Semana Santa Murcia 2018

Semana Santa Murcia 2018

El tumulto 'colorao' inunda Murcia

Un nazareno de los 'coloraos', durante la procesión de este miércoles, con la catedral de Murcia al fondo./J.C. Caval / AGM
Un nazareno de los 'coloraos', durante la procesión de este miércoles, con la catedral de Murcia al fondo. / J.C. Caval / AGM

La multitudinaria procesión que partió de la parroquia de El Carmen convocó en la ciudad a miles de fieles para vibrar ante el cortejo más huertano

LA VERDADMurcia

Desde la Iglesia del Carmen salió esta tarde, a las 18 horas, el cortejo de la Real, Muy Ilustre, Venerable y Antiquísima Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, una de las más antiguas de la ciudad. Miles de personas participan en el desfile, conocido popularmente como el de los 'coloraos' por el color de las túnicas, que guardan la estética del siglo XVIII en sus hechuras.

La hermandad infantil de la cofradía abrió la procesión con la imagen de San Vicente Ferrer, obra de Ramón Cuenca, que se estrenó en el año 2011, en recuerdo a su supuesto fundador. Le siguió la hermandad de La Samaritana, con dos imágenes de Roque López: la mujer de Samaria, con traje de seda murciana del siglo XVIII y un cántaro de agua en su brazo derecho, y la figura de Jesús, con túnica morada de terciopelo, bordada en oro, que parece sentada en el brocal de un simbólico pozo.

Procesión de los coloraos en el centro de Murcia, este miércoles.
Procesión de los coloraos en el centro de Murcia, este miércoles. / J. C. Caval

Más moderno es el paso de Jesús en la casa de Lázaro, que desfiló en tercer lugar. Fue realizado por Hernández Navarro en 1985 y mostró las tallas de Jesús, Lázaro, María y Marta. Le siguió El Lavatorio, de González Moreno, realizado en 1952, que muestra a Jesús y a los doce apóstoles. En el conjunto escultórico Jesús aparece de pie, mientras que San Juan se dispone a quitarle una sandalia y San Pedro está de rodillas.

La imagen de Cristo es obra de Gregorio Molera (1945). San Pedro aparece con rostro compungido de arrepentimiento y fue realizado por Bussy en 1689, aunque en 1787 tuvo que ser restaurado por Roque López, discípulo predilecto de Salzillo.

Uno de los tronos más populares y queridos es El Pretorio, al que llaman cariñosamente el paso del Berrugo. Sus imágenes son de distintos autores, ya que la primera composición de Bussy fue destruida durante la Guerra Civil y solo se salvó el Cristo, que aparece de pie coronado de espinas. Las Hijas de Jerusalén presenta a Jesús caído en el suelo, mientras Simón de Cirene intenta levantar la cruz. Se dice que su autor, González Moreno, se inspiró en la escuela castellana para el conjunto.

J.C. Caval

El Cristo de las Penas, de Hernández Navarro, presenta a Jesús, torturado y doliente, junto a un sayón que lo sujeta con una cuerda por el cuello y un soldado romano.

El paso del titular, el Santísimo Cristo de la Sangre, desfiló sobre un trono barroco. De su costado mana la preciosísima sangre como un lagar divino. También fue mutilado durante la Guerra Civil y su talla fue restaurada por Sánchez Lozano en 1941. Cerraron el cortejo una interesante imagen de San Juan de bellas hechuras realizado por Juan Dorado en 1905, y la Dolorosa, obra de Roque López.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos