Semana Santa Cartagena 2018

Semana Santa Cartagena 2018

El Encuentro se hará esperar media hora

Los marrajos retrasan los desfiles de madrugada para cumplir el horario y recogerse con las primeras luces. Los californios se despiden hoy con la procesión que apaga luces y gargantas al paso del cortejo fúnebre por la muerte de Jesús

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLESCartagena

Disfrutar de una parte final de la procesión, al alba, y ver al Nazareno, al San Juan y a la Virgen Dolorosa entrar a Santa María con las primeras luces del día, bien vale media hora menos de sueño para los marrajos. Por eso, la procesión del Encuentro partirá 30 minutos después que otros años, la próxima madrugada, desde el templo de la calle del Aire, desde el antiguo Hospital de Marina y desde la Pescadería. La Mujer Verónica lo hará a las tres y cinco de la madrugada, el Medinaceli se moverá a las tres y diez, y el Cristo morado emprenderá la marcha a las tres y media. La Dolorosa será la última en salir, quince minutos antes de las cuatro. Su reunión, en la Plaza de la Merced, está prevista a las cinco y media.

La Cofradía Marraja tomó la decisión de demorar la procesión para acompasar el horario previsto al desarrollo real de las procesiones. En los últimos años, el Encuentro pecó de una falta de puntualidad que se pretende atajar. Para hacer de la necesidad virtud, se ha pensado también en lo bonito que puede ser que la entrada al templo tenga lugar cuando despunte ya el Viernes Santo.

Pero antes del principal momento marrajo de la Semana Santa, la Cofradía california celebrará su última procesión: la del Silencio y Santísimo Cristo de los Mineros. Se trata de uno de los cortejos de composición más escueta -solo ocho tercios y cuatro tronos-, pero también está entre los más celebrados, por su particular idiosincrasia. A su salida de Santa María, las luces de viviendas, bares y comercios estarán apagados y el ruido se convertirá en silencio. Esa muestra de respeto al duelo por la muerte de Cristo se extenderá a todo el recorrido. La Cofradía encarnada cuenta con que los establecimientos de hostelería dejen de servir y con que todos los asistentes estén callados. Así brillará más el paso del desfile, iluminado únicamente por las luces de hachotes y tronos, y con el toque fúnebre del tambor como principal sonido reinante. La salida de los guiones y del Tercio del Ósculo está prevista para las nueve de la noche y la recogida, con la entrada de la Virgen de la Esperanza, del piquete y de la sección de honores, ha quedado fijada a la una de la madrugada.

Con los californios dentro de la iglesia, comenzará el despliegue marrajo, anunciado por la salida de los granaderos desde la sede de la cofradía en el callejón de Bretau. Sin embargo, los cofrades morados dispondrán de media hora más que en el pasado para preparar el Paso de la Caída y el de la Mujer Verónica para salir, cinco minutos después de las tres.

Los momentos más señalados de la procesión serán, como es tradicional, la salida del Nazareno de la Pescadería; su paso junto al Pinacho, en Santa Lucía; su unión con el Medinaceli, en San Diego; y los sucesivos encuentros con el San Juan Marrajo y con el Nazareno, ante la fachada del Palacio de Aguirre. De regreso a Santa María, destacará el paso ante Santo Domingo, donde están la capilla marraja y el final en la calle del Aire, mientras la ciudad se despereza para iniciar el Viernes Santo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos