La ONG británica Plan International confirma seis casos de abusos a menores

Cinco de esos casos ocurrieron entre julio de 2016 y junio de 2017 y todos ellos fueron denunciados ante las autoridades de los países donde tuvieron lugar

EFELondres

La organización no gubernamental británica Plan International ha confirmado hoy la existencia de seis casos de abusos sexuales a menores y explotación infantil cometidos por trabajadores suyos o colaboradores externos.

En un comunicado, este grupo humanitario, que centra sus esfuerzos en la protección de la infancia, confirmó los casos denunciados el pasado jueves desde La Haya por la directora de la organización en Holanda, Monique van Hek.

Cinco de esos casos ocurrieron entre julio de 2016 y junio de 2017 y todos ellos fueron denunciados ante las autoridades de los países donde tuvieron lugar, según explicó hoy Plan International.

En su nota, Plan International aseguró que "lamenta mucho" la existencia de esos casos de abusos a menores cometidos, precisó, por personal propio o asociado no británico.

El escándalo fue revelado el pasado jueves por la directora en Holanda de Plan International, cuya oficina central se encuentra en Londres y cuenta con más de 10.000 empleados y miles de voluntarios en todo el mundo.

La ONG, que opera en más de setenta países con el objetivo, entre otros, de mejorar el acceso a agua potable, comida, alojamiento y educación, también señaló que durante ese periodo detectó otros nueve incidentes de acoso sexual o de comportamiento inadecuado cometido por algunos de sus trabajadores contra otros adultos.

Plan International y otras 21 ONG, entre ellas Oxfam y Save The Children, firmaron este viernes una carta en la que lamentan las deficiencias provocadas en ese sector como consecuencia de los recientes escándalos sexuales destapados.

Los escándalos por abusos sexuales en las ONG comenzaron cuando el periódico británico "The Times" destapó que excooperantes y directivos de la organización británica Oxfam organizaron orgías y contrataron prostitutas en Haití en 2010, tras el terremoto que asoló el país.

Al alboroto causado por estas revelaciones en Haití se sumó esta semana la dimisión del director ejecutivo adjunto del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el británico Justin Forsyth, por acusaciones de conducta inapropiada hacia trabajadoras de la ONG Save The Children, donde fue consejero delegado.

Mientras trabajaba para la plataforma británica, Forsyth fue acusado por ellas de enviarles mensajes de texto inapropiados, comentar la ropa que llevaban o lo que sentía por ellas.

En su página web, Plan International precisa que también trabaja para erradicar los matrimonios infantiles y la mutilación genital en algunos países, así como para promover los derechos de los menores y la igualdad de las niñas.

Esta organización humanitaria fue fundada por el periodista británico John Langdon-Davies y el voluntario Eric Muggeridge en 1937, con la tarea inicial de ofrecer alimentos, alojamiento y educación a los niños afectados por la Guerra Civil española (1936-1939).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos