La ciencia desmiente la efectividad de la pasta de dientes como test de embarazo

La ciencia desmiente la efectividad de la pasta de dientes como test de embarazo

El bulo circula en la red, pero obviamente su efectividad está más que en entredicho

F. OLMOS

Los bulos seudocientíficos no son, en absoluto, nada nuevo. De hecho podríamos decir que nos encontramos en la época en la que de menor popularidad gozan los remedios caseros y la medicina natural. Que los métodos alternativos gocen de buena salud y popularidad relativa entre algunos miembros de la población no es más que una tendencia, y está muy lejos de la que gozaba en el siglo pasado, por ejemplo.

Sin embargo de vez en cuando alguno de ellos se 'cuela' y circula durante un tiempo, provocando que la gente abandone los métodos tradicionales, lo cual es el verdadero gran peligro de todo esto. Por ejemplo en el caso que nos ocupa: el de la pasta de dientes como test de embarazo. Sin entrar a juzgar a quien decida fiarse de un texto que lea en Internet y no acuda a realizarse una verdadera prueba de embarazo, este método ha sido obviamente desmentido por la ciencia.

La teoría y el tutorial dictan que para llevar a cabo este método tan «sólo» necesitamos pasta dental, un recipiente esterilizado, una cuchara desechable y una muestra de orina de primera hora de la mañana. Algo bastante más complicado que bajar a la farmacia a pagar entre 3 y 5 euros por una prueba de verdad, pero ese es otro tema. En teoría debemos poner un poco de pasta de dientes blanca en el vaso y verter en el mismo la muestra de orina y mezclarlo. En un par de minutos la pasta debería adquirir un tono azulado o aparecer una especie de espuma si hubiese embarazo.

Un método que, como es de intuir, tiene un porcentaje de éxito bastante bajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos