La Verdad
Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

Las hojas de olivo, ricas en ácido oleanólico.

Una ayuda para controlar la hipertensión arterial

  • REMEDIOS NATURALES

  • La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo cardiovascular y requiere de tratamiento médico. La obesidad, el colesterol elevado o la diabetes predisponen a padecerla. Una ayuda puede estar en ciertos remedios derivados del ajo, el olivo y la vellosilla

Ajo

Por su actividad hipolipemiante —disminuye los lípidos en sangre— y por reducir el colesterol no solo previene la arterioesclerosis y los accidentes vasculares que a ésta se asocian, sino que mejora la circulación sanguínea. Este es el motivo de su acción beneficiosa sobre la hipertensión. Se vende en cápsulas en las farmacias.

Olivo

Amén de los beneficios del aceite que dan sus frutos, conviene tener en cuenta las propiedades de sus hojas, con una interesante actividad hipotensora y un efecto vasodilatador. Además, el ácido oleanólico de éstas ayudan a combatir los síntomas de enfermedades como la esclerosis múltiple. Se toman en infusiones y mejor en ayunas.

Vellosilla

Por su contenido en flavonoides, que favorecen la eliminación renal de agua, teniendo así un efecto diurético, y las sales minerales retenidas en los tejidos, es interesante como complemento en los regímenes sin sal, así como complemento del tratamiento de la hipertensión (aquí conviene consultar con su médico).