«Vivimos un momento donde todo ofende a todos»

Leiva.

El conocido compositor, cantante y productor madrileño Leiva, que formó parte del grupo Pereza durante 10 años, lleva ya una imparable trayectoria en solitario con tres álbumes

DIEGO GARNÉS

Dos nominaciones a los Grammy Latinos y que Mick Jagger y Keith Richards contaran con él y su banda para abrir el concierto de los Rolling Stones en Madrid en 2014 son algunos de los logros de Leiva. Sin contar con que llena recintos enormes allá por donde pasa y los festivales se lo rifan. Leiva estará esta noche en Murcia presentando su último disco, 'Monstruos'. Finalmente, el concierto se celebrará en el Parque de Fofó y lo abrirá el grupo murciano Joaquín Talismán y Los Chamanes. Al otro lado del teléfono ya está Leiva, contesto y hablamos un rato.

- ¿En 'Monstruos' se pueden encontrar las mejores canciones de Leiva?

Cuándo
Viernes 16, a partir de las 22.30 horas.Dónde: Auditorio Parque de Fofó (C/Auditorium, Murcia).Cuánto: 25 euros.Completa: Joaquín Talismán y Los Chamanes.

- Bueno, esto es muy subjetivo. Yo creo que por lo menos hay dos canciones que son las dos mejores que he escrito. Me gusta pensar que cuando un disco tiene más potencia que otro o más dimensión que otro, es por las canciones.

- ¿Cómo definirías tu último disco?

- De alguna manera es el diario de un tarado.

- ¿Cómo ha ido tu aventura por el continente americano?

- Ha sido en México y Argentina y ha ido muy bien. A Argentina llevo muchos años yendo de gira, ya son 12 años, así que tengo allí una carrera muy bonita hecha. Tocamos en un teatro en la calle corrientes de 2.000 personas que fue increíble, lo llenamos. Y en México está todo creciendo un montón. Ahora vamos a ir tres veces más este año y tengo algunos shows con Natalia Lafourcade. Es verdad que estoy empezando a tener allí una carrera bonita en Latinoamérica, cosa que tenía muchas ganas de que ocurriera.

- ¿Qué significó para ti tocar y cantar delante del Guernica de Picasso?

- Va más allá de la acción en sí. Egoístamente es una cosa emocional. Fue muy fuerte para mí estar tocando delante de una obra tan importante, de un testimonio vivo de los horrores de la guerra... Un cuadro antifranquista, maravilloso y doloroso, muchas emociones, la verdad. Es de los cuadros que más me impresiona. Ya lo había estado viendo meses atrás y tocar delante de ese cuadro me resultó como una conexión muy fuerte que no había sentido nunca. También tocar en un museo vacío con toda una exposición de Picasso, parecía que las obras hablaban entre sí. Picasso es mi artista favorito, entonces para mí fue muy emocionante.

- En la canción 'Breaking Bad' cantas: «La vida me ha cambiado en un segundo extraño. Demasiado brillo, demasiado impacto. Me ha venido grande para ser exacto...». ¿Recuerdas ese segundo donde todo cambió?

- No es que todo cambiara de un día para otro, pero conforme ha ido pasando el tiempo, hemos tenido la fortuna de vivir de lo que soñé vivir. Esto también tiene unas consecuencias y de repente sin darte cuenta, pasa el tiempo y ves que la vida te ha cambiado. Han cambiado muchas cosas y yo sigo con el cable atado a mis raíces. Con 25 años, las cosas cambiaron. Ahora tengo 37. Y recuerdo nítidamente cuando las cosas empezaron a ser de otra manera y estoy muy agradecido a la vida por lo que me ha dado. Luego, yo soy un sufridor más allá de lo circunstancial. Vital. Pero sí que recuerdo bien cuando dejé una página doblada en el libro.

- ¿Es verdad que uno de tus miedos es pensar que te quedas sin público? Pero si cada vez tienes más...

- No creo que sea una cosa extraña, supongo que esto le ocurrirá a un montón de gente. Yo nunca siento que tengo una carrera consolidada o que las cosas están ya situadas en un lugar. Disco a disco siempre me sorprendo de que la gente siga ahí, parece difícil de creer porque las cosas van bien, pero en lo más profundo de mí, me sorprendo de que gente siga estando. Siempre pienso que se habrán ido con otro, ya sé que no es un pensamiento muy racional.

- Y sin embargo, no te da miedo 'desnudarte' tanto en tus canciones...

- Entiendo que la música es un canal para comunicarme y sin ella no sería capaz de hacerlo. Ni siquiera conmigo mismo. Ahí voy muy de cara y a pecho descubierto, con las consecuencias que tiene esto. A veces, las canciones te exigen exponerte.

- Me he dado cuenta de que repites eso de que eres un poco paranoico.

- Bueno, todo el mundo tiene sus miedos y sus fantasmas. Yo soy un poquitín paranoico con la aprensión. Soy un poco Woody Allen con este tema. Veo sus películas y habla de mí. Siempre me creo que tengo cosas graves y esto me persigue mucho.

- Eres el productor del último disco de Joaquín Sabina, 'Lo niego todo'. ¿Cómo surge trabajar juntos?

- Estas cosas surgen de una manera muy natural y poco premeditada. Un día me llama Joaquín y me dice: «Lei, hagamos las canciones juntos, compongamos juntos. Me gustaría que produjeras mi disco y que pongas tu visión en mis canciones ahora mismo y ver hacía dónde llevarías un disco mío». De alguna manera fue así, me lo explicó en poco tiempo. Fui a pasar un verano a su casa de Rota (Cádiz), hicimos canciones e hicimos un disco. Luego, a toro pasado, te das cuenta de que hacer un disco de Sabina tiene una dimensión grande. Durante la grabación no te paras a pensar en eso, simplemente te pones a hacerlo. Joaquín depositó la confianza en mí para hacer un disco. Me puse manos a la obra y nos pusimos a construir de una manera arquitectónica algo. Ahora, con la perspectiva de los meses, me doy cuenta de la envergadura del trabajo, pero en su momento me puse el mono de trabajo y a currar, no pensaba en nada más.

- ¿Qué es lo mejor y lo peor de estar de gira?

- Lo mejor de estar de gira es el privilegio de estar en una furgoneta con amigos. En mi caso, con amigos que lo son desde que soy pequeño. Con muchos de ellos, con 14 años estábamos tocando juntos y teníamos el sueño de formar una banda. Subir a una furgoneta con amigos e ir por el mundo a tocar. Esto es un privilegio difícil de explicar del cual soy plenamente consciente. Y lo malo de la gira, probablemente sea que al final siempre estás un poco desconectado de todo y de todos. Te vas perdiendo las cosas que ocurren en tu entorno, siempre estás por el mundo de gira y cuando vuelves, estás fuera de juego de las noticias, de lo que ha pasado en tu barrio, con tus amigos... De alguna manera estás un poco descolgado del mundo, a pesar de que parece que estás muy conectado con el público. Tiene un punto de solitario la gira. Estás lejos siempre de todo el mundo. Ese es el peaje más caro.

- ¿Qué opinión te merece que una conocida marca de cerveza promueva en su último anuncio que los grupos toquen a cambio de cervezas? (Publicidad de Mahou, se puede ver en Youtube).

- A mí me parece desproporcionado lo que está ocurriendo con esto y lo que ocurre en general. Vivimos en un momento donde todo ofende a todo el mundo. Se hace un ruido brutal por cualquier cosa y todo el mundo se siente ofendido por todo. Joder, me parece un poco intenso que se ponga en debate la dignidad del oficio del músico. Que sí, que yo también quiero que me paguen cuando toco y se trate dignamente, pero ¿de verdad tenemos que abrir un debate tan grande sobre la dignidad del oficio del músico por un anuncio que dice que una banda toca a cambio de cerveza? Me parece muy exagerado. Hay que tener un poco más de sentido del humor. Todo el mundo está a la que salta. Llega un punto en donde no se puede hacer nada, siempre hay alguien que se ofende. Ahora mismo pongo el foco en otras cosas mucho más importantes que en el puto anuncio de Mahou. Hay muchas cosas que me inquietan y me preocupan mucho más que esto.

- Con la enorme cantidad de conciertos que tienes al año, ¿cuando encuentras algo de tiempo libre, a qué te gusta dedicarlo?

- Me gustan muchas cosas aparte de la música, obviamente. Donde pongo la ilusión, la tranquilidad y el foco es en ir a la montaña. Ese es el lugar donde me gusta estar cuando bajo de un escenario. Me gusta irme a subir picos y estar en la montaña.

- ¿Qué o a quién estás escuchando últimamente?

- Estoy escuchando mucho ahora a Adanowsky, que es el hijo de Alejandro Jodorowsky. Tiene un disco que se llama 'Amador' que me tiene absolutamente atrapado. Estoy dentro de ese disco ahora mismo. No te puedo decir otra cosa porque llevo dos meses escuchando solamente ese disco.

Temas

Leiva

Fotos

Vídeos