La Verdad

Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

Doce millones de españoles, expuestos a ruidos del tráfico que de día superan el límite establecido

Los ruidos del tráfico de día superan el límite establecido.
Los ruidos del tráfico de día superan el límite establecido. / Archivo
  • Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, la sonoridad de la circulación nocturna molesta en España a 9,5 millones de personas

  • El mismo estudio indica que la contaminación acústica en general afecta a uno de cada cinco europeos

Un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) ha estimado que uno de cada cinco europeos, lo que equivale a unos 100 millones de personas, está expuesto a niveles de ruido por encima del límite establecido por la propia Unión Europea (UE).

Además, se ha lamentado que las ciudades españolas "no hayan sido las más eficientes" a la hora de mejorar el bienestar acústico entre 2007 y 2012; ese fue el periodo analizado por el grupo Interfase del departamento de Geografía de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y del Centro Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de Países Bajos (RIVM).

Con motivo del Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, que se celebra cada 26 de abril, la Confederación de Ecologistas en Acción también ha mostrado su inquietud por el informe de AEMA. "Doce millones de personas [en España] se ven afectadas por niveles de ruido molestos para la salud provocados por el tráfico durante el día y 9,5 millones durante la noche", ha resaltado en una nota de prensa.

"Otro millón y medio de personas sufren alteraciones del sueño. Se calculan 4.000 ingresos hospitalarios al año y 1.000 muertes prematuras por esta causa", ha comentado la nota de Ecologistas en Acción, para luego recordar la reciente revisión de la Comisión Europea sobre el cumplimiento de la normativa medioambiental, y llamando la atención a España "por el retraso significativo tanto en la elaboración de mapas de ruido como en la adopción de planes de acción".

Pese a todo, AEMA ha matizado que esperará hasta 2018 para observar si en el periodo 2012-2017 ha cambiado una tendencia en la que el 60% de las ciudades españolas aumentaron el número de personas expuestas al ruido del tráfico terrestre, mientras en las europeas estudiadas fue del 35%, e incluso señalando que se ha reducido en el 95% de los aeropuertos.

El ruido es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el segundo mayor problema medioambiental en Europa, después de la contaminación del aire por partículas. El ruido causa desde estrés hasta problemas de sueño, afecciones a las capacidades cognitivas e incluso enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

El informe insiste en que el tráfico rodado sigue siendo el principal responsable del ruido, pues perjudica a casi 100 millones de personas en Europa. Esa cifra está muy por encima del resto de fuentes contaminantes como el ferrocarril, molesto para 19 millones de europeos; la actividad aeroportuaria, molesta para cuatro millones; y la actividad industrial, perjudicial para un millón.

"El tráfico rodado es el responsable del 80% de la contaminación acústica en las ciudades, y sus efectos se ponen de manifiesto de manera flagrante cuando se trata de grandes vías urbanas, las conocidas como 'autopistas urbanas'", ha proseguido Ecologistas en Acción en su nota de prensa.

Cataluña sigue "el mismo patrón"

Las estadísticas, presentadas este pasado lunes en Bruselas, han sido divulgada por la UAB para la I Semana Sin Ruido organizada por la Generalitat catalana. En ese marco, y acorde a la investigación, las localidades catalanas también siguen "el mismo patrón" que en el resto de España; y el Aeropuerto de Barcelona ha reducido el nivel de exposición, aunque haya experimentado un incremento de tráfico aéreo.

Además, la región mediterránea es la zona donde las ciudades están "más expuestas" al ruido ambiental, superando este umbral que es de 55 decibelios Lden --mide las 24 horas del día, ajustados a las diferentes sensibilidades durante la mañana, la tarde y la noche-- y que provoca molestias en 31,7 millones de europeos adultos y trastornos del sueño en más de 13 millones.

Asimismo, es el motivo de más de 72.000 hospitalizaciones y 16.600 muertes prematuras anuales, unos datos que reflejan el impacto de la contaminación acústica sobre la salud según aumentan los decibelios, desde molestias a estrés, enfermedad y finalmente la muerte, ha subrayado la investigación, que ha apuntado que proceden "mayoritariamente" del tráfico terrestre, aunque también es relevante el aéreo y la industria.

Los autores del informe han recordado las dificultades de medir el impacto sonoro, al depender por ejemplo del aislamiento de las fachadas, así como del solapamiento de competencias administrativas. Por esta razón, desde 2007 existe la Directiva de Ruido Ambiental, de aplicación obligatoria en las poblaciones europeas de más de 100.000 habitantes para mitigar el ruido ambiental.