¿Qué chequeos debes hacerte y con qué frecuencia?

La Organización Mundial de la Salud recomienda comenzar los reconocimientos médicos a partir de los 45 años

F. OLMOS

¿A partir de qué edad es recomendable hacerse un reconocimiento médico o chequeo y con qué frecuencia? La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda los 45 años como la línea a cruzar a la hora de empezar a controlar ciertos aspectos de nuestro cuerpo. Salvo, claro está, de si hay antecedentes por enfermedades en nuestra familia.

Para los hombres, en concreto, se recomienda controlar sobre todo tres aspectos: cardiología, digestivo y urología. Para las mujeres, lo mismo, exceptuando cambiar urología por ginecología, claro está. Si hubiera un antecedente familiar positivo en algún tipo de cáncer, se recomienda adelantar el chequeo a los 40 años.

Tras este primer reconocimiento, el propio resultado y nuestra ficha médica nos indicarán cómo y cuándo comenzar a realizar los venideros. Si todo ha salido bien en el chequeo y no provenimos de una familia con antecedentes por cáncer ni cumplimos factores de riesgo, lo ideal es volver al médico a los dos años. En caso contrario, nuestro propio profesional sanitario nos indicará el camino a seguir, ya sea por habernos detectado algún problema o por estimar que debemos controlar cierto aspecto más de cerca.

Por norma general, entre los 20 y los 35 años no es necesario realizarnos ningún examen médico, salvo por algún problema puntual, pero dependiendo de la profesión, de los hábitos alimenticios, de si es o no fumador o de si se tiene un estilo de vida muy sedentario, sí es recomendable un perfil metabólico para conocer el azúcar, el colesterol y los triglicéridos.

Sin embargo, pese a que estas recomendaciones las conoce, en mayor o menor medida, el grueso de la población, bien es cierto que la gran mayoría eleva una queja: los chequeos pueden salir bastante caros si se incluyen pruebas específicas en los mismos. En este sentido, y si no hay más remedio que acudir a un médico privado, los profesionales recomiendan dos pruebas sobre el resto: mamografías para ellas, para prevenir el cáncer de mama, y sangre oculta en las heces para ellos, para prevenir el cáncer de cólon.

Fotos

Vídeos