Así son las avispas asesinas que mataron a Ángel con 25 picotazos

El hombre empezó a hincharse y entró en parada cardiorrespiratoria

EFE / ATLAS

El hombre de 54 años que falleció ayer en O Porriño (Pontevedra) tras ser atacado por un enjambre de avispas asiáticas (Vespa Velutina) recibió 25 picaduras, según confirmaron fuentes de la familia de la víctima.

Ángel G.L. fue atacado, al igual que su amigo Santiago F., por un enjambre de avispas que salieron de un nido que estaba oculto en un manzano que ellos habían talado en una finca particular de Orbenlle, en la parroquia de Budiño.

Santiago F. recibió varias picaduras pero pudo escapar y refugiarse en la bodega de la casa de su tía, y cuando a los pocos minutos regresó a la finca vio a su amigo tumbado en el suelo con la cara y el cuello hinchados y los brazos llenos de picaduras.

Trató de reanimarlo dándole golpes, pero no reaccionaba, según ha relatado hoy a los medios.

El servicio de Urgencias Médicas envió al punto una ambulancia asistencial y a un médico del punto de atención continuada de O Porriño.

El personal sanitario le practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar, pero no pudo evitar la muerte de Ángel G.L., cuyos familiares desconocen si tenía algún tipo de alergia que pudiera haber agravado las consecuencias de las picaduras que recibió.

Los bomberos procedieron este mediodía a la retirada del nido, que albergaba "un número importante" de avispas, ha detallado un miembro del parque provincial.

Temas

Sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos