laverdad.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 20 / 36 || Mañana 21 / 37 |
más información sobre el tiempo
Especial Regeneración Pública
Estás en: >
Es la hora de la regeneración en la vida pública
Actualizado: 16:44

PROPUESTAS

Es la hora de la regeneración en la vida pública

¿Por dónde empezar? 'Notables' de la Región ponen sobre la mesa doscientas propuestas

27.01.13 - 12:48 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La vida pública en España se ve amordazada por la corrupción, paralizada por un sobresalto continuo, embarrada hasta las trancas. El goteo inacabable de casos de indecencia en la clase política, la magnitud de algunos de los escándalos -a los que no ha sido ajena la podredumbre aflorada en determinadas cajas de ahorro-, la percepción generalizada de que una gran parte de estas conductas resultan finalmente impunes (o se sustancian con penas insuficientes), y el hartazgo consiguiente de la sociedad, han terminado por asfixiar el régimen democrático, y amenazan incluso con horadar los cimientos del Estado, que se asienta -o debería hacerlo- sobre la división real de poderes, un ordenamiento jurídico capaz de castigar cualquier desmán con ejemplaridad, y la certeza de que a los dignatarios no les mueve otra cosa que la búsqueda del bien común. La pérdida de la fe en estos principios sustantivos, el desprecio por la ética en la gobernanza, la desafección creciente que se dispensa a la 'res publica', y el olvido de los valores que resultan indispensables para ahormar una convivencia saludable, conducen a un callejón tenebroso. La gente está hasta el gorro de tanta inmoralidad. Ya todo el mundo se confiesa sin reservas indignado. Cuando con más ahínco que nunca deberíamos volcarnos en alumbrar un futuro esperanzador para las generaciones venideras, y recuperar para ellas la sociedad ilusionante que la Constitución nos devolvió en 1978, descubrimos con estupor que otra vez caminamos intermitentemente por el fango, y que, lejos de mirar adelante para vislumbrar un horizonte alentador, caemos en la inevitabilidad de echar la vista atrás para reivindicar la división de poderes proclamada por Montesquieu, el regeneracionismo de Joaquín Costa, el espíritu de la Transición, y la grandeza de miras que en otra época demostraron gobernantes y partidos políticos.

Está claro que el país requiere una intervención quirúrgica de urgencia que devuelva su buena imagen a las instituciones, y a los españoles la confianza en sus representantes. A las siguientes páginas se asoman 40 murcianos, reconocibles en sus ámbitos de actuación profesional, que aportan cinco propuestas por cabeza para edificar entre todos una vida pública mejor. Su contribución pone de manifiesto que la regeneración es posible, y es necesaria.

José Luis Andrés Sarasa. Catedrático de Geografía Humana de la UMU

1. Más participación ciudadana. La vida pública debe apoyarse en la responsabilidad, entendida como la obligación de responder de los actos; la transparencia, y una mayor participación ciudadana.

2. Castigo para la calumnia y la mentira. Rearme moral de la sociedad, llevando al convencimiento de que no todo vale, y de que la mentira, la calumnia, el insulto y el falso testimonio no pueden saldarse con pedir disculpas

3. División de poderes real. Debemos exigir esa responsabilidad política a los partidos para demostrar que vivimos en un Estado de Derecho. Sobran los discursos grandilocuentes.

4. Listas abiertas en todas las elecciones. Se trata de que no tengan sitio quienes tan solo 'han estudiado' para políticos, gentes que no han demostrado cualidad alguna, excepto la de ser serviles.

5. Prohibido endeudarse. Los partidos, sindicatos y demás asociaciones deben mantenerse con las cuotas de sus asociados y las donaciones de sus simpatizantes, prohibiéndoseles endeudarse en campañas y rindiendo cuentas como cualquier otra sociedad.

Pepa Astillero. Pupaclown

1. Listas abiertas. Cambiar la Ley Electoral para que los políticos sean elegidos por sus méritos como personas, y no por los de sus partidos.

2. Endurecimiento de las penas. Lucha sin concesiones contra la corrupción, con un endurecimiento de las penas y estableciendo que los delitos no prescriban. Máxima agilidad para estos juicios.

3. Revisión del sistema de indultos. Que la ley que posibilita el indulto no se gestione desde el Gobierno, sino desde los poderes judiciales

4. Fin de los paraísos fiscales. Presionar a los organismos internacionales para que se eliminen los paraísos fiscales en todo el mundo.

5. Más respeto. Comenzar cada día con quince minutos de silencio para proponernos vivir ese día con alegría y respeto hacia los demás y hacia nosotros mismos.

Daniel Bueno. Secretario general de CC OO

1. Limitación de las donaciones a partidos. Una nueva ley de financiación de los partidos políticos, con el objetivo de limitar las aportaciones económicas privadas y permitir un control ciudadano de las mismas.

2. Más penas, más control. Endurecimiento de las penas relacionadas con la mala gestión de las arcas públicas y el fraude fiscal, y fortalecimiento de los mecanismos de inspección y control.

3. Ley de buen gobierno. Promulgación de una ley de transparencia y buen gobierno, que incluya mecanismos de control por parte de la ciudadanía de la gestión publica en todas las administraciones.

4. Proporcionalidad en las urnas. Reformulación de las relaciones entre partidos y representantes con sus representados, modificando el sistema electoral para permitir listas abiertas o semiabiertas y una mayor proporcionalidad.

5. Consulta directa vinculante. Establecimiento de vías de consulta directa o referéndum por iniciativa ciudadana, con fuerza vinculante, y rebaja de los requisitos para la Iniciativa Legislativa Popular, también en las autonomías.

Juan Ramón Calero. Abogado del Estado

1. Distritos uninominales. Reforma de la Ley Electoral para establecer distritos uninominales. La cuarta parte del Congreso, elegida en distrito de ámbito estatal, con sistema proporcional.

2. Devolución de competencias al Estado. Recuperación por el Estado de las competencias de control y revisión en urbanismo, ordenación del territorio, contratación administrativa y subvenciones.

3. Cuerpo nacional de interventores. Los interventores de todas las administraciones públicas habrán de integrarse en un único cuerpo nacional, y serán inamovibles en sus destinos.

4. Devolución del beneficio ilícito. Los delitos cometidos por un político o personal de confianza prescribirán a los 20 años. La responsabilidad civil (la obligación de devolver aquello en lo que se hubieren beneficiado), será imprescriptible.

5. Sueldos según el IRPF. La retribución será objetiva, transparente, y nunca superará la cantidad actualizada de ingresos por rendimiento por trabajo personal reconocida en la última declaración de IRPF.

Pedro Cano. Pintor

1. Adelgazamiento de la Administración. El aparato administrativo sigue siendo inmenso, tanto que, de hecho, ha dejado de funcionar.

2. Prioridad absoluta a la educación. Ésta debe ser la tarea más urgente, pues de la educación depende nuestro futuro. Es la mejor arma que una sociedad puede darse, entre otras cosas para prevenir conductas indecentes en la gestión pública.

3. Imputados fuera de las listas. Ninguna candidatura electoral debería incluir a imputados.

4. Supresión del aforamiento. Los políticos no deben gozar de la inmunidad que ahora les favorece. La Justicia ha de ser igual para todos.

5. Más agilidad de la Justicia. Los procesos se eternizan, lo que contribuye a enmarañar la vida pública. Hay gente que se muere sin que le haya dado tiempo a resolver sus problemas con los tribunales.

Soledad Díaz. Presidenta de Hostemur (empresarios de hostelería y turismo)

1. Uso ejemplar del dinero público. La medida requiere un castigo severo y rápido para quien la incumpla, y evitará posibles desvíos y tentaciones.

2. Listas abiertas. Es la forma más democrática e higiénica de elegir a los representantes públicos.

3. Exigencia de formación a los políticos. Se debe exigir una formación profesional a los responsables públicos. La politica debe ser una etapa más en la vida activa.

4. Limitación de mandatos. Por ley, un máximo de dos legislaturas. La existencia prolongada en los cargos provoca servidumbre, que para nada favorece una buena gestión.

5. Mayor control del gasto de los partidos. Transparencia absoluta en lo referente a la financiación de los partidos politicos. Un órgano especifico que controle y justifique la actividad y los gastos.

Enrique Egea. Director de la Escuela de Negocios (ENAE)

1. Delimitación de responsabilidades. Establecimiento claro mediante ley de la responsabilidad civil y penal en el manejo de los fondos públicos, ajustándose a lo dispuesto en ellos.

2. Control de gastos e ingresos. Establecimiento claro mediante ley de la responsabilidad civil y penal de los interventores en los incumplimientos de sus obligaciones sobre el debido control de los ingresos y los gastos.

3. Control de la política fiscal. Establecimiento de un órgano independiente que evalúe la política fiscal a nivel nacional ¿y autonómico?

4. Menos políticos. Establecimiento del cumplimiento de un mínimo de información para asegurar la transparencia en la información adecuada para evaluar las actuaciones de las instituciones. Menor número de políticos.

5. Currículo profesional. Listas abiertas en las elecciones y currículo político y profesional de los políticos. Justificación adecuada de las variaciones patrimoniales de los políticos entre la entrada y la salida de la política.

Clemente García. Exalcalde de Murcia y abogado

1. Implantar reglas preventivas dentro de los partidos. Los códigos de buenas prácticas, los decálogos deontológicos, deben incorporar rigor en la conducta de sus asociados, y establecer procesos para prevenir y también para sancionar con inmediatez.

2. Transparencia hasta el final. Ocultar información, encubrirla, se rechaza por la ciudadanía. La impunidad escandaliza y se concluye en la inutilidad de partidos y organizaciones para perseguir a los irresponsables.

3. Candidatos bien formados. La política no puede servir de refugio a personas que carecen de formación adecuada y mínima, y menos aún sin empleo al que regresar después del mandato.

4. Limitación de mandatos y reducción de instituciones. Puede contribuir a que las conductas no caigan en tentaciones. La limitación de tiempo puede ser fórmula básica para la dedicación plena.

5. El mismo sueldo que en su profesión. Las retribuciones del político han de ser iguales a las que percibía en el ejercicio de su profesión, salvo en lo atinente a gastos de representación.

Juan José García Escribano. Profesor de Sociología y Ciencias Políticas

1. Transparencia asegurada por ley. Obligatoriedad de una total y absoluta transparencia en las cuentas de los partidos, con la posibilidad de acceso a las mismas por parte de cualquier ciudadano. Prohibición de condonación de deudas a los partidos políticos.

2. Inhabilitación perpetua. Eliminación de la condición de aforados que tienen algunos políticos, y no prescripción de los delitos de corrupción. Inhabilitación perpetua para cargos públicos, y sin posibilidad de indultos, a condenados por delitos de corrupción, obligándoles a devolver el dinero percibido de forma fraudulenta.

3. Listas desbloqueadas. Reforma del sistema electoral en favor de las listas desbloqueadas y de una mayor proporcionalidad.

4. Limitación de mandatos. Hay que ejercer la política con profesionalidad, pero la política no es una profesión. Limitación por ley de mandatos en todos los cargos institucionales de carácter político.

5. Políticos a tiempo completo. Establecimiento de un régimen de incompatibilidades pleno, impidiendo la percepción de cualquier otra remuneración adicional.

María José Catalán. Decana del Colegio Oficial de Psicólogos

1. Transmitir un mensaje positivo. Nos hemos acostumbrado a ser bombardeados por los aspectos negativos de lo que nos rodea; pero son muchas más las cosas positivas que pasan en nuestro entorno.

2. Asunción de responsabilidad. Cada ciudadano tiene su parte de responsabilidad en la vida pública. No podemos delegar siempre en los políticos. Culpar a los que están lejos de uno no produce cambios.

3. Más asociacionismo. Es la mejor forma de vertebrar los esfuerzos de todos. Vivimos centrados en lo individual y debe fomentarse la participación comunitaria. La intervención en lo público desde la base fomenta el sentimiento de democracia.

4. Educación en el respeto. Desde las primeras etapas formativas y desde todos los ámbitos hay que educar en el respeto, hacia el otro, en el respeto hacia lo contrario.

5. Vigilancia del buen desempeño. Velar por su aplicación a todos los niveles, empezando por el propio. Educar en ese marco común, donde el engaño y la corrupción no tengan cabida y donde no se mire para otro lado ante las conductas que perjudican al bien general.

José Antonio Cobacho. Rector de la UMU

1. Agilización de las causas por corrupción. Reforma de la legislación para que los casos de corrupción se sustancien con mayor rapidez. La alarma social que generan merece una respuesta rápida, lo que no está reñido con el respeto de las garantías constitucionales.

2. Más penas por prevaricación y cohecho. Endurecimiento de las penas por prevaricación y cohecho, para que quien se coloque al margen de la ley sepa que las consecuencias serán inflexibles.

3. Mayor control de las cuentas. Fiscalización más rápida de las cuentas de instituciones y partidos. Un informe fiscalizador que se produce 5 ó 6 años después no puede tener los efectos deseables.

4. Listas abiertas. Reforma del sistema electoral para dar paso a las listas abiertas. No es de recibo que se facilite al votante una lista cerrada y bloqueada en la que no ha tenido nada que decir.

5. Responsabilidad civil subsidiaria.Implantarla para los partidos por los hechos que, en el ejercicio de sus funciones, cometan las personas designadas por ellos para ocupar cargos públicos.

Miguel del Toro. Presidente de la patronal CROEM

1. Límite de mandatos a dos legislaturas. Ocho años son más que suficientes para desarrollar un programa de gobierno, y ese límite debería estar ya fijado por ley.

2. Menos partitocracia. Reforma de la Ley Electoral para que haya listas abiertas. La sociedad no tiene ahora más remedio que elegir entre lo que presentan los partidos.

3. Control del gasto de cada euro. Reforma de la Ley de Partidos para que haya más transparencia y control en su financiación. La confianza en los representantes políticos aumentaría si se justificase con transparencia cada euro.

4. Adelgazamiento de la Administración. Reducción de ayuntamientos, diputaciones, mancomunidades, autonomías y Estado. Los esfuerzos exigidos a los ciudadanos tendrían que haber sido precedidos por una reforma mucho más amplia de las administraciones públicas.

5. La Justicia, más alejada de la política. Reforma de la Administración de Justicia, dotándola de agilidad y cercanía al ciudadano en igualdad de condiciones. La Justicia tiene que estar más cerca de la sociedad y más alejada de la política.

María Teodora Guillén. Presidenta de AJE (Asociación de Jóvenes Empresarios) de Cartagena

1. Dirigentes con perfil empresarial. Dirigir un país o un ayuntamiento es similar a dirigir una empresa. Deben ser expertos en gestión empresarial.

2. Diversidad generacional. Que entre los altos cargos se mezclen la experiencia y la juventud. Debería haber un equilibrio entre ambas.

3. Más innovación. Invertir en investigación, desarrollo e innovación es hacerlo en trabajo, futuro y riqueza.

4. Actitud positiva de los dirigentes. Deben estar dispuestos a trabajar por el bien común, por el conjunto de la sociedad, sin buscar el interés propio. Debe dar igual el color.

5. Líderes sin tacha. Los que lleguen al poder, que tengan una reputación intachable, que no estén o hayan estado involucrados en escándalos de corrupción; en definitiva, que se cuide su imagen.

Patricio Hernández. Presidente de Foro Ciudadano

1. Regular la separación de los poderes económico y político. Garantizaría la independencia de la esfera democrática y evitaría su condicionamiento por los intereses económicos, con un riguroso régimen de incompatibilidades y prohibición de donaciones corporativas.

2. Impulsar legalmente la democracia participativa. Desde los Presupuestos Participativos, a las consultas populares, consejos de participación, iniciativa ciudadana, participación y acceso a los medios públicos de comunicación...

3. Cambio de la Ley Electoral. Objetivo: asegurar la igualdad de todos los votos, listas abiertas, limitación de mandatos, igualdad de medios en las campañas electorales, representación de las minorías, control externo del cumplimiento de los programas...

4. Cambio de la ley de partidos. Que haga obligatoria la democracia interna, con primarias para la elección de candidatos y rendición de cuentas de los electos.

5. Ley de transparencia. Que ponga toda la información a disposición general, e incluya todas la instituciones y organizaciones que reciben recursos públicos.

Antonio Jiménez. Secretario General de la UGT

1. Sancionar los incumplimientos electorales. Es necesario acabar con las estafas electorales que sufrimos. Depurar responsabilidades por los incumplimientos obligaría a asumir el programa como un contrato con la ciudadanía.

2. Reformar la ley de referéndum. Son necesarias mayores dosis de democracia directa, para que los políticos se encuentren más fiscalizados. Potenciar la Iniciativa Legislativa Popular y referéndum vinculantes.

3. Menos políticos en la Administración. La proliferación descarada de puestos de designación en la Administración favorece la mediocridad y el nepotismo. Muchos puestos de alto nivel deberían estar profesionalizados y ocupados por empleados públicos.

4. Reformar las instituciones de control. Para reforzar su independencia y una gestión eficaz y rápida (Tribunal de Cuentas, Banco de España, Tribunal Constitucional, Defensor del Pueblo...).

5. Más pena y privación del derecho al indulto. La gravedad que revisten los casos de corrupción justifica endurecer las penas; deberían estar excluidos del indulto.

Fernando Jiménez. Profesor de Ciencia Política en la UMU

1. Gobierno abierto. Consagrar el derecho de acceso a la información pública como un derecho fundamental y desarrollar un plan estratégico de Gobierno abierto. El objetivo es garantizar la transparencia de nuestras instituciones públicas, partidos políticos y Casa Real incluidos.

2. Despolitización de la Justicia. Profunda reforma de la Justicia para garantizar su eficacia. Despolitizar los órganos superiores del poder judicial, dotar de recursos suficientes a los jueces y fiscales, y agilizar los procesos.

3. Garantía de democracia interna. Para asegurar su democracia interna y la transparencia en su financiación; esto, mediante un órgano supervisor independiente.

4. Fuera las listas cerradas. Reestructuración del sistema electoral, para acabar con las listas cerradas y bloqueadas, y asegurar más proporcionalidad y menos barreras para nuevos partidos.

5. Control externo de las administraciones. Despolitización de las administraciones e implantación de un control externo efectivo. Evitar que los partidos usen las administraciones como botín.

Joaquín Longinos Marín Rives. Director de la Cátedra de Responsabilidad Social Corporativa (RSC)de la UMU

1. Auditoría de eficiencia. Se evaluarían tanto la eficacia en la consecución de objetivos como la eficiencia, analizando los recursos que se han utilizado para alcanzarlos.

2. Creación de una unidad de denuncia. Permitiría denunciar de forma anónima, fácil y rápida corruptelas, amiguismos, ineficiencias manifiestas, despilfarro, falta de transparencia.

3. Informe anual obligatorio de transparencia. Que cada administración elabore un informe sobre transparencia y RSC, que incluya todas las percepciones (comidas, dietas, viajes…). Las facturas escaneadas, en subcarpetas a las que cualquiera accede por web.

4. Criterios de acceso a la política. Para que puedan gobernar los mejores, listas abiertas. A partir de un nivel, los políticos deberán acreditar, con su experiencia profesional previa y su formación, estar capacitados para desempeñar el cargo al que acceden. Mínimo 5 años de experiencia previa.

5. Que cada político elija a sus jefes de servicio. Cada cargo público debería poder elegir su equipo y a los funcionarios con los que considere que podrá lograr los objetivos planteados.

Rubén Martínez. Presidente de Ciudadanos para el Progreso

1. Tiempo limitado en el cargo. Ningún cargo público permanecerá en su cargo más de ocho añoso dos legislaturas. En el caso del Ejecutivo, no se podrá mantener el mismo puesto aunque sí otro de superior rango.

2. Currículo mínimo necesario. Para poder ser elegible o ser representante público, debe poseerse un mínimo currículo académico y/o profesional determinado, con un mínimo de 5 años de experiencia en puestos directivos o similares, del ámbito público o privado.

3. Independencia del poder judicial. Los órganos del poder judicial deben desligarse de los partidos políticos. Los miembros de los órganos judiciales deben ser elegidos entre los propios jueces.

4. Fin de los privilegios a los políticos. El régimen laboral de un político debería estar igualado con el de cualquier trabajador en remuneración, cotización, consolidación de derechos y dádivas. Debería suspenderse de cotización el periodo en que uno es cargo público.

5. Penas más severas por 'poner el cazo'. Ampliar los ámbitos de los delitos, con más penalidad para los relacionados con 'poner el cazo', y que éstos no prescriban.

Juan Martínez Moya. Presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ)

1. Más medios. Es necesario agilizar los procesos judiciales en casos de corrupción para que la actividad pública pueda recomponerse con celeridad, por lo que se hace imprescindible dotar de más medios a la Administración de Justicia.

2. Independencia judicial. Se debe reforzar las garantías de independencia de todos los miembros del Poder Judicial y de sus órganos de gobierno.

3. Sin privilegios para cargos públicos. Supresión de aforamientos, en caso del enjuiciamiento de actividades ajenas al cargo; y que se contemple la posibilidad de suspensión de funciones de cargos públicos por los órganos judiciales si concurren indicios objetivos que sustenten la responsabilidad criminal.

4. Mayor fiscalización de cuentas. Más control de las cuentas públicas, con una revisión preventiva, y no solo posterior, de cuentas por parte de los órganos de intervención de las administraciones públicas y el Tribunal de Cuentas.

5. Código de Ética Pública. Deben establecerse, con vinculación necesaria para funcionarios y cargos públicos, códigos de ética pública; y crear comisiones de ética en las distintas administraciones.

Antonia Martínez. Catedrática de Ciencia Política (UMU)

1. Creación de un Consejo de Ciudadanos. Estará formado por 10 miembros elegidos por sorteo y para un año. Existirán en todos los niveles y en todas las instituciones financiadas por recursos públicos. Vigilará las finanzas de quienes ostenten puestos de representación, pero también a los responsables de universidades, partidos y sindicatos.

2. Mandato revocatorio. En todos los niveles de elección de cargos públicos (incluidos rectores), para que los ciudadanos puedan destituir a los representantes a mitad de mandato.

3. Presupuestos participativos. En todos los niveles de gobierno. Obligatorios y no dependientes de la voluntad del político.

4. Publicidad a las subvenciones. Obligatoriedad de que partidos y sindicatos publiciten el monto de las subvenciones recibidas, de las personas que trabajan en ellas y de los contratos que realizan.

5. Sanciones políticas. Para los cargos electos por votación que hayan tomado decisiones fuertemente perjudiciales para la colectividad. No podrán volver a ocupar un puesto en el que se gestionen recursos públicos.

José Méndez. Exalcalde de Murcia

1. Candidatos por libre y segunda vuelta. Modificación de la Ley Electoral, con circunscripciones en las que se presenten los candidatos que quieran, no solo los que pone el partido (modelo británico). Posibilidad de una segunda vuelta, como en el modelo francés, donde el que obtiene la mayoría se lleva el escaño.

2. Votación secreta de cargos por afiliados y simpatizantes. Los cargos serán elegidos en votación secreta por afiliados y simpatizantes. Se modificará la financiación de los partidos para admitir las donaciones, si se sabe quién las hace.

3. Supresión de ayuntamientos. Supresión del Senado, las diputaciones y muchos ayuntamientos. Reducción del número de diputados regionales y concejales. (Ejemplo: en el Ayuntamiento de Murcia bastan 20 ediles, 6 con dedicación exclusiva y 1 más por grupo político).

4. Imputados fuera. Separación inmediata de los cargos públicos para los políticos imputados.

5. Transparencia absoluta. Ley de transparencia absoluta de la actividad político-administrativa, salvo en los casos del secreto de defensa y judicial. En los gobiernos regionales y locales no hay secreto para los ciudadanos.

Manuel Molina Boix. Jefe de Medicina Interna de La Arrixaca

1. Atraer a los más preparados a la política. Serían necesarias retribuciones dignas, para evitar competir con el sector privado. Los dirigentes intermedios podrían surgir de escuelas de administración pública, semejantes a las francesas.

2. Publicidad para sueldos y cuentas. Con suficientes mecanismos de control para evitar desviaciones. Que fueran públicos sueldos, declaraciones de renta y cuentas. Con promoción a los puestos de responsabilidad en función de la valía personal.

3. Regular el Estado de las autonomías, para evitar duplicidades costosas e innecesarias. Potenciar e independizar la Administración de Justicia, elemento esencial para todo el entramado.

4. No al 'no'por sistema. Evitar oponerse por sistema a las propuestas de quienes militan en formaciones contrarias. Alguna cosa sensata dirán los otros aunque no formen parte de nuestro grupo. Esto es percibido como una lacra.

5. Mayor acceso a nuestros representantes. Ya sea mediante listas abiertas o con cambios en la ley. Que nos sintamos partícipes y no forofos seguidores acríticos.

Isabel Montoya. Presidenta del Colegio Oficial de Médicos

1. Más control del gasto público. Hemos de cambiar la cultura extendida según la cual lo público no se considera propio. La gestión de los recursos de todos ha de reunir garantías de transparencia y eficiencia.

2. Apartar a cualquier imputado en un proceso de corrupción. No hemos de esperar a que los tribunales se pronuncien, pues, pese a la presunción de inocencia, cualquier acto realizado mientras dura el proceso judicial está bajo sospecha.

3. Límite de los mandatos. Un periodo limitado de años es suficiente para desarrollar proyectos que aseguren la equidad en las prestaciones básicas.

4. Menos políticos y asesores. Han de ser los funcionarios y técnicos los que, con datos y el mejor criterio profesional, orienten la toma de decisiones. La figura del funcionario no fue creada para asegurarle un puesto fijo de trabajo, sino para aportar a las decisiones un valor técnico y ajustado a ley.

5. Portal de comunicación al ciudadano. Elaboración de esta ley incorporando un portal de comunicación al ciudadano, para consultar cualquier información que competa a todas las administraciones.

César Oliva. Catedrático de Teatrode la UMU

1. Listas abiertas. Una reforma del sistema electoral, que está hecho a medida de los partidos mayoritarios, para dar voz y voto a otras sensibilidades. La ley debe propiciar listas abiertas, con el fin de que el ciudadano vote a quien sepa que tiene aptitudes, y no a quienes digan los partidos.

2. Justicia más rápida y ejemplar. Acortar los plazos que la Justicia tiene para procesar a todo aquel que lo merezca, para que no se eternicen los procesos y la gente vea cómo se depuran responsabilidades.

3. Ley de Transparencia. Hacer efectiva una ley de Transparencia que no deje fuera a partidos ni sindicatos.

4. Consultas populares. Acercar la política local a la ciudadanía, de manera que se puedan elaborar consultas populares de verdad, sin el exclusivo valor del voto, y la gente tenga la seguridad de que su opinión se tiene en cuenta.

5. Regulación de las empresas públicas. Supresión del Senado y reducción de cargos públicos, además de regular las sociedades públicas, que no son más que un invento para enchufar a afiliados y deudos.

Asunción Ortega. Directora de zona de Renta4banco

1. Listas abiertas. Deberían incorporarse las listas abiertas, y los escaños deberían mantener más proporcionalidad según los votos.

2. Supresión de subvenciones a partidos y sindicatos.Debe existir transparencia en las donaciones de empresas y particulares, con obligación de comunic ación, independientemente del importe. Eliminación de las subvenciones a partidos y sindicatos.

3. Poner fin a las duplicidades. Es imprescindible acabar con la duplicidad entre administraciones. Debe haber una redefinición clara de competencias. La descentralización ha resultado ineficiente en muchos ámbitos y ha proporcionado un poder inaceptable a los partidos.

4. Responsabilidad penal para los corruptos. No se puede ser tolerante con el delito, y para ello las leyes han de ser firmes y contundentes, y la Justicia, ágil y efectiva. El ciudadano honrado debe sentir el amparo del Estado de Derecho.

5. Organismos de control independientes. La Administración deber someterse a inspecciones rigurosas, que realmente valoren la eficiencia en la gestión y permitan eliminar lo que no funciona.

Andrés Ortuño. Decano del Colegio Oficial de Ingenieros

1. Listas abiertas en las elecciones. Conseguir que se vote a la persona, no al partido.

2. Duración máxima en los cargos públicos de dos legislaturas. La primera, para situarse y buscar la reelección; y la segunda, para hacer lo que hay que hacer, aunque no sea popular.

3. Circunscripciones electorales más pequeñas. Así el político elegido deberá obediencia a sus votantes, no a sus jefes en su partido político.

4. Experiencia previa al cargo público. Exigir no solo haber cotizado a la Seguridad Social, sino incluso haber trabajado en el sector privado para poder presentarse en unas listas electorales.

5. Sueldos con incentivos según objetivos. Que los sueldos de los políticos incluyan una parte variable vinculada a indicadores macroeconómicos como la disminución del paro, el control del déficit o el aumento del PIB.

José Pardo Geijo. Abogado

1. Rehabilitación de la Filosofía. Recuperar la educación perdida, conscientes de que es tarea ardua, de consecución difícil y desde luego muy lenta. La falta de educación coexiste hoy tanto en las altas como en las bajas esferas. Lejos de arrumbarla, como parece pretenderse, hay que rehabilitar la Filosofía. La Ética resulta imprescindible.

2. Restablecimiento de la división de poderes. Con la esperanza de alguna innovación, hay que restablecer la división de poderes de Montesquieu (1748). Hay que deshacer la tela de araña tejida hoy entre los tres poderes con ese nuevo material diez veces más fuerte que el acero.

3. Superar el bipartidismo. Hay que superar el bipartidismo. Listas abiertas. Jueces y fiscales deben entrar por distintas puertas. El juez debe ser el fiel de la balanza.

4. Medios de comunicación. Como cuarto poder, cabe decir lo mismo de la tela de araña.

5. Una ley contra la usura. Regreso del vigor de la 'ley Azcárate' contra la usura o promulgación de otra. No cabe permitir el cobro hasta el respiro de quien obtiene suficientes beneficios al negociar con dinero ajeno mientras lo guarda.

Jorge Pastor. Empresario

1. Eliminación de la ley d'Hondt. Hay que perseguir hasta conseguirlo el cumplimiento del principio 'un español, un voto', para lo que se hace necesario acabar con la aplicación del sistema conocido como 'ley d'Hondt.

2. Las cuentas, claras. Debe promulgarse una ley de financiación de los partidos que sea real y transparente, no ficticia e hipócrita.

3. Independencia judicial. España necesita un poder judicial independiente: los nombramientos del presidente, fiscal general del Estado y otros no pueden estar dirigidos al servicio del Gobierno.

4. Reforma del sistema de indultos. Los indultos, a través del pueblo soberano. La posibilidad que la ley da al Consejo de Ministros de indultar bajo su criterio, últimamente con decisiones injustas y muy dolorosas, debería hacerles recapacitar y pedir perdón.

5. Una vacuna contra la falta de honestidad. Las listas electorales deben ser abiertas. (Aunque lo ideal sería descubrir una vacuna contra la falta de honestidad y ser obligatorio vacunarse para todas las personas que quieran dedicarse a la política).

Javier Peña. Arquitecto

1. Disolución del Senado y listas abiertas al Congreso. Supresión del Senado y listas abiertas con circunscripción única nacional para el Congreso de los Diputados, con proporcionalidad directa en el reparto de escaños.

2. Referendum vinculantes a la vez que las elecciones. Consultas, específicas y vinculantes, para los temas de Estado, aprovechando las diferentes elecciones. Ya que vamos... votamos.

3. Separación real de poderes. Poder Judicial: jueces y fiscales con cargos representativos, elegidos por la ciudadanía. Poder Legislativo: comisiones de investigación abiertas, en directo y dirigidas/participadas por ciudadanos. Poder Ejecutivo: compromiso notarial del programa.

4. Supresión de administraciones. Eliminación de las diputaciones, reducción al 90% de las autonomías, eliminar la potestad urbanística de los ayuntamientos.

5. Carné por puntos. Retirada de puntos a los partidos de los implicados en fallos judiciales, y con consecuencias a futuros: desde la pérdida de capacidad de obtener fondos públicos a la imposibilidad legal de presentarse a las elecciones.

Juanjo Pina. Integrante 15M

1. Democracia Directa. Un concejal o un diputado debería ser solo un señor que sube la información que recibe en la Cámara a un sistema (una 'red social política') donde quienes quieran participar deciden si ese concejal votará 'sí' o 'no'.

2. Lucha contra la brecha digital. Cuanta más gente tiene una red, mayor es el valor de la red. Hacer llegar todo lo que la red ofrece al máximo posible de gente es capital, porque es la red la mejor herramienta para sanear la vida pública.

3. Regeneración económica a base de industria de pequeña escala. Podemos fomentar experimentos de autogestión (Open Source Ecology, googleadlo) y fabricar aquí todo tipo de cosas (Impresión 3D), o generar toda una pequeña industria automovilística (Wikispeed).

4. Integración del valor inmigrante. Tenemos una cantidad tremenda de inmigrantes bien formados que son un activo valiosísimo desaprovechado.

5. Devolucionismo. Lbre acceso para el conocimiento. 'Devolucionismo' es la defensa de la progresiva reducción del tiempo de explotación de patentes, derechos de autor y otras formas de propiedad intelectual.

Alicia Poza. Comisión 8 de Marzo

1. Listas abiertas y sistema proporcional. La actual Ley Electoral es injusta puesto que no se corresponde el número de votos con el número de escaños de cada partido. Sistema proporcional y listas electorales abiertas.

2. Limitación de los mandatos. La permanencia en los cargos públicos debe ser limitada. Incompatibilidad de cargos públicos con puestos en empresas privadas relacionadas con el ejercicio del cargo.

3. Registro público de subvenciones. Creación de un registro público de todas las subvenciones concedidas, sin excepciones, con sus cantidades y referencia nominativa. Máxima transparencia de las administraciones públicas. Y acceso general a la información de todas las cuentas, decisiones y actividades.

4. Fiscalización de las cuentas. Regulación, fiscalización y transparencia en todo lo relacionado con la financiación de los partidos políticos

5. Democracia participativa. Creación de cauces y mecanismos eficaces de democracia participativa, para que la ciudadanía colabore en la toma de decisiones y en el control y mejora de los servicios públicos.

Javier Prior. Investigador de la UPCT

1. Listas abiertas. Los electores debemos exigir y comprobar la honradez, capacidad intelectual y valía de los políticos que nos representan. Esto pasa inevitablemente por exigir listas abiertas.

2. Separación de poderes. Ya contemplada pero aparentemente no respetada. El poder judicial tiene que despertar de su letargo y luchar por su independencia. Solo recuperará su prestigio y dignidad si persigue, juzga y condena a la clase política y económica que nos ha llevado a esta situación.

3. Ley de transparencia de las cuentas. Debe aplicarse también a las entidades y empresas que reciban dinero público. Ninguno de los partidos ha tenido interés en aprobar una verdadera ley de transparencia.

4. Reacción contundente de la sociedad. No podemos mirar hacia otro lado ante ningún caso de corrupción. Debemos evitar la polarización en términos de derecha e izquierda.

5. Limitar el periodo de mandato de los políticos. Máximo de ocho años o dos legislaturas en un puesto político.

Antonio Reverte. Presidente del Consejo Econó-mico y Social (CES)

1. Reforma estructural de la Administración. Debe ser consensuada y que lleve a reforzar la transparencia de gestión y la información pública a nivel estatal, y al control y la rendición de cuentas detallada, como barrera ante la impunidad.

2. Elección directa de candidatos por los militantes. Democratización de las organizaciones políticas mediante el sufragio directo de los militantes para elegir sus cargos institucionales; regulación de su financiación y de un control externo, adicional al Tribunal de Cuentas.

3. Desbloqueo de listas. Desbloquear las listas cerradas al Congreso, con elección directa por circunscripciones, haría que los representantes dieran cuenta de su gestión, lo que favorecería la participación ciudadana.

4. Limitación de mandatos. Acotar los mandatos de cargos públicos, evitar la acumulación en una persona y, en caso contrario, un único sueldo. Política es servicio a la sociedad, no profesión liberal.

5. Por internet. Nombramientos en instituciones sin obedecer a cupos de asociaciones u organizaciones. Eso ayudaría a difundir las deliberaciones por internet.

Pedro Luis Ripoll. Traumatólogo

1. Reforma del Tribunal de Cuentas. Modernización y dotación presupuestaria para aumentar su tasa de actividad de manera efectiva. Para ser candidato al tribunal bastará con la firma de 50 diputados o la acción popular (firmas). Deberá ser elegido por los votos de al menos tres quintos del Parlamento. Elección del fiscal del tribunal por al menos tres quintos del Parlamento entre los miembros de la carrera fiscal. Incompatibilidad con la actividad política, pasada o presente.

2. Prioridad a causas de corrupción. Tramitación urgente y preferente de los casos de corrupción. Los miembros del Consejo del Poder Judicial deberán ser elegidos solo entre integrantes de la carrera judical.

3. Fiscales sin dependencia política. Abolición de la estructura jerárquica de la carrera fiscal. El fiscal general del Estado deberá ser nombrado y cesado por al menos tres quintos del Parlamento.

4. Políticos sin aforamiento. Supresión del aforamiento, excepto para los delitos conocidos como de opinión. Listas electorales abiertas.

5. Limitación de mandatos. Para presidentes y alcaldes, acotación de los mandatos a dos periodos de 4 años.

Nacho Ruiz. Galerista T20

1. Limitación de mandatos. No más de dos legislaturas (8 años). Por una parte se evita la profesionalización y, por otra, el hecho de que el que venga después pueda fiscalizar las acciones debe ser un acicate.

2. Listas abiertas. Circunstancias como la llegada a la alcaldía de Ana Botella no es que no favorezcan al PP: es que generan una imagen nefasta del sistema.

3. Supresión del aforamiento. Ese sería un gesto valiente que evitaría parte del rechazo que provoca la clase política, a la que consideramos privilegiada judicialmente.

4. Nueva ley de financiación de los partidos. Y una fiscalización real: desde 2007 no se ha llevado a cabo un control eficaz de las cuentas de los partidos, ya que la ley actual lo dificulta. A la luz del 'caso Bárcenas' no es importante: es urgente.

5. Menos políticos: desaparición de las diputaciones, adelgazamiento de las comunidades autónomas y reducción de plantilla en ayuntamientos. Es decir, ahorro mediante la optimización.

Aaron Saez. Cantautor (grupo Varry Brava)

1. Toma de decisiones por los ciudadanos. Gracias a las nuevas tecnologías es posible votar a pequeña escala (calles, barrios...) de una manera rápida y eficaz muchas cuestiones de la vida diaria en la que decidir sin necesidad de políticos.

2. Especialistas en política. Los políticos deberían ser profesionales en las materias y cargos que ocupan. De esta forma, los concejales y los ministros de cada área sabrían de qué hablan y conocerían aquello sobre lo que toman decisiones, y no serían meros portavoces.

3. Dación en pago y regulación del precio de la vivienda. Implantación completa y sin cláusulas de la dación en pago y una regulación extrema de los precios de la vivienda; es inmoral que tener casa cueste toda una vida de trabajo.

4. Que los partidos denuncien a sus corruptos. No basta con apartar a alguien de un cargo o de su actividad política; si alguien roba, hay que denunciarlo.

5. Menos políticos, y sin sueldo. Al menos, hasta llegar a un nivel de dedicación que les impida tener otro empleo, y quien tenga vocación real de servicio público, que la ejerza. Así, bajamos de paso el número de políticos.

Mariano Sánchez. Arquitecto y capitán del FC Cartagena

1. Modelo privado para la gestión pública. Los organismos públicos deben funcionar como empresas solventes y transparentes. Que no fallen más los mecanismos de control.

2. Políticos profesionales. Que los que tengan responsabilidades públicas sean personas preparadas y bien pagadas. No se entiende que un alcalde gane más que un presidente del Gobierno.

3. Aplicar el sentido común. Hay que olvidarse de los colores de cada formación política para que no se repitan episodios como los de Cataluña y el País Vasco, que dañan a nuestra democracia.

4. Que los delitos no queden impunes. En los últimos 20 años la corrupción ha sido generalizada en todos los ámbitos de la política española. Hay que perseguir a los culpables y que en el extranjero vuelvan a recuperar la confianza en España.

5. Reacción ciudadana. El inmovilismo nos mata y el pesimismo solo conduce a más pesimismo. Hay que formarse y crear nuevos negocios. Buscar nuevos retos e incluso no tener miedo a salir a trabajar fuera de España.

Javier Sierra. Decano de Ciencias Políticas

1. Renuncia a los privilegios. Los ciudadanos echan de menos que haya gestos. Si los hay, no se ven y, si no se ven, no los hay. Renunciar a cosas que se observan como privilegios sería un primer paso.

2. Publicación de gastos en internet. Con una doble función de prevención y recuperación de la confianza. Que se pueda conocer en qué y a través de quién se gasta cada euro las administraciones y partidos publicándolo en sus páginas web.

3. Participación en las listas. Democratizar la confección de listas de los partidos, y que en el proceso puedan aspirar a participar simpatizantes o ciudadanos corrientes.

4. Reactivar la sociedad civil. Fomentar un tejido asociativo cuya relación con las autoridades no se limite a la financiación de las actividades de las organizaciones, sino que participen en su diseño.

5. Adecuación de los sueldos. Que sean ellos mismos los que se autocontengan, pero que atajen situaciones de sueldos exagerados que hacen prejuzgar a todos los políticos por igual. La racionalidad podría venir del salario como media de los últimos 5 años trabajados, con límites máximos y mínimos, y compensando con un justiprecio la actividad.

Ana María Tomás. Escritora

1. Que lo devuelvan. Establecer y ejecutar medidas ejemplarizantes a quienes se apropien de dinero público, confiscándoles bienes e impidiendo que puedan disfrutar del dinero robado.

2. Un trabajo remunerado como condición. Que para acceder a la política sea condición 'sine qua non' tener un trabajo remunerado, lo que evitaría que se entrara en política como medio de sustento (o de enriquecimiento).

3. O política o empresa. Que nadie que haya tenido un alto cargo pueda ser fichado por empresas con las que ha estado relacionado durante su mandato. Es una vergüenza comprobar cómo se han preparado algunos su 'futuro'.

4. Sistema proporcional. Modificar el sistema D'Hont para que todos los votos valgan igual y los resultados sean proporcionales, de manera que los diputados electos de los partidos lo estén con el mismo número de votos. Esta ley es injusta y proporciona el posible chantaje en el Congreso de los nacionalistas.

5. Listas abiertas dentro de los partidos. El ciudadano votaría al candidato que considere más válido, y no al que el partido le imponga por antigüedad o intereses.

Tomás Zamora. Empresario

1. Educación en valores. Es necesaria una regeneración moral y ética de la sociedad. Educar en valores de solidaridad, honradez, valoración del conocimiento y no del dinero. Con esto sobrarían el resto de las propuestas.

2. Separación efectiva de poderes. Deben perfeccionarse las instituciones y estructuras del Estado, ser más participativas, transparentes y con controles independientes. Separación efectiva de poderes, sin reproducir los esquemas de representación política

3. Presupuestos participativos. La participación ciudadana en las administraciones locales podría, a través de los conocidos como presupuestos participativos, imprimir prioridades en la elaboración y rigor en el control.

4. Limitación de mandatos. Limitar el número de renovaciones de los mandatos, en las instituciones políticas y sociales.

5. Listas abiertas. En democracia el voto ciudadano es el mayor valor de la persona, por lo que no lo podemos convertir -por la aplicación de listas cerradas- en un sistema cautivo.

Juan Antonio de Heras. Decano del Colegio de Periodistas.

1. Reforma del sistema electoral. Mejorar la proporcionalidad entre votos y escaños obtenidos e introducir listas abiertas que limiten la partitocracia.

2. Reforma de la Justicia. Agilizar trámites y cambiar el sistema de nombramiento de los miembros del Poder Judicial, el Constitucional y la Fiscalía.

3. Financiación de los partidos. Hacer pública la identidad de quienes hagan donaciones e impedir la condonación de deudas por los bancos.

4. Mejoras en el Tribunal de Cuentas. Sus informes no pueden emitirse con 5 años de retraso, cuando las infracciones que sanciona prescriben a los 4 años.

5. Nueva Ley de Transparencia. Debería incluir a administraciones y empresas públicas, partidos, organizaciones empresariales y sindicales, colegios profesionales, contratistas públicos y, de algún modo, a la Casa del Rey.


José García Gómez.
Presidente de la Agrupación de Conserveros y Empresas de Alimentación.

1. Menos cuotas. Erradicar las cuotas políticas en la composición de los altos órganos del Poder Judicial y de los Tribunales de Cuentas.

2.Limitar la permanencia en los cargos. Sobre todo de presidentes de Gobierno y de organismos e instituciones públicas.

3. Listas abiertas. Que un porcentaje importante de los representantes políticos sean elegidos en listas abiertas.

4. Total transparencia. En las cuentas públicas y en aquellos organismos que se financien con dinero público, incluidos partidos políticos y sindicatos. Reforzar la figura del interventor de cuentas en la administración local.

5. Una Justicia más rápida. Más medios e independencia en los órganos judiciales que intervienen en los casos de corrupción, con mecanismos para evitar filtraciones y 'juicios' mediáticos.


Pedro de Leana y Conde de San Jorge. Presidente del Balneario de Leana en Fortuna

1. Limitar las competencias de los alcaldes. Hay que limitar el poder de los alcaldes en los Ayuntamientos a través de las competencias municipales.

2. Reforma electoral. Debe haber listas abiertas, similares al modelo electoral de Estados Unidos. Habría que estudiar el voto electrónico.

3. Control de la tesorería. Es necesario que se hagan auditorías económicas a la gestión de las diferentes administraciones y controlar el patrimonio de los políticos.

4. Endurecimiento de la Justicia. Los políticos deben de responder ante la Justicia por sus errores al frente de las administraciones y sus corruptelas.

5. Modificar la Ley de Bases de Régimen Local. Someter a referéndum ciudadano las decisiones para que no solo el Pleno de los ayuntamientos decida sobre el futuro de los municipios.

Pedro Luengo. Ecologistas en Acción.

1. Eliminar la prescripción de los delitos. Legislar con dureza contra la corrupción. Eliminar la prescripción de delitos, asegurar la devolución del dinero público robado y endurecer la ley de incompatibilidades de los cargos públicos en los Tribunales de Cuentas.

2. Ayudas a desfavorecidos. Garantizar la renta básica universal, el acceso a una vivienda de alquiler social y el derecho humano de agua. Para que las personas vivan con dignidad.

3. Gestión pública. Acabar con la gestión privada de servicios básicos como el agua, transporte, energía y vivienda.

4. Consejos asesores. Fomentar los órganos de participación ciudadana.

5. Reforma electoral. Listas abiertas y proporcionalidad real entre los votos obtenidos por las formaciones y escaños.

Fernando Carballo. Jefe de servicio de Aparato Digestivo de La Arrixaca

1. Cambio en el modelo educativo en la enseñanza obligatoria. Desde el actual pasivo a otro basado en el razonamiento, la deliberación y la resolución de problemas.

2. Democracia directa. Debate participativo, incluyendo redes sociales, entre ciudadanos y representantes, de forma que exista plena vinculación con el compromiso político adquirido.

3. Regeneración ética de los medios de comunicación. Imprescindible rearme moral para abandonar formatos de manipulación y explotación del escándalo y la violencia.

4. Consejos participados por la sociedad civil. Toda institución debe ser capaz de exponer y fundamentar sus decisiones públicamente ante consejos con representación ciudadana.

5. Todo puesto sujeto a objetivos, resultados y responsabilidad. Toda posición, pública o privada, debe proveerse según objetivos, evaluables en su cumplimiento, y sujeta a responsabilidad.

Óscar Castro. Presidente del Colegio de Odontólogos

1. Efectivas medidas anticorrupción. El que se apropie de dinero público, no solo que sea condenado, sino que lo devuelva y se le confisque el patrimonio amasado fraudulentamente.

2. Priorización de la Sanidad y Educación. Existe una gran desmotivación de los sanitarios y los docentes con el consiguiente detrimento de la calidad asistencial y educacional.

3. Compromiso de transparencia. Consiguiente rendición de cuentas por parte de la Administración.

4. Desaparición de las subvenciones a sindicatos y partidos políticos.

5. Pacto de Estado urgente entre todos los partidos políticos para la creación y mejora de empleo.

Pablo Ramírez. Coordinador regional de trasplantes

1. Profunda reforma fiscal para que todas las empresas (Ibex 35 y pequeñas) paguen sus impuestos progresivos en función de beneficios, incluyendo sistema de penalización severo para quien no lo haga y para las evasiones de capital.

2. Agilización de todos los procesos legales de los corruptos procesados, con obligación de devolver lo robado y sin reducción de penas de cárcel.

3. Reforma constitucional que garantice la no regresión ni un ápice de los derechos sociales ya adquiridos con tanto esfuerzo por los ciudadanos españoles en Sanidad y Educación.

4. Sistema blindado (comisiones competentes) de acceso a los puestos de responsabilidad en las instituciones publicas (hospitales, universidades, centros de investigación, sistema judicial, empresas, etc) por méritos y capacidad científica y profesional y no por designación política.

5. Inversión en investigación aplicada, I +D e innovación.

Francisco Cánovas. Economista auditor

1. Reforma ley electoral orientada al modelo de elección anglosajona, donde el cargo electo dependa de los votantes de su circunscripción a quien les tenga que rendir cuentas.

2. Que la persona que se presenta a un cargo político disponga de una formación (universitaria o no, empleados, autónomos, etc.), con experiencia de trabajo real y previa a su elección fuera de la política.

3. Recuperación por el Estado de la capacidad normativa de competencias cedidas a las comunidades, en especial de Justicia, Sanidad y Educación.

4. Separación de poderes del Estado de forma real.

5. Eliminación de los privilegios que poseen los políticos y limitación de mandato a dos legislaturas.

Pedro García-Balibrea, presidente de la Cámara Oficial de Comercio de Murcia

1. Eliminar duplicidades y exceso de reglamentación. Simplificación de la Administración pública, evitando duplicidades y el exceso de reglamentación actualmente existente, lo que también redundaría en un mayor control del gasto público.

2. Freno a la corrupción y devolución del dinero ilícito. Prevención y persecución efectiva de la corrupción en la vida pública, agilizando los procesos judiciales y asegurando la devolución del dinero ilícitamente obtenido.

3. Separación efectiva de poderes. Asegurar la independencia real de los poderes judicial y político, empezando por la elección de los órganos de gobierno del primero de ellos.

4. Pacto por la educación. Gran pacto entre partidos para consensuar las grandes líneas del sistema educativo español, como medio para mejorar la preparación de nuestros jóvenes y, con ello, la productividad de nuestra economía.

5. Regulación de la dedicación política. Arbitrar medidas en el seno de los partidos políticos para asegurar la preparación, capacidad e integridad de los dirigentes que nos gobiernan, considerando la dedicación a la política como algo temporal y no como una profesión.

Lozano Teruel, catedrático emérito de Bioquímica y Biología Molecular

1. Partidos políticos. Al igual que para finalizar el franquismo las Cortes hubieron de hacerse el haraquiri, el sistema actual de partidos políticos debería repetir lo mismo y sustituirse por otro que, para comenzar, fuese con listas abiertas.

2. Subvenciones institucionales. Eliminación drástica del clientelismo, de las ayudas no dirigidas directamente al estímulo de la formación y la competitividad. Por tanto, supresión de subvenciones a partidos, sindicatos, organizaciones empresariales, fundaciones ideológicas, etc. Desaparición de SICAV y análogos.

3. Grandes proyectos. Cuidado extremo con los grandes proyectos, sobre todo los autonómicos, decididos por políticos ignorantes. Al final fracasan y se despilfarra el dinero invertido. La base de cualquier proyecto y su realización ha de estar en manos de los mejores profesionales, escogidos objetivamente, con convocatorias públicas y transparentes.

4. Educación y formación. Congelar la manía peligrosa de los cambios de planes de estudio con cada ministro. Eliminación de localismos pueblerinos. Valoración de la cultura del esfuerzo.

5. Sociedad del conocimiento. Es la mejor inversión. Para lograrla se han de producir enormes reformas en la Universidad, "desfuncionarizándolas", exigiendo rendimientos a sus componentes, pasando de ser "fábricas de títulos" (el mal ejemplo de algunas universidades privadas es escandaloso) a ser "fábricas" de producción científica.

Antonio García Herrero, decano del Colegio de Arquitectos

1. Intervención directa, vinculante y eficaz de las estructuras de la sociedad civil en la toma de decisiones políticas, especialmente en las acciones de ordenación del territorio.

2. Recuperación de la banca pública para estimular, financiar y posibilitar el acceso a los derechos fundamentales: salud, educación, trabajo y vivienda.

3. Coste cero, durante cinco años, para la contratación de trabajadores en paro. Resolvería en origen muchos problemas. Gratis y compensado para el Estado.

4. Eliminación de los impuestos; de aquellos que interfieren y penalizan la iniciativa económica. Supresión de trabas administrativas injustificables.

5. Mano dura contra la corrupción. Las condenas a los corruptos no deben concluir hasta la restitución del dinero robado. El dinero recuperado se debería de invertir en educación y cultura.

Raúl Puerta, integrante del colectivo de los Yayoflautas

1. Servicios públicos. La educación, la sanidad, la policía, los bomberos y la justicia son servicios públicos básicos, por lo tanto gratuitos para todos los que vivan en España.

2. No al rescate de los bancos. Aquellos bancos que tienen perdidas, quiebran y, por lo tanto, desaparecen como cualquier otra empresa, no recibirán dinero público bajo ningún concepto.

3. Evaluación de los políticos. Se crearán los mecanismos precisos para que, periódicamente, se pueda evaluar con nota a todos los cargos electos.

4. Reforma de la ley electoral. Modificar el sistema D'Hont, porque es infinitamente injusto, donde no prima el principio «un hombre un voto».

5. Dación en pago. Se creará un parque de viviendas de alquiler social para todas las personas desahuciadas, sin casa y en peligro de exclusión social o ya excluidos.

Alicia Rubio, profesora y coordinadora del Vicerrectorado de Empleo de la UMU

1. Formación en valores. Para que se produzca un verdadero cambio, la educación es fundamental. Son necesarias medidas de prevención que, desde el ámbito educativo y familiar, faciliten el rescate de los valores de honestidad, integridad, respeto...

2. Mejora del funcionamiento de los mecanismos de control dotándoles de objetividad, imparcialidad y justicia.

3. Protocolos políticos y códigos de conducta, con el objetivo de aumentar la profesionalización de los políticos.

4. Ley de transparencia que obligue a la administración publica a justificar sus actuaciones: por qué, cuánto, cómo y qué.

5. Profesionalización y equidad retributiva. Para lograr atraer a los mejores es necesario fijar unas descripciones de los puestos públicos donde se especifiquen los requisitos del candidato.

José Ruiz, presidente del Colegio de Graduados Sociales

1. Ley de transparencia, total y absoluta con participación de la sociedad civil en su elaboración.

2. Exigencia de responsabilidad patrimonial personal en casos de condena judicial de los cargos públicos.

3. Publicación de los bienes de las personas que acceden a la vida pública tanto tras su incorporación como tras su cese.

4. Reforma de la ley electoral para que los ciudadanos elijamos en listas abiertas. También es necesaria la exposición pública de los fondos de los partidos políticos.

5. Independencia judicial con reforzamiento de los mecanismos de control existentes. Acceso de los ciudadanos a cualquier tipo de documento obrante en la Administración (excepto los que se consideren de interés nacional o vulneren derechos fundamentales).

Miguel Gómez Fayrén, director de Cuentas de Publicidad Líquida

1. Listas abiertas y limitación de mandatos. Hay que votar a las personas por su valía, no porque las ponga el partido.

2. Racionalización de la estructura del Estado. No puede haber tantas duplicidades de competencias ni diferentes normativas.

3. Despolitización de la Justicia. En contra de lo que dijo Alfonso Guerra en 1985, Montesquieu está más vivo que nunca. Vivimos en un país en el que el Tribunal Constitucional es inconstitucional, pues la Constitución proclama la división de poderes del Estado.

4. No subvenciones a partidos ni sindicatos. Deben financiarse con las cuotas de sus asociados.

5. España necesita tener una sociedad civil. En otros países, la sociedad civil vigila y evita los abusos del poder.

Salvador Villegas, empresario hostelero

1. Devoción y dedicación. En la política no se está por obligación. Lo importante no es el currículum laboral, sino las personas.

2. Todos somos iguales ante la ley. Fuera la inmunidad «de qué». ¿Para qué una inmunidad? ¿Para poder delinquir?

3. Listas abiertas para votar a personas. No a los partidos. La ideología radical (que son la de las formaciones), solo ha traído guerras por el ordeno y mando.

4. El que la hace la paga. Indecencia absoluta de los poderes del Estado. Pero el fundamental el Poder Judicial. Ningún puesto jurídico puede ser nombrado por poderes políticos.

5. Cambio de la Ley Electoral. Es injusto el actual bipartidismo polarizante. Hoy tú; mañana, yo. Existen minorías muy mayoritarias que en proporción no están representadas en igualdad.

Sergio Marco, abogado y profesor de Derecho en la UMU

1. Aprobar definitivamente la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Adaptar el proceso al sistema vigente en la mayoría de países occidentales. Redoblar los medios.

2. Mejorar las garantías en la contratación pública para conseguir mayor publicidad y objetividad en los procesos de adjudicación.

3. Limitar el nombramiento de asesores y cargos de confianza y delegar a la administración autonómica y/o central los procesos de selección de personal.

4. Establecer listas abiertas y limitar el tiempo de dedicación a la actividad pública. Limitar a una persona un cargo público, incluyendo el cargo en el partido político. Exigir cotización mínima previa.

5. Educar a la ciudadanía sobre la estructura del Estado, los derechos y obligaciones del ciudadano y el sistema de participación.

Pascual Piñera, jefe de Urgencias del Reina Sofía

1. Despolitización de los directivos de instituciones, empresas y entes públicos poniendo personas de perfil técnico al frente, funcionando en base a objetivos y evaluaciones periódicas.

2. Político o cargo público imputado judicialmente debe dimitir automáticamente. Los políticos no deben mantenerse más de ocho años en un cargo.

3. Implementar la cultura del esfuerzo y el trabajo empezando en el sistema educativo. Desterrar definitivamente la cultura del 'pelotazo'.

4. Pactos de Estado en grandes temas, como Sanidad, Educación y Servicios Sociales. Que la política vuelva a estar impregnada de los valores de respeto, diálogo, sentido de Estado... que caracterizó la transición a la democracia.

5. Reforma de la ley electoral. Sistema de listas abiertas.

Clemente Hernández, presidente de ANPE Murcia

1. Formación en valores morales, sobre todo desde temprana edad. Dotar al sistema educativo, por el que han pasado y pasarán todos los corruptos, de los recursos, confianza y respaldo necesarios.

2. Normativa rigurosa que regule el funcionamiento y actuaciones de los partidos, posibilitando un control efectivo que prevenga y persiga actividades ilícitas.

3. El ciudadano sufre indefensión jurídica cuando denuncia hechos ilícitos, lo que se agrava con las nuevas tasas, por lo que deberían eliminarse.

4. Exigir responsabilidad hasta las últimas consecuencias a políticos y cargos cuando adoptan decisiones ilegales a sabiendas: la prevaricación no se trata con el rigor necesario.

5. Apertura de los foros y mesas de negociación a los agentes sociales para buscar fórmulas que permitan mejorar la situación y recuperar la confianza en España.

Ramón Madrid, decano del Colegio de Economistas de la Región de Murcia

1. Despolitización del poder judicial, de los tribunales de cuentas, así como de los órganos de control externo de las administraciones públicas.

2. Mayor transparencia en la gestión de todas las administraciones públicas, a las que habrá que someter, entre otros controles, a auditoría.

3. Limitación de los mandatos para los presidentes del Gobierno central, de las comunidades autónomas y también de las corporaciones locales.

4. Tipificación de delitos específicos para los cargos públicos de las distintas administraciones.

5. Configurar listas abiertas en las convocatorias electorales, tanto en las municipales, como las autonómicas y las generales.

Pedro Martínez-Pertusa decano del Colegio de Notarios

1. Es necesario acercar la vida pública al ciudadano, de forma que no se sienta como mero espectador, sino como parte de un proyecto común.

2. No deben existir privilegios ni trato de favor para el que ejerce funciones públicas de dirección de forma que nadie tenga la tentación de dedicarse a la política para obtener beneficios.

3. Quien se dedique a la política deberá estar remunerado de igual forma que lo estaría en su trabajo.

4. Se impone la limitación temporal en el ejercicio de los cargos públicos. Prolongarse en el tiempo promueve el conformismo.

5. Desterrar la sensación de impunidad que causan los casos de corrupción aplicando todo el rigor de la ley.

Pedro García, director de ANSE

1. Endurecimiento de las penas y sanciones para delitos de corrupción por cargos públicos, evasión de impuestos y malas prácticas bancarias.

2. Mayor transparencia en la contratación pública y en el acceso a la información de las administraciones. Aprobación y cumplimiento de leyes de transparencia.

3. Reforma de la Ley Electoral para favorecer las listas abiertas, la igualdad de votos, limitación de mandatos...

4. Aprobación de una reforma fiscal que beneficie a las actividades sostenibles frente a las de mayor impacto ambiental.

5. Desarrollo de medidas para poner en práctica una democracia participativa que favorezca la opinión e intervención de los ciudadanos.

José Carmona, presidente de TIMUR

1. Listas abiertas para que los políticos representen verdaderamente a los ciudadanos.

2. Que cuando un político o funcionario sea acusado de un delito y sea inocente, el acusador sufra la misma pena que le correspondería al acusado si es culpable.

3. Que los funcionarios y políticos sigan las mismas reglas de selección, contratación y régimen laboral que los trabajadores de una empresa.

4. Una administración de justicia rápida, porque si no lo es no es justa.

5. Que estas reformas las realicen personas independientes y representantes expertos de la sociedad civil.

Francisco Miralles, presidente del Sindicato Médico de la Región

1. Financiación de partidos y sindicatos solo con las cuotas de sus afiliados y donaciones particulares, sin dinero público.

2. Listas abiertas para votar a las personas y no solo al partido, limitando mandatos y privilegios de los políticos y equilibrar la proporcionalidad de los votos.

3. Reducir la estructura política en un 50% a todos los niveles, y que los cargos mantengan el mismo sueldo que en su trabajo de origen.

4. Apartar de la política a los imputados en corrupción y ser transparentes con el ciudadano.

4. Perseguir el fraude fiscal y erradicar la economía sumergida.


Amelia Corominas, presidenta del Colegio de Enfermería

1. Los cargos políticos o de gestión pública deben responder de su gestión, administrativa, civil e incluso penalmente.

2. Reforma de la ley electoral, que existan escaños blancos y que la representación sea realmente proporcional a los votos obtenidos.

3. Al Consejo General del Poder Judicial y al Tribunal Constitucional se debe acceder por carrera profesional, no designados por políticos.

4. Las cuentas de toda institución pública deben ser públicas y accesibles a su consulta por todos los ciudadanos.

5. Es muy importante que haya un cambio de mentalidad, de la cultura del 'pelotazo' a la del trabajo y el esfuerzo personal, educar en valores como la justicia, la igualdad y la solidaridad.


Juan Antonio Belmonte, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias

1. Poder ejecutivo separado e independiente del poder legislativo. Nuestro actual marco jurídico, con un poder ejecutivo meramente representativo, y donde el verdadero poder radica en un gobierno elegido por el Congreso, no permite ninguna cortapisa a la actuación de aquel.

2. Igualdad de todos los españoles. El actual sistema autonómico, útil como pudo ser durante la transición, ha quedado ahora obsoleto.

3. Representatividad. Se ha de modificar el sistema electoral de forma que el parlamento refleje los verdaderos deseos de representación de los ciudadanos.

4. Transparencia. Las cuentas claras a todos los niveles.

5. Es inasumible que nuestro país sea el único 'avanzado' que, no solo en épocas de crisis, hace recortes sistemáticos y de calado a la ciencia.


Manuela Marín, de la Organización de Mujeres Empresarias (OMEP)

1. Que se establezcan los mecanismos para que, sin imposiciones, las mujeres accedan a los cargos públicos hasta alcanzar la igualdad.

2. Que los políticos estén más en contacto con la ciudadanía, imponiéndose una relación directa con los vecinos.

3. Juicios rápidos contra la corrupción, para que se depuren responsabilidades cuanto antes.

4. Listas abiertas para que no sea el líder de un partido el que elija a todos los demás.

5. Mandato limitado a dos legislaturas como máximo.


José Luis Aguayo, jefe de Cirugía del Morales Meseguerrias

1. Modificación del sistema electoral. Listas abiertas. Limitación del periodo de mandato a dos legislaturas.

2. Cierre de la configuración autonómica o federal. Armonización legislativa. Financiación equilibrada y solidaria de los distintos territorios.

3. Pacto por el empleo.

4. Mejora de los sistemas judicial, sanitario y educativo públicos. Financiación suficiente. Participación efectiva de todos los implicados en su sostenibilidad.

5. Transparencia y rendición de cuentas. Acabar con la economía sumergida. Minimizar el fraude. Control de grandes fortunas.


Juan de Dios González, presidente de la Sociedad Murciana de Medicina de Familia y Comunitaria

1. Listas abiertas para que no sea el partido quien decida sino los ciudadanos.

2. Limitar la actividad política activa a un máximo de ocho años de manera continuada.

3. Transparencia total en las cuentas de los partidos, incluso publicando las donaciones que recibe cada formación política.

4. Independencia total del Poder Judicial para que no esté en ningún momento condicionado por el partido en el poder.

5. Cese automático y por ley de cualquier político imputado, sin esperar a la celebración del juicio ni depender de una decisión personal.


Óscar García, presidente del Colectivo 'No Te Prives'

1. Educar y promover la igualdad. Por ejemplo, que no desaparezca de la ley educativa la educación en diversidad afectivo-sexual.

2. Garantizar una sanidad pública y gratuita para todos. Incrementar planes de prevención, sobre todo en enfermedades como el VIH.

3. Eliminar las subvenciones a los partidos políticos, sindicatos e iglesia. Que solo reciban aportaciones privadas.

4. Aprobar la dación en pago. Y establecer un sistema de control y transparencia en contratos públicos y privados.

5. Garantizar la total independencia de la Justicia. Eliminar la prescripción de los delitos y que no puedan indultar los políticos.

José Palazón, presidente de la Asociación para la Mediación e Intervención Social (AMIS)

1. Participación más activa del ciudadano en el control de la vida pública. Ayudaría a construir autogestionadamente los interés reales del ciudadano.

2. La igualdad y el equilibrio entre las personas debe ser una realidad no puede ser solo una declaración de buenas intenciones.

3. Justicia restaurativa. Habríamos de volver a la forma antigua de hacer las cosas, a que prevalezca la verdad y la ética frente a la corrupción y a los juegos malabares con la ley.

4. Los políticos deben escuchar más a los ciudadanos. La política habría de ser ejercida desde la vocación y no como un medio y uso de poder.

5. Cambiar la tendencia del todo vale, el que casi todo esté judicializado. Incidir en la educación es clave.

Victorino Polo Catedrático emérito de la Universidad de Murcia

1. Revisión a fondo de la Constitución, a medio plazo. Votada por todos los españoles. Separación real de los tres poderes, igualdad total ante la ley, nuevo mapa político.

2. Restricción drástica del poder de los partidos. Incremento del de los ciudadanos para un control más eficiente, frecuente y rápido.

3. Nada de dinero público para partidos, sindicatos, empresarios y otros organismos. Desaparición de todos los organismos creados por las administraciones.

4. Tribunal de cuentas verdadero, independiente, capaz de controlar todo el dinero público en breve tiempo. También el de grandes fortunas y organismos financieros.

5. Mejora de la educación, la sanidad y la justicia auténticos y casi exclusivos bienes sociales.

Bruno Dureux, vicepresidente del Círculo de Economía

1. Listas abiertas en todos los procesos electorales.

2. Convenios urbanísticos. Eliminar la posibilidad de que los ayuntamientos firmen convenios urbanísticos. Que la Comunidad Autónoma defina el suelo urbanizable sin más intervencion municipal.

3. Formación de los políticos. Para ostentar cargos políticos se debería haber pasado por responsabilidades anteriores en la gestión privada o pública.

4. Sueldos regulados. Los políticos deben estar bien pagados, pero nunca por encima de lo que cobraban antes de acceder al cargo.

5. Asesores sin salario. Que los asesores de los cargos políticos no tengan remuneración alguna.

Domingo Pascual, cardiólogo de La Arrixaca

1. Medidas ejemplares que hagan creíble el cambio: desaparición del senado, máximo dos legislaturas, cese inmediato si hay enjuiciamiento, endurecimiento de las penas por apropiación o malversación de dinero público...

2. Reducción y profesionalización de los cargos públicos con nombramiento político. Éstos deberán contar con al menos licenciatura y experiencia profesional.

3. Reducción de subvenciones. El estado debe sostener solo los cimientos del bienestar (sanidad, educación, justicia, I+D+i...).

4. Democracia real dentro de los partidos políticos. Cargos elegidos en primarias en las que voten todos los afiliados.

5. Crear una sociedad en la que cada individuo suma buscando su excelencia.



José Daniel Buendía Azorín, profesor de Economía Aplicada

1. Sistema de listas abiertas. Se establece un mayor vínculo y compromiso entre los votantes y los candidatos.

2. Limitación a dos legislaturas consecutivas. En todos los niveles. Se estimula así la participación ciudadana y se dificultan los comportamientos corruptos.

3. Declaración pública de rentas y bienes. Durante todo el periodo en el que se ostenta la representación política. Con este ejercicio de transparencia se dificulta el enriquecimiento ilícito.

4. Reducción del número sociedades públicas. Y de representantes políticos en los tres niveles de la Administración Pública.

5. Cuentas de los partidos. Mayor control y transparencia de ingresos y gastos, regulando por ley las retribuciones de aquellos miembros de los partidos que ejerzan representación en cualquiera de los tres niveles de la Administración.

Luis Esparza Navarro, secretario Acción Sindical SATSE

1. Reforma de la Constitución que regule el estado de la autonomías bajo la soberanía del Gobierno de la nación, evitando desigualdades, nacionalismos, duplicidad de la administración y endeudamiento. Legislar en materia de interés nacional.

2. Ley que obligue al Gobierno a invertir cada vez que presente los presupuestos un mínimo del tanto por ciento del PIB en sanidad, educación y ayudas sociales.

3. Independencia judicial. Agilidad de la justicia y leyes más duras contra la corrupción.

4. Limitar a dos legislaturas los cargos públicos y pasar auditoría al finalizar los mandatos, que garanticen la eficiencia.

5. Menos políticos. Eliminar las desigualdades de éstos con el resto de ciudadanos, como pensiones vitalicias, pluralidad de cargos y de ingresos.

José Molina Molina, doctor en Economía, sociólogo y exconsejero

1. Participación de los ciudadanos en las decisiones de priorización del gasto, así como de las inversiones con endeudamiento. Presupuestos participativos.

2. Transparencia en la gestión pública y privada. Controles independientes, incompatibilidades absolutas. Prohibición de ser consejero hasta pasados diez años de ocupar un cargo público.

3. Rendición de cuentas a los ciudadanos de forma periódica y documentada, con lo ejecutado y lo previsto.

4. Gobierno abierto. Toda la información al alcance del ciudadano.

5. Separación de poderes efectiva, sin interferencias partidistas. Listas abiertas. Limitación de mandatos en gobiernos y partidos. Facultad de reprobación por los ciudadanos a instancias del 10% del censo, transcurrido la mitad del mandato.

Paco López Mengual, escritor y mercero de Molina de Segura

1. Desaparición de PP y PSOE. No se puede regenerar la vida pública desde ninguno de los dos partidos causantes de la situación límite en la que se encuentra el país. Aire fresco.

2. Refundación de la democracia. Devolver la confianza en las instituciones, obligando a cumplir los programas electorales.

3. Cambio del sistema electoral. Listas abiertas de candidatos, circunscripción única al Congreso, desaparición del Senado y derogación de la Ley D' Hont para sustituirla por un sistema de representación proporcional puro.

4. Ahorro público. Cese de la financiación pública a la Iglesia, sindicatos y partidos.

5. Unificación de fechas electorales. Todas las elecciones -diputados, autonómicas, europeas, locales...- en un mismo día, cada cuatro años.

Carlos Recio, director gerente de Portavoz

1. Cambio del sistema electoral. Listas abiertas, limitación de mandatos, segunda vuelta, transparencia y dinamismo. Exigencia al político del resultado de su labor.

2. Independencia real del poder judicial Dotarle de herramientas para ejercer de manera libre y eficaz y acortando plazos.

3. Meritocracia. Los cargos políticos y de confianza se han de reducir en beneficio de profesionales y técnicos de carrera cuyos méritos les lleven a dichos puestos. Puestos nunca definitivos y con evaluación continua.

4. Reforma educativa. Una sola educación, no 17, que forme en valores y premie el esfuerzo. Estable y alejada de criterios políticos.

5. La figura del empresario. Mayor presencia pública y reconocimiento de su labor. Sin empresarios no hay empleo ni hay riqueza.

Víctor Meseguer Sánchez. Cátedra de RSC. Universidad de Murcia

1. Compromiso. Que cada uno de nosotros responda a la siguiente pregunta: ¿Qué puedo hacer yo por mi país?

2. Elaborar una Ley de transparencia. Me refiero a la verdadera transparencia.

3.El ejemplo alemán. Regulación por Ley del funcionamiento democrático de los partidos políticos y reformulación de la Ley electoral.

4. Reforma de la función judicial. Para que no haya dos justicias en función del sistema vigente de castas.

5. Más Europa. Más democracia y más allá de las naciones: últimamente Europa nos duele pero, no nos engañemos, solo saldremos de esta con una mayor integración europea, con más Europa política.

Firo Vázquez, restaurador

1. Eliminar las subvenciones, pagos, ayudas y financiación pública de los partidos políticos y sindicatos. Que se sustenten con su trabajo o sus afiliados.

2. El Congreso debe ser la única cámara de representación ciudadana, modificando los requisitos para entrar: listas abiertas, una persona un voto e igual en toda España, porcentajes nacionales y no regionales.

3. Modificación de la profesión política. Supresión de la inmunidad parlamentaria. Declaración de todos sus bienes. Prueba de acceso. Incompatibilidad total con cualquier otro trabajo y dedicación absoluta.

4. Separación total y real de los poderes. Jueces independientes.

5. No prescripción de delitos de corrupción y responsabilidades penales por gestiones políticas.

Emilia Salmerón, presidenta de la Sociedad de Enfermería de Primaria

1. Tolerancia cero a la corrupción. En España se practica la corrupción de manera rutinaria en todos los niveles y estamentos de la sociedad.

2. Justicia igual para todos. Actualmente no es así. Existe una gran sensación de impunidad.

3. Ayuda a las personas, no a los bancos. Son empresas privadas con ánimo de lucro. Ha sido ese afán de lucrarse y una pésima gestión el origen de esta crisis que pagamos los demás.

4. Sanidad, vivienda y trabajo. La sanidad ha dejado de ser universal y gratuita, cada vez más personas son desalojadas de sus casas y hay seis millones de personas en paro.

5. Transparencia. Hay que obligar a los políticos a hacer público su patrimonio

Mariano Sanz Navarro. Escritor y juez de Paz en Santomera

1. No a los políticos profesionales. Listas abiertas. Limitación de mandatos en todos los estamentos, máximo dos legislaturas. Ley de transparencia real y sin excepciones.

2. Verdadera reforma educativa y uniformidad en todo el país, considerando y respetando peculiaridades regionales. No a los centros subvencionados, sean de la tendencia que sean.

3. Reforma laboral eficiente. Vuelta a las conquistas sociales destruidas por el actual sistema.

4. Un poder judicial independiente y suficientemente dotado es la clave para controlar la corrupción.

5. Sanidad universal y gratuita. Coberturas totales y saneamiento de la Seguridad Social.

Alberto González-Costea. Jefe del servicio de Oftalmología del Quirón

1. Los delitos de quienes ocupen cargos públicos deberían ser juzgados de modo preferente por tribunales populares y con medidas ejemplarizantes.

2. Listas electorales abiertas. Se conseguiría que los partidos estuviesen formados por gente honrada, capacitada y que respondan ante quienes le apoyaron.

3. Escisión de la Justicia y la política. Se debe garantizar una total independencia del poder judicial para que no existan presiones políticas.

4. Transparencia absoluta en financiación de partidos, sueldos, dietas y patrimonio de todos los cargos públicos.

5. Observatorios anticorrupción en las administraciones. Permitirían exponer y denunciar casos.

Javier Lanza, secretario de la Federación de Sanidad de CC OO

1. Más impuestos para los más ricos. Aumentar el tipo impositivo de las SICAV de forma proporcional a las retenciones fiscales de los trabajadores.

2. Más y mejores controles. Auditorias externas al SMS del horario y actividad asistencial para mejorar la eficiencia y el gasto.

3. Mandos elegidos por su capacidad y no por razones políticas. Designación de gestores y cargos intermedios por perfiles técnicos y no políticos.

4. La gestión privada no es la panacea. Recuperar servicios externalizados, como GISCARMSA, que han demostrado un aumento de gasto sin mejora de resultados.

5. Rigor en la contratación de los servicios. Exigir presupuestos y propuestas basadas en evidencias científicas y no en hipótesis no contrastadas.

Antonio Soler Valcárcel, biólogo

1. Estricto control de la financiación. Tesoreros profesionales en los partidos asignados por la Agencia Tributaria, con carácter permanente.

2. Anulación y suspensión de la legislatura. Convocatoria anticipada de elecciones cuando se demuestre que el partido ganador ha recibido fondos incumpliendo la legislación. Las campañas, en ese caso, serían fraudulentas.

3. Restitución del daño. Pena de cárcel máxima para políticos hasta que devuelvan de modo integro, más intereses, los fondos obtenidos ilegalmente. Ejecutarán trabajos en beneficio de la comunidad acudiendo a la cárcel solo a pernoctar.

4. Cambio del marco electoral. Garantizar la proporcionalidad y equidad del voto, la igualdad de oportunidades para todas las opciones políticas, la mejora del vínculo entre votantes y cargos electos y para dar mayor capacidad a electores y ciudadanos.

5. Reforma de la ley electoral. Debe tender a la máxima que dice: Una persona, un voto.

Andrés Pedreño, profesor de Sociología de la UMU

1. Apertura de un proceso constituyente y discusión de una nueva constitución que dé cuenta de las demandas del nuevo ciclo de luchas sociales.

2. Implementación de mecanismos de democracia directa a todas las escalas: asambleas de barrio y de centros de trabajo, participación ciudadana...

3. Fin del monopolio bipartidista: Apertura a la diversidad social del sistema de representación política.

4. Dotación de recursos, autonomía y participación social de los sistemas de control de las cuentas públicas así como de inspección del fisco.

5. Romper el vínculo entre urbanismo y corrupción política, limitando los desarrollos inmobiliarios a las necesidades sociales.

Germán Teruel Lozano, doctorando europeo en Derecho Constitucional

1. Apuesta por la cultura de la responsabilidad política, más elevada que la jurídica. Dimitir no puede ser un 'acto divino'.

2. Confiar en políticos con vocación de servicio, con discurso ideológico, que hayan demostrado su valía trabajando en algo distinto a la política.

3. Democracia interna en los partidos: cargos orgánicos y cualquier candidato deben ser elegidos mediante primarias por las bases.

4. Transparencia en la financiación de los partidos. Reforzamiento del control y sanciones del Tribunal de Cuentas.

5. Respeto a la autonomía de otros poderes y sectores públicos y rechazo a nombramientos partidistas por 'cesta de cargos.

Concha López Soler, profesora de Psicología en la Universidad de Murcia

1. Plan de empleo para jóvenes, con incentivos a las empresas que realicen contrataciones. Facilitar la creación de empresas disminuyendo al máximo las gestiones y condiciones de inicio.

2. Limitación del tiempo en cargos públicos a 10 años, disminución de subvenciones a partidos y sindicatos. Listas abiertas.

3. Reducción de estructuras del Estado y autonomías, no duplicidades y límite de designaciones. No sueldos vitalicios y ley de transparencia.

4. Priorización de proyectos sostenibles económica y socialmente.

5. Promoción de valores de solidaridad y tolerancia sobre éxito y poder. Atención a familias sin recursos.

Jesús Pacheco, gerente del Hotel Arco de San Juan

1. Regulación de la financiación de los partidos políticos. Esta es la principal vía de corrupción.

2. Reforma electoral. Listas abiertas y limitación de la duración de los cargos políticos.

3. Transparencia. Si se maneja dinero de todos, hay que darle explicaciones a todos. Propiciar políticas de 'Open Data'.

4. Total independencia del poder judicial. Sin una justicia independiente e igual para todos, es muy difícil que haya un efectivo estado democrático.

5. Replanteamiento del estado de las autonomías. Tras más de tres décadas de este modelo de Estado, va siendo hora de que, con una visión global de España, se plantee la revisión.


Óscar Quintana, entrenador del UCAM CB Murcia

1. Descentralización. Creo que se ha hecho una descentralización con las autonomías. Pero falta dar recursos a la administración local, que es la que está más cerca del ciudadano y la que se ve como más propia.

2. Reforma del Senado. Hay que dar sentido al Senado. Habrá que tocar la Constitución, pero creo que hay tiene que ser una cámara territorial.

3. Listas abiertas. Podría ocurrir como en EEUU o Francia, que hay primarias donde los ciudadanos pueden votar a los candidatos de cabecera de lista y que los ciudadanos vean más próxima la política.

4. Limitación de mandato. Entre dos o tres legislaturas. Pero en ningún caso más de tres. Es la manera de ir regenerando la política y que los cargos vayan rotando.

5. Vida civil. A veces disociamos la vida política de la vida civil. Hay que tener una vida civil en la que la sociedad empuje y ayude a tomar el camino que a todos nos interesa. Tenemos que tener una responsabilidad de actuar.

Pedro Pérez Piernas, presidente de No Más Ruido

1. Régimen electoral. Circunscripciones electorales más reducidas. En otros países los ciudadanos hablan de 'mi congresista' o 'mi concejal', lo que demuestra mayor cercanía y responsabilidad de los políticos ante los electores.

2. Transparencia. A través de internet, es necesario dar publicidad a las decisiones que afectan a los ciudadanos y a la gestión de fondos públicos; retransmitir las sesiones de órganos legislativos.

3. Participación garantizada de los ciudadanos en las decisiones que afectan a la colectividad; también hay que facilitar la presentación de iniciativas ciudadanas.

4. Aplicación de fondos públicos. Limitar los recursos públicos a necesidades e infraestructuras básicas.

5. Responsabilidad. Creación de órganos judiciales penales especializados para delitos relacionados con la gestión pública.


Juanma Valero, exjugador del Real Murcia

1. Limitar a ocho años el tiempo máximo de duración de cualquier cargo público. La vida pública debe estar abierta a todos, no a unos pocos que no se separan de ella.

2. Incompatibilidad absoluta para que los familiares de altos cargos puedan trabajar a dedo en la Administración pública, empresa, ente o fundación cuyos presupuestos se nutran fundamentalmente de fondos públicos.

3. Limitar la posibilidad de nombramientos a dedo. Máximo un asesor por alto cargo; el resto entre funcionarios, que los hay muy preparados.

4. Haber trabajado con anterioridad y por un periodo mínimo en el sector privado. A la política deben llegar los más preparados, no los más fieles a los partidos.

5. Limitar las subvenciones a cuestiones básicas de necesidad y como consecuencia proceder a rebajar impuestos.

Pedro Hernández Caballero, presidente de la AECC de Alcantarilla

1. Listas abiertas en todos los partidos políticos y mandato limitado para los altos cargos y candidatos políticos.

2. Amplia transparencia de los partidos políticos e instituciones. Todo el mundo debe saber por dónde vamos.

3. Consenso político y trabajo en equipo de todos para resolver problemas de especial trascendencia como es el paro.

4. Los corruptos que devuelvan el dinero y cumplan íntegramente las penas, que se deben dictar con rapidez.

5. Mayor apoyo a colectivos sociales, que podamos colaborar en la gestión política como representantes de los ciudadanos.

Juan Madrid Médico, endocrino experto en Nutrición

1. Ningún cargo público estará más de 8 años en el puesto. Esto evitaría muchos casos de corrupción y además permitiría la llegada de nuevas personas con nuevas ideas, y con más ganas de hacer cosas.

2. Los partidos políticos harán primarias para designar a los candidatos a diputados, senadores, alcaldes y concejales y después habrá listas abiertas.

3. Transparencia total de las cuentas de partidos políticos, sindicatos, organizaciones patronales y todas las administraciones públicas. Debería haber una página web donde se actualice a diario toda la contabilidad.

4. Los sindicatos y las asociaciones empresariales no deben recibir dinero público.

5. Eliminación de las empresas públicas que se han ido creando para colocar a todos sus amigos.


Santiago Fernández, delegado de la Asociación Hombres por la Igualdad

1. El programa electoral con que se presenta los partidos a las elecciones es un contrato social de obligado cumplimiento; cualquier modificación del programa debe ser sometido a referéndum.

2. Las iniciativas legislativas populares deben someterse a referéndum.

3. Preponderancia del poder político sobre el poder económico. Los órganos financieros sometidos, regulados y fiscalizados desde el poder político.

4. Transparencia total de la Gestión de la Administración Pública: organismos y entidades públicos, partidos políticos (y su financiación), sindicatos, Iglesia y Casa Real.

5. Independencia judicial efectiva. Nueva regulación del Poder Judicial que lo desvincule del control político.

Concepción Roig, magistrada y delegada de Jueces para la Democracia

1. Respeto a la separación de poderes y a la independencia Judicial, evitando que el legislativo y el ejecutivo construyan espacios de impunidad.

2. Blindaje de Fiscales y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la lucha contra la corrupción. Dotarlos de medios suficientes.

3. Control interno y externo de los actos de los gestores de lo público. Vigilancia institucional.

4. Responsabilidad política, además de penal, por los actos propios y por omisión en la vigilancia de la actuación de los subordinados.

5. Supresión de la mediocridad tecnocrática: primar la excelencia, el altruismo y una sólida formación que combine las ciencias y la tecnología con las humanidades.


José María Riquelme, secretario general de Frecom

1. Tributación justa. Si quien gana diez paga tres, quien gane veinte no debe pagar más de seis, para incentivar el esfuerzo personal y el ahorro.

2. No gastar más de lo que se ingresa. No engañar al ciudadano diciendo que los servicios básicos del Estado (educación y sanidad) son gratuitos.

3. Circunscripción electoral única para que rija el principio de que todos los votos valen igual.

4. Limitación por ley la duración de cargos políticos.

5. Reducir la presencia del Estado en la vida cotidiana para restar oportunidades a los corruptos.

Santiago Álvarez, profesor de Derecho de la UMU

1. Regeneración de todos los cargos públicos sobre todo de los partidos políticos pero también, en general, de los cargos institucionales y sociales.

2. Repensar la autonomía. Abandonar los proyectos quiméricos y faraónicos. Plantearse desde bases realistas la cuestión de ¿para qué quiere Murcia ser autónoma?

3. Apostar por un desarrollo sostenible. Solo si protegemos nuestro medio ambiente y desarrollamos alternativas energéticas tendremos futuro.

4. Abandonar vicios enquistados. Sobre todo las élites deben reconocer que el 'amiguismo' y el 'enchufismo' constituye un lastre para el desarrollo

5. Reafirmar el papel de lo público. La administración pública debe financiar sólo lo público.


José Fco. Pérez, árbitro y comentarista deportivo

1. Listas abiertas. Eliminación del Senado y reducción del número de diputados a la mitad. Obligatoriedad de obtener al menos un 5% de sufragios en todo el territorio para ser diputado en el Congreso.

2. Independencia total del Poder Judicial. Todos los cargos judiciales serán ocupados con arreglo al principio de capacidad y mérito establecido por los propios órganos judiciales.

3. Financiación de los partidos políticos y sindicatos mediante cuotas de sus afiliados.

4. Desaparición de privilegios forales o de cualquier otra naturaleza de forma que el principio de igualdad abarque a todos los ciudadanos con independencia de su residencia.

5. El Estado administrará las competencias de Educación y Sanidad en todo el país.

Juan Alcaide, presidente del Sindicato de Riegos de Molina

1. Declaración notarial de bienes que se poseen al llegar a ocupar un cargo público, y lo mismo al abandonar el cargo. De uno mismo y de los familiares más próximos.

2. Cerrar las puertas giratorias. Que sea imposible por ley acceder a un cargo en una empresa favorecida por la administración a la que se ha pertenecido, para uno mismo, familiares y amigos.

3. Impedir que se vote a corruptos. No se admitirán en las listas a ningún imputado por corrupción.

4. Se acabaron los consejeros a dedo. Solo se podrá acceder mediante concurso público a cargos de auxiliares o consejeros del político.

5. Limitación de prebendas. El político será el último de los ciudadanos en acceder a prebendas o beneficios públicos.


Francisca Naranjo, presidenta de Hostecar

1. Gestión política. Que gobiernen las mayorías y que los pactos con las minorías no sirvan de 'chantaje' político.

2. Reducir la administración de cargos políticos. Existe un exceso de gestores administrativos, a los que hay que sumar el personal de confianza.

3. Desaparición de las empresas públicas. La sociedad no puede permitirse sus pérdidas. Las empresas tienen que ser todas privadas.

4. Claridad en las cuentas. Que exista mayor transparencia en los contratos públicos. Hay una gran desconfianza en los ciudadanos.

5. Mejor oposición política. En general, no existe una verdadera oposición al poder, porque esperan gobernar en las siguientes elecciones.

Paz Parrondo, bióloga de la Asociación Columbares

1. ¿Qué nos gobierna? Nos gobiernan los mercados, la globalización… El político ha de reconquistar el gobierno de sus creaciones.

2. La crisis medioambiental es causa del modelo de civilización. Hay que luchar por otra cultura.

3. Esperanza de calidad de vida. El desarrollo de la civilización tiene que ir a favor de la felicidad humana y estamos en un círculo vicioso de degeneración de su calidad.

4. Confianza. Un gobierno, como un padre, tiene la obligación de cuidar a sus ciudadanos y ofrecerle la posibilidad de disponer de lo mínimo para sobrevivir dignamente: salud, alimentación, hogar y educación de buena calidad.

5. Democracia participativa. El pueblo debería de tener el derecho de votar, no solo a las personas que le gobiernen a nivel individual, con nombre y apellidos, sino que debe tener voz en la aprobación de las leyes a través de referéndum.


Miguel Ángel Pérez, profesor de la UMU

1. Potenciación del empleado público. Trabajadores seleccionados por su mérito y capacidad, que garanticen la independencia de los criterios científico, jurídico y técnico del político.

2. Sociedad basada en el conocimiento, que es un requisito para la plena libertad, lo que a su vez garantiza un estado democrático. Sin una sociedad instruida, no tendremos absoluta libertad de decisión y participación democrática.

3. Listas abiertas en las elecciones regionales, nacionales y europeas.

4. Rendición de cuentas. Los políticos deberían hacer un acto público con cierta periodicidad para rendir cuentas a los votantes.

5. Supresión del sistema d'Hondt y sustitución por otro que permita un reparto de escaños más justo.

Antonio Albarracín, jefe del servicio de Cirugía General y Digestivo del Hospital Reina Sofía

1. Limitación del cargo público a un máximo de dos legislaturas.

2. Listas electorales abiertas con el currículo transparente de los candidatos.

3. Reforma de la ley de financiación de partidos políticos y sindicatos. Abolición de las subvenciones estatales.

4. Acceso a cargo público solo a profesionales preparados que hayan demostrado ganarse la vida con su oficio. Evitar así profesionales de la política.

5. Conseguir una verdadera independencia de la judicatura.


José Antonio Izquierdo, abogado

1. Generalización de la acción pública con carácter gratuito en el control de la actuación administrativa en materia de contratación, urbanismo y personal.

2. Agilización de las causas relacionadas con delitos de corrupción para que su enjuiciamiento se haga en un plazo máximo de dos años.

3. Dotación de medios materiales y humanos a las oficinas judiciales de los Juzgados de Instrucción.

4. Proporcionalidad de las penas por delito de corrupción al daño causado a los intereses generales de los ciudadanos.

5. Potenciación de la inspección fiscal sobre grandes defraudadores y evasores fiscales.

Bartolomé Romero, juez de Paz de Alcantarilla y exsenador

1. Reducción de sus señorías. Recortar en un 30% el número de diputados y senadores nacionales, diputados autonómicos y concejales.

2. Limitar los mandatos. Los cargos públicos solo podrán sumar un máximo de dos legislaturas (8 años) para evitar que se profesionalicen y se eternicen.

3. Reforma del Senado. Para que sea una cámara de representación de las comunidades autónomas la que debata y apruebe leyes que afecten a las mismas y no una cámara de segunda lectura, no teniendo sentido actualmente.

4. Listas abiertas. Hay que votar a las personas y no a una lista cerrada que presentan los partidos políticos, para que los elegidos tengan más contacto con sus electores.

5. Supresión de privilegios. Tales como las pensiones vitalicias y los coches oficiales.


Francisco José Florido, gerente de Cestado.com

1. Más eficiencia. Fomentar la eficiencia de las administraciones públicas, incorporando algunos criterios que rigen a las empresas privadas.

2. Transparencia. Mejorar las medidas de transparencia de la gestión política.

3. Rebajar clima de confrontación política. Buscar soluciones a los problemas de los ciudadanos, dejando de lado las confrontaciones partidistas.

4. Jóvenes en política. Aumentar el nivel de participación de los jóvenes en la vida social, económica y política, promoviendo una verdadera regeneración de los dirigentes políticos.

5. Apostar por los emprendedores. Los poderes públicos deben de crear un entorno favorable para que las personas con iniciativa puedan llevar a cabo sus proyectos empresariales, generando riqueza y empleo.

Eduardo Balanza, artista

1. Reformar el código penal y endurecer las penas por corrupción, enriquecimiento ilícito, cohecho o malversación de fondos públicos. El político, empresario o banquero que la hace debe pagar con su libertad y su patrimonio.

2. Estimular a gran escala la creación de empresas, la investigación y el empleo. Los indicadores de desempleo indican claramente que no se están haciendo nada bien las cosas desde hace muchos años, la reforma ha sido parcial, torpe e insuficiente.

3. Eliminar instituciones obsoletas o duplicadas: Senado, diputaciones y confederaciones hidrográficas, etc.

4. Democracia directa: debemos poseer un sistema y unas herramientas que nos permitan ser capaces de cambiar leyes, decretos, o votar en el parlamento a tiempo lo más real posible.

5. Eliminar los privilegios de las nuevas y viejas clases: políticos, clero y familias reales deben estar al servicio del pueblo y no al revés.


José María Caballero Salinas, abogado

1. Recuperar la confianza en la Administración de Justicia, que ha de ser independiente, no sólo de los otros poderes del Estado, sino también de los medios de comunicación.

2. Que no se negocie con los votos, evitando que trapicheos postelectorales alteren lo que es la voluntad de la mayoría manifestada en las urnas.

3. Mayor eficacia y transparencia en la gestión de lo público.

4. Mejora en la educación, recuperando principios y valores caídos en desuso y que en la actualidad se echan en falta, como la honestidad, honradez o espíritu de sacrificio.

5. Recuperar las relaciones personales y dejar a un lado tanta cibernética y tantas nuevas tecnologías.

Felipe Coello, entrenador de baloncesto y director de Instalaciones deportivas

1. Política. Mandatos con límite de dos legislaturas y reducción drástica de los puestos públicos. Hay exceso de diputados, concejales, asesores...

2. Senado. Desaparición por obsoleto, lento, caro e inútil.

3. Justicia. Independencia judicial efectiva y transparencia absoluta, desvinculando al poder judicial del control político. Cumplimiento total de penas y mano dura en delitos de sangre, corrupción y cualquier otro que afecte de forma severa a la convivencia pacífica.

4. Subvenciones. Eliminación de las ayudas oficiales a partidos políticos, sindicatos, asociaciones empresariales y proyectos privados. Eliminación de todas las empresas públicas, que solo han servido para colocar a familiares y amigos.

5. Consenso. Exigencia de pactos de Estado en materias como la Sanidad, el Empleo o la Educación.


Alejandro Zamora, secretario general de la Asociación de Promotores de la Región (Apirm)

1. Listas abiertas. Sistema electoral de listas abiertas. Deben primar las personas sobre los partidos políticos..

2. Productividad. Establecer sistemas que permitan medir la productividad y eficiencia de los trabajadores públicos.

3. Reducción de instituciones públicas. Estado, autonomías, provincias y municipios es algo inasumible y un derroche. Demasiada estructura con competencias duplicadas.

4. Finanzas. Máximo control de los ingresos y gastos públicos .

5. Formación. Exigencia de formación adecuada e imprescindible para ostentar el correspondiendo cargo político.

Mariano Bo Sánchez, abogado

1. Independencia de la Justicia. La Justicia debe tener absoluta independencia del poder político, al igual que la Fiscalía, de otro modo no es justicia.

2. Listas abiertas en las elecciones. Deben gobernar las mayorías; los mandatos deben reducirse a ocho años máximo.

3. Responsabilidad. La responsabilidad de los gestores públicos deben sentirla los ciudadanos, para recuperar la confianza, por tanto debe ser real.

4. Al servicio de lo público. Los funcionarios y políticos deben estar al servicio de lo publico y no al revés. Sobran más políticos que funcionarios.

5. Principios básicos. Volver a principios básicos y exigirlos: transparencia, honradez, sacrificio, lealtad, dignidad, trabajo, ética y responsabilidad, también en lo público.


Pilar Larrotcha, diseñadora

1. Regulación de la dación en pago. Vivienda=derecho. Regulación de la dación en pago y moratorias que frenen los desahucios.

2. Reforma del sistema electoral. Listas abiertas, reforma del sistema electoral para hacerlo más proporcional y cercano a los ciudadanos, disminución del número de políticos y de asesores públicos. Dedicación exclusiva de quienes nos gobiernan e incompatibilidad.

3. Mayor control a la clase política. Imposibilidad de presentarse a cargos públicos a personas imputadas. Devolución del dinero en aquellos casos demostrados. Acabar con los paraísos fiscales.

4. Educación pública. Reforma profunda del sistema educativo hacia el modelo alemán y finlandés. Reforzar el sistema público.

5. Ciudades sostenibles. Impulso de los planes de movilidad urbana sostenible, transporte público y bicicletas. Ampliación de zonas verdes y pulmones urbanos.

Emilio Díez de Revenga, director de Ambiental S.L. y consultor en ordenación territorial

1. Más gestión pública y política ambiental frente a la crisis. Los planes de calidad ambiental y medio natural son oportunidades para encauzar la reactivación económica y crear empleos alternativos.

2. Aprender la lección y premiar la ética. La sociedad debe recompensar el comportamiento moral de las empresas responsables.

3. Atender al mundo rural con otra mirada. Atender al mundo rural con otra mirada.

4. Es la hora del aprendizaje permanente. Mejorar sustancialmente la formación y la cultura en todos los niveles académicos, profesionales y empresariales.

5. Más participación y menos propaganda. El desarrollo social y económico exige individuos y asociaciones independientes implicados en la vida pública.


Mari Ángeles Sánchez, directora de la galería Art Nueve

1. Exigir responsabilidades donde las hubiera para fortalecer y devolver la confianza a los ciudadanos y reafirmar nuestra democracia.

2. Que nos gobiernen los mejores profesionales. Exigir que los políticos tengan unos valores, posean formación y que demuestren que han tenido éxitos en sus funciones anteriores.

3. Apostar por la educación en los centros educativos y con el ejemplo de la ciudadanía. Educar en valores, en el respeto y en la honestidad.

4. Aplicar en la Administración la gestión que se sigue en la empresa privada: productividad, no duplicar competencias, agilidad, responsabilidad y compromiso por parte de sus miembros.

5. Dar visibilidad y potenciar el talento, al emprendedor, al trabajo bien hecho y no al pelotazo, a lo sin sentido, a lo provocador.

José Soriano Palao, jefe de Servicio de Medicina Internal

1. Funcionamiento de la Justicia. Incremento de medios humanos y tecnológicos. Agravamiento de las penas en casos de malversación de dineros públicos.

2. Sistema electoral. Listas abiertas. Mayor justicia en la asignación de escaños a partidos pequeños de ámbito nacional frente a partidos nacionalistas.

3. Sistema educativo. Inculcar valores democráticos: rechazo social a la corrupción y a los corruptos. Búsqueda de la excelencia mediante el trabajo y el mérito.

4. Transpariencia en la gestión del dinero público. Publicidad de la cuantía de las subvenciones y destino detallado de las mismas, a cualquier organización.

5. Profundización de la democracia. Utilización de internet para la votación, mediante DNI, de cuestiones nacionales (leyes orgánicas, debates nacionales...)


María Pérez Zulueta, arquitecta y vicedecana del COAMU

1. Reforma estructural de toda la Administración a nivel local, autonómico y estatal, agilización de los procedimientos y burocracia. Disminución notable de políticos y cargos públicos.

2. Participación de la sociedad civil en temas importantes para la ciudadanía, como el urbanismo, la ordenación del territorio y la construcción de la ciudad.

3. Es fundamental que exista una Ley de Transparencia que afecte a todas las instituciones, órganos públicos y sindicatos y partidos.

4. Aumento del control del gasto público, establecer sanciones duras a los que gastan sin control o en beneficio propio. Limitación de mandatos.

5. Regeneración moral y ética de toda la sociedad. Solidaridad, esfuerzo, justicia, generosidad y conocimiento.

Manuel Muñoz Zielinsky, etnógrafo y fotógrafo

1. Deberíamos tener más cultura y formación a la hora de elegir a nuestros cargos públicos. Las campañas electorales resultan engañosas para una mayoría poco preparada.

2. Los cargos electos deben responder de sus logros y sus fracasos ante los votantes, no ante los partidos.

3. Ética y responsabilidad. Los elegidos deben asumir la ética y la responsabilidad de un cargo público, y que no es un puesto de trabajo vitalicio.

4. Dos legislaturas. La ocupación en un cargo público no debe sobrepasar los ocho años.

5. Deberíamos aprender los votantes la diferencia en los mensajes políticos entre 'no decir la verdad' y 'no mentir'.


José Antonio Moreno Micol, presidente de Huermur

1. Limitación de los cargos políticos a ocho años.

2. Sueldos por ley. Establecer las retribuciones a los cargos políticos según una ley estatal, imposibilitando que ellos mismos puedan ponerse sus sueldos.

3.ñ A dedo, no. Imposibilidad de que los altos cargos (directores generales, subdirectores y jefes de servicio) sean nombrados a dedo por políticos.

4. Ningún cargo político o funcionario imputado por la Justicia debe seguir desempeñando su cargo público hasta que se resuelva su situación judicial.

5. Dotación a la Justicia para investigar los casos de corrupción.

Pedro Felipe Granados, escritor

1. Recuperar los valores humanísticos y cívicos en la educación para formar ciudadanos que eviten el aberrante espectáculo de corrupción moral, social y política actual.

2. Recuperar la riqueza estatal malvendida y dilapidada: Iberia, CASA, Renfe, Correos, Repsol... Lo público pertenece a todos, lo privado a unos pocos.

3. Creación de un sistema impositivo solidario donde paguen más los más beneficiados por sus actividades públicas y privadas, con rebajas de impuestos a los desfavorecidos y la cultura.

4. Persecución real de todas las corruptelas, evitando la venta de bienes públicos como la Sanidad y la Educación.

5. Separación efectiva de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial incluyendo mecanismos represivos contra la impunidad de las conductas indecentes.


Benigno Sánchez, entrenador de fútbol

1 Independencia absoluta del Poder Judicial.

2. Incentivar el empresariado nacional como base sólida de la economía del Estado.

3. Transparencia y control regular de la actividad del Gobierno.

4. La clase política debe sumar esfuerzos en la regeneración económica en los tiempos de crisis con independencia de la ideología política.

5. Objetivo: recuperar la confianza en la clase política. Al final y al cabo son nuestros representantes previamente elegidos democráticos.

José Simeón Carrasco, catedrático de Enseñanza Secundaria

1. Separación efectiva de los tres poderes. Lo que está fallando no es el sistema sino la prostitución del mismo.

2. Listas abiertas. Se debería poder votar a las personas por encima de las siglas.

3. Adelgazamiento de la Administración. Ni siquiera en 'vacas gordas' se debería permitir esa cantidad de asesores, jefes de prensa....

4. Regulación de legal de sueldos y presupuestos.

5. Redimensionamiento del peso de la política.


Manuel Moyano, escritor y funcionario

1. Poner coto a la avaricia. Limitar por ley las remuneraciones, dietas e indemnizaciones excesivas.

2. La imposible meritocracia.Impedir que indocumentados lleguen a detentar cargos públicos a base de medrar en los respectivos partidos.

3. Castigo a la corrupción. Quienes se han aprovechado del sistema deben reintegrar lo robado.

4. Racionalizar la Administración.

5. Invertir en futuro. Multiplicar el presupuesto para jóvenes emprendedores y creadores.

Miguel Ángel Blaya Mengual, periodista

1. Igualdad. Establecimiento de un sistema federal en el que nadie tenga más peso que los demás. Donde nadie pueda imponer a otros medidas apoyadas en pactos, a veces contra natura.

2. Representación electoral. Para que los parlamentos, asambleas y cámaras públicas sean un espejo de la voluntad popular, cansada, también, de tantos poderes fácticos.

3. Regeneración ciudadana. Si siguen en el poder políticos corruptos o malos gestores de lo público es porque también hay ciudadanos que les votan.

4. Un poder superior, no íntegramente político. Para impedir la consumación de barbaridades, sobre todo urbanísticas, amparadas en competencias que nunca debieron ser cedidas a comunidades autónomas y ayuntamientos.

5. Defensa del sector público. Invertir en la mejora de servicios, reestructurando su funcionamiento y corrigiendo vicios.


José Ibáñez Barrachina, profesor, director y compositor

1. Educación. Los jóvenes deben aprender a asimilar conocimientos y valores para formarse debidamente, antes de su incorporación al mercado laboral. Los recortes no favorecen el desarrollo de la sociedad.

2. Arte y cultura. Deben ser el motor de la sociedad. No frenemos la construcción de nuestra identidad recortando en estas áreas tan importantes.

3. Regeneración de la vida política. Renovación de los cargos públicos, ocupación por tiempo limitado y sin plena potestad. Hay que fijar un máximo de legislaturas en las administraciones.

4. Igualdad. Estricta aplicación de la ley para todos los ciudadanos por igual. Desaparición de privilegios por pertenencia a partidos políticos, sindicatos y cualquier otro colectivo.

5. Recursos públicos. Deben utilizarse correcta y mesuradamente los recursos públicos.


José Miguel Martínez, profesor de la Facultad de Economía de la UMU

1. Acabar con la profesionalización de la política. Limitar la permanencia continuada en puestos de libre designación y supresión de asignaciones vitalicias.

2. Articular legalmente la participación de la sociedad civil en la toma de decisiones.

3. Simplificar la estructura de la Administración. Dotar a cada organismo de competencias propias bien definidas, con medios y personal fijo acorde a su tarea real.

4. Eliminar la injerencia de la política en la justicia y en sus órganos de gobierno.

5. Controlar, auditar y publicitar el destino de todos los fondos públicos. Evaluación previa y vinculante de las inversiones desde una perspectiva integral: económica, social y ambiental.

José Casas, médico y coordinador del centro de salud de Jumilla

1. Transparencia en la gestión pública y privada y aplicación de la ley de incompatibilidades de manera severa. Toda la información de los responsables políticos y grupos políticos debe estar al alcance del ciudadano.

2. Modificar la ley electoral para que la representación parlamentaria se ajuste a la realidad social. Listas abiertas en vez cerradas, como se hace actualmente.

3. Equiparar la jubilación de la casta política con la del resto de ciudadanos para que coticen el mismo número de años que el resto de los mortales para tener derecho al cobro de la pensión.

4. Justicia más equitativa igual para todos, aplicando un principio de solidaridad y tratando de forma desigual a los desiguales.

5. La cartera del servicio nacional de salud debe tener una aplicación común en todas las comunidades para que todos los ciudadanos tengan las mismas prestaciones residan donde residan.


Daniel Rolleri, abogado y promotor de Ocean Conservancy

1. Limitar los mandatos. Un presidente autonómico o un alcalde no deberían estar en el poder más de dos legislaturas consecutivas, porque se crea el caldo de cultivo para el caciquismo y la corrupción.

2. Control de gestión. Además de la auditoría de cuentas, debería existir un control de gestión que obligue a rendir cuentas por una gestión fallida con dinero público.

3. Proyectos estratégicos. Actualmente la estrategia está montada para dar salida a una economía financiera, especulativa y del pelotazo. Hay que apostar por una economía al servicio del bien común.

4. Desarrollo sostenible. La protección del patrimonio natural es un negocio.

5. Educación. La inversión en educación a todos los niveles es la fórmula del éxito.

Pedro Jesús Cuesta, profesor de la Universidad de Murcia

1. Castigo a la corrupción. Penalizar socialmente los comportamientos que supongan utilizar lo público para un beneficio privado, en detrimento del bien común.

2. Descentralización. La descentralización del poder tiene ventajas. Los objetivos de la autonomía deben apuntar al desarrollo a largo plazo, sobre la base de una sociedad culta, formada y crítica.

3. Medio ambiente. El desarrollo sostenible debe ser una obligación de los poderes públicos y privados. Fomentar el consumo responsable.

4. Cualificación. Cultura de la excelencia, los más capacitados deben ocupar puestos relevantes a nivel público.

5. Apuesta de lo público. Los servicios públicos generan cohesión social.

Enrique Arroyas, profesor de la UCAM

1. Políticos responsables. La democracia es un sistema en el que el poder responde ante el ciudadano. Se garantizará el derecho a preguntar en las comparecencias públicas de políticos.

2. Periodistas libres. Volverán a leerse los códigos éticos de su profesión y los libros de estilo de sus propios medios para recordar que sirven a la verdad.

3. TVE pública. No estará obligada a defender al Gobierno de turno ni a entretener a los ciudadanos.

4. Diputados emancipados. El Parlamento es la sede de la representación y del diálogo. Un requisito para ser diputado será la capacidad y voluntad de pensar por sí mismo. La libertad de conciencia no es guía.

5. Ciudadanos orgullosos. Los individuos aceptarán que el precio de la libertad es preocuparse por el bien común.


Pablo Ruiz, abogado

1. Mandatos limitados. Ningún político debería ocupar su cargo más de dos legislaturas consecutivas. Así se evita la contaminación de la persona.

2. Reducción de la clase política. El Estado ha soportado un exceso de clase política. Con la mitad de cargos es suficiente para una eficaz gestión del país.

3. Educación. Necesitamos personas excelentes. Más inversión en educación a todos los niveles y más control a la hora de acceder a los cargos.

4. Corrupción. Aumento de las penas de los delitos de corrupción, extendiendo la responsabilidad civil a los partidos políticos.

5. Mayor control del gasto público. A través de políticas que permitan redirigir cada presupuesto, debiendo justificar la utilidad de cada gasto.

José Ramón Sáez Nicolás, abogado economista

1. Listas electorales abiertas. Hay que democratizar la estructura interna de los partidos.

2. Circunscripción electoral única. Correlación entre el número de votos y escaños.

3. Transparencia. Acceso público a declaraciones de bienes y patrimonio de cargos públicos y partidos políticos.

4. Mecenazgos. Potenciar mecenazgos privados, reducir las subvenciones públicas.

5. Reforma judicial. El Consejo General del Poder Judicial no puede ser elegido nunca por los partidos políticos.


José Trigueros, gerente de Grupo Sureste

1. Sueldos. Debe limitarse por ley la retribución de los cargos públicos, en función de los habitantes de cada municipio.

2. Formación. Los políticos deben tener una contrastada experiencia profesional.

3. Patrimonio. Publicar el patrimonio de los políticos para esclarecer si existen indicios de corrupción.

4. Rotaciones. Una rotación regulada por ley de los cargos políticos y funcionarios.

5. Vigilancia. Control del destino final de las subvenciones públicas.

Rocío Zamora, profesora de la UMU

1. Evitar concentrar el poder de decidir y ejecutar en la misma persona. Es difícil emprender una acción corrupta cuando depende su ejecución de otra persona o de un grupo.

2. Eliminación de la inmensa mayoría de cargos de libre designación, así como de la designación de organismos de control. Estas formas solo sirven para concentrar al poder y no tener a nadie crítico en puestos críticos que despierten el más mínimo recelo.

3. Reducción del número de representantes políticos. Es absurdo mantener el coste que supone tener dos cámaras de representantes.

4. Inversión en educación e investigación. Apostar por las buenas ideas y los proyectos creativos. Apostar por la internacionalización y la producción colaborativa como motores de cambio.

5. Fortalecimiento moral de la vida pública. Hay que recuperar la idea de servicio público y el bien común frente al interés personal y la cultura del pelotazo.


Salvador Rincón, abogado

1. Listas abiertas, tanto para las elecciones municipales como para las autonómicas y las nacionales.

2. Limitación de partidos en el Congreso de los Diputados. Solo deberían estar presentes en el Congreso aquellos partidos que tengan representación a nivel nacional.

3. Reforma integral de la Justicia. Deberían agilizarse los procesos. Es necesaria una justicia con mucha más rapidez y absolutamente despolitizada.

4. Supresión de subvenciones a sindicatos, organizaciones empresariales y otros colectivos, cuyo destino no se especifica o no está claro cuál es.

5. Reducción de la Administración, con el fin de reorganizar y unificar todas y cada una de las competencias.

Blas Rubio, profesor de Geografía e Historia

1. Más participación ciudadana. Que cualquier decisión importante económica y socialmente deba someterse a referéndums vinculantes, a cualquier nivel administrativo.

2. Los cargos públicos, para los más preparados. Que se exija una cualificación mínima, por méritos, para las personas que desempeñan un cargo público.

3. No a la política como profesión. Que además de cualificados, los políticos tengan experiencia laboral. No más de dos legislaturas en ningún caso.

4. No a 'los paracaidistas'. Listas abiertas, que los políticos vivan y desempeñen su trabajo en el lugar por el que se presentan.

5. Nacionalización de los sectores estratégicos. Que sectores como la electricidad, las comunicaciones o el agua, que afectan a todos, no estén en manos particulares.

José Manuel Muñoz, abogado

1. Cambios en el sistema económico y bancario. Debe haber menos liberalismo económico.

2. Medio ambiente. Hay que trabajar para evitar los efectos del cambio climático y se debe concienciar a toda la sociedad en general.

3. Eliminar recortes. La actual política de ajustes no conduce a nada y se está empobreciendo a las familias, son las más afectadas.

4. Consulta. Los políticos deberían promover la celebración de referéndums a todos los niveles para fomentar la participación ciudadana. Las decisiones políticas no pueden estar vinculadas a los bancos.

5. Apuesta por lo público. Hay que defender los servicios públicos frente al ataque feroz que están recibiendo la educación, la sanidad y el agua, al ver que pueden hacer negocio.

Paco Salinas, gerente de Consulting Inmobiliario de Murcia

1. Dos legislaturas en el poder. No podrán superar ese periodo. Sus sueldos deberán equipararse a la media de los que recibían antes de acceder a la política.

2. Limitar las indemnizaciones por el despido de ejecutivos de grandes empresas que reciban ayudas estatales, y sanciones por irresponsabilidad en su gestión.

3. Control bancario. Mayor regulación sobre cláusulas abusivas, desahucios, activos basura y preferentes. Pedir responsabilidades a los directivos de banca.

4. Ley hipotecaria. Mayor defensa del consumidor, regulando alternativas a los desahucios, con refinanciaciones, alquileres y moratorias con ayudas estatales a los consumidores y no a los bancos.

5. Reforma de la Justicia. Un poder judicial menos politizado y más imparcial.


Paco Mengual, escritor y mercero

1. Fin al bipartidismo. No es moral que los dos partidos (PP y PSOE) causantes de la corrupción y que han agudizado la crisis económica en nuestro país se vuelvan a presentar a las elecciones como los salvadores.

2. Reforma de la democracia. Devolver al pueblo la ilusión por la política y la confianza en las instituciones, solucionando los errores y fraudes del sistema actual.

3. Reforma electoral. Los partidos deben de cumplir por obligación con sus programas electorales. Es necesario la instauración de listas abiertas de candidatos para acabar con el caciquismo de los partidos.

4. Ahorro. Cese de la financiación pública a la Iglesia, a los sindicatos y a los partidos.

5. Cambio en el calendario electoral. Las elecciones municipales, autonómicas y estatales deben de celebrarse el mismo día.

Pedro Ruiz Lorente, técnico alimentario

1. Que los políticos estén especializados para poder acceder a un cargo. Titulación o formación requerida.

2. Los mismos derechos y obligaciones que los trabajadores. Tiempos de paro, cotizaciones, seguridad social...

3. Responsabilidad contable ante los electores. Aquél que no lo haga bien tendrá que pasar por el juzgado.

4. Listas electorales abiertas. Se vota al que se quiere.

5. Gestión y retribución por objetivos que deben de ser expuesto en las elecciones.


Paco Salinas, ingeniero de una multinacional

1. Inversión en I+D+i, tanto en universidades o centros de investigación, como en empresas que promuevan proyectos capaces de situar a España a la vanguardia en exportaciones.

2. Adoptar cambios en el funcionariado con un sistema retributivo basado en el rendimiento, una mayor flexibilidad horaria...

3. Centralización de estamentos provinciales y regionales. Es inviable la gran duplicidad de organismos y estamentos.

4. Control exhaustivo del gasto público.

5. Servicios públicos básicos. Defensa de la sanidad y la educación pública y rechazo a las tasas judiciales.

Juan García Sandoval, director del Museo de Bellas Artes

1. Más creatividad y educación. Fomentar los aprendizajes en torno a las emociones, las relaciones, en la ética, en valores, la creatividad buscando el disfrute, la sencillez, potenciando el compartir, entendiendo la vida como un arte.

2. Piensa globalmente y actúa localmente. La suma de pequeñas acciones puede llegar a conseguir que las cosas cambien.

3. Un mundo de todos para todos. Más igualdad en la diversidad, con la inserción e inclusión en la vida y en el trabajo.

4. Inversión en investigación y desarrollo, sin ella no existe el progreso y es un avance necesario para la mejora de la sociedad en todas las disciplinas.

5. Mejorar la gestión de la administración pública para reorganizar y unificar competencias y lograr una mayor eficiencia.


Luisa Jiménez, médico homeópata

1. Debemos perder el miedo y recuperar la ilusión. La sociedad está bloqueada y enferma de miedo.

2. Mayor representación de la juventud en todos los estamentos. Ellos son los que pueden introducir los cambios que necesitamos.

3. Recuperar los valores iniciales de la política y que, más que una profesión, sea una actividad de dedicación al ciudadano.

4. Exigir una actitud proactiva que transmita modernidad, creatividad e impulso.

5. Ser coherentes con nosotros mismos y tratar de equilibrar nuestra capacidad de crítica con la aportación de soluciones. Hablar en positivo.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Es la hora de la regeneración en la vida pública