañana siguiente aun teniendo resaca. Muchos piensan que este estado del cuerpo no afecta a nuestras facultades, pero lo cierto es que coger un vehículo en esa situación puede ser casi tan peligroso como conducir bajo los efectos de alcohol.

Así, aunque la resaca se entienda como un período de recuperación del cuerpo humano asociado a dolores de cabeza, musculares y desajustes estomacales, también afecta a nuestras facultades cerebrales, reduciendo hasta en un 20% los reflejos frente a los de un conductor sin resaca, según informa el blog de Seguros Catalana Occidente.

Evitar que ocurran accidentes graves en las carreteras es una de las prioridades dentro de las normas de seguridad vial, y aunque, en ocasiones, algunos estados del cuerpo se escapan de las disposiciones legales, como lo es la resaca, lo cierto es que cada persona debe ser responsable de sus actos y tener el máximo sentido común posible. Además, viajar en un vehículo con pocas horas de sueño, un nivel bajo de azúcar en sangre y deshidratación, puede tener un efecto similar y ser igual de peligroso que un conductor ebrio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos