Amenaza de colapso en los grandes 'hubs' y las rutas aéreas

Uno de los retos del futuro es evitar el colapso de los aeropuertos y de las rutas aéreas. Terminales como la de Schiphol, en Ámsterdam, han alcanzado su punto de saturación y la actividad en otras, como Londres o Fráncfort, es frenética. Los expertos creen inevitable trasladar conexiones a aeropuertos secundarios para descongestionar los grandes 'hubs'.

En cuanto a las vías aéreas, Manuel Ambriz las compara con viejas carreteras que requieren un urgente asfaltado y desdoblamiento de carriles. «Tengo la impresión de que no ha habido una voluntad política o económica de acompasar su capacidad al ritmo de crecimiento que demanda el sector», dice. El resp0nsable de redes de Vueling ilustra estas carencias con unos ejemplos. «El tiempo medio para ir de Nueva York a Houston es de cuatro horas. En 1973, era de dos horas y media. Para viajar de Madrid a Barcelona se tarda 20 minutos más que hace veinte años. Los recorridos antes de despegar y después de aterrizar son más largos, las esperas son mayores, hay más probabilidad de tener que dar una vuelta en la aproximación... Son factores que se pueden mejorar con buena tecnología, mejor capacitación de los controladores aéreos y la modernización de los propios procesos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos