Un hospital español realiza con éxito una cirugía pionera en el mundo para recomponer un grave traumatismo ocular

Equipo que llevó a cabo la operación. /JUNTA DE C-LM
Equipo que llevó a cabo la operación. / JUNTA DE C-LM

El hospital de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) ha realizado por primera vez un doble trasplante de córnea y sacro cristalino

J. V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Un joven paciente de Cáceres a quien le habían pronosticado que un ojo tras un grave accidente ha recuperado un 30 por ciento de la visión en el ojo lesionado y se espera que ese porcentaje vaya a más a medida que pase el tiempo. Todo ello gracias a una cirugía pionera en el mundo a la que se sometió en el hospital 'Mancha Centro' de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

El paciente sufrió hace dos años un grave accidente que le destrozó el iris y el cristalino y le produjo una profunda herida en la córnea del ojo izquierdo. En Cáceres fue intervenido de urgencia pero, dada la gravedad de sus heridas, fue derivado al hospital de Alcázar de San Juan, de gran prestigio en el área oftalmológica.

En este centro, el Servicio de Oftalmología le fabricó una prótesis personalizada para lo que se utilizaron como patrón fotografías del otro ojo sano. Después, como no había soporte en el que colocar esta prótesis, se optó por una vanguardista técnica quirúrgica: un trasplante del sacro cristalino y una queratoplastia penetrante o sustitución del tejido de la córnea. De esta forma, ha sido la primera vez que se realiza en el mundo la combinación de un trasplante de sacro cristalino y córnea. Además, mientras se realizaban ambas intervenciones, los facultativos descubrieron que el paciente sufría desprendimiento de retina, lo que también se corrigió sobre la marcha.

Diez horas de quirófano

Diez horas de quirófano fueron necesarias para realizar esta compleja operación en la que se combinó una vitrectomía (sustitución del gel transparente que rellena la cavidad ocular) con un cerclaje ocular (para corregir el desprendimiento de retina), un trasplante del sacro cristalino, un implante de prótesis iridiana artificial y un trasplante de córnea.

La intervención se realizó el pasado mes de febrero y los resultados se han dado a conocer este miércoles. “Pensé que nunca volvería a ver por mi ojo izquierdo y la verdad es que cada día veo mejor y tanto yo como los médicos son muy optimistas con la progresión. Además, estéticamente el resultado ha sido muy bueno”, ha explicado este paciente, el primero que se ha sometido en el mundo a una operación tan compleja.

Fotos

Vídeos