La Verdad

Salud RevistaCanal SaludCiencia y Salud

Un millar de enfermeras defenderá el sueño de los pacientes ingresados

Entrada a la UCI del Hospital de Vitoria.
Entrada a la UCI del Hospital de Vitoria. / Archivo
  • Forman parte del proyecto 'Sueñon', que busca cambiar la cultura de los hospitales para mejorar el descanso de los que están tanto en la UCI como en planta

Una nueva iniciativa de parte de investigadores y personal sanitario quiere cambiar la cultura de los hospitales del Servicio Nacional de Salud respecto del descanso de los pacientes. Ahora, denuncian, es demasiado habitual que se interrumpa varias veces cada noche el sueño de las personas ingresadas, lo que afecta negativamente tanto a su estado de ánimo como a su recuperación. Por eso, han puesto en marcha el proyecto Sueñon, con el que impulsar nuevas prácticas que hagan más amable la estancia.

"Hay muchas cosas sencillas que, si las hace el personal sanitario, pueden suponer un gran cambio para los pacientes", ha explicado Teresa Moreno, responsable de la Unidad de Investigación en Cuidados de Salud del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y una de las impulsoras del proyecto.

Lo que proponen son un conjunto de prácticas que, en la medida de lo posible, respeten las horas de sueño de los pacientes. Cerciorarse de que la iluminación de las habitaciones coincide con los ritmos del día y la noche, entrar con linterna hacer comprobaciones que no exigen encender las luces u organizar mejor las pautas de medicación para interrumpir lo menos posible las horas de descanso, entre otras.

Desde su puesta en marcha, a mediados de julio, ya han reclutado a casi un centenar de enfermeras que se han comprometido a seguir estas recomendaciones en sus propios centros. Aproximadamente la mitad, además, colaborarán en la recopilación de datos sobre la situación del descanso de los pacientes. De momento, ha aclarado Moreno, el objetivo es que la iniciativa llegue "de abajo a arriba", y en los próximos meses también sumar a las instituciones y a los centros de salud.

"Estar ingresado no es agradable"

"Defender el sueño también es un cuidado, y tenemos que hacerlo", ha asegurado Pilar Rodríguez, colaboradora de Sueñon, enfermera y también paciente de un hospital durante una larga temporada. Ha relatado su experiencia a ambos lados de la atención hospitalaria, y señalado algunas cosas que pueden hacerse para mejorar el descanso de los que están ingresados. Desde prestar atención a las luces, a las persianas o al ruido que se hace mientras se atiende a alguien. "Estar ingresado no es agradable", ha sentenciado.

"El sueño representa una tercera parte de la vida y tiene importancia", ha afirmado Juan Madrid, responsable del laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia y participante en Sueñón. "Aún no sabemos todas las razones de por qué dormimos, pero sí sabemos que es un taller de reparación del cerebro, y que cuando dormimos las heridas se curan mejor y el sistema inmune funciona mejor".

Madrid también dirige una investigación que, gracias a sensores instalados en las habitaciones, es capaz de calcular cuántas veces se interrumpe el sueño de los pacientes hospitalarios a lo largo de un día. Ya sea por sonidos, por la luz o por cualquier otro fenómeno como un cambio brusco en la climatización.

La iniciativa, creen sus impulsores, puede ser especialmente útil para las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que a menudo rompen por completo con los ritmos del día y la noche, y donde los casos de trastornos derivados son más elevados. "Tenemos más incidencias de demencias, el denominado Síndrome de Confusión Agudo de las UCIs", ha afirmado.