Condenado a pagar 360 por un café

El tribunal considera que la excusa de no pagarlo, alegando las condiciones higiénicas del local, fue «una acción engañosa»

JORGE MORENO / EL NORTE DE CASTILLA

Engañó a la propietaria del bar cuando pidió un café, se lo tomó y decidió no pagarlo. Pero la actuación le ha salido más cara. Este hecho constituye para la Audiencia Provincial de Valladolid que el cliente buscaba estafar al establecimiento con su acción, por lo que confirma la sentencia de la magistrada de Instrucción 5 de Valladolid que le condenó, en marzo de este año, a pagar no solo el precio del café (1,10 euros) sino una multa de dos meses por importe de 360 euros (seis diarios) como autor de un delito leve de estafa.

Los hechos sucedieron el pasado 11 de febrero cuando el cliente, J. M. entró, pasadas las 13 horas, en el local situado en la calle Santa Lucía y pidió un café a la camarera. Tras ingerirlo, comenzó una discusión con la propietaria respecto a las condiciones higiénicas del establecimiento hostelero.

Dos testigos confirmaron en la vista oral que inicialmente el cliente no alegó nada con carácter previo a la consumición, «siendo únicamente en el momento en el que le solicitan su pago cuando empieza a poner objeciones y a decir que lo iba denunciar a Sanidad o a Consumo».

Limpieza y factura

El cliente se quejó también de la falta de una factura y de la limpieza en el bar, hechos estos que para el magistrado de la Sección Segunda de la Audiencia son dos elementos más que demuestran que no tenía intención de pagar el café.

Lee la noticia completa en El Norte de Castilla

Fotos

Vídeos