El secreto para seducir a los niños en Navidad

Un momento en la puesta en escena de 'El flautista de Hamelín'./Juan Carlos Caval
Un momento en la puesta en escena de 'El flautista de Hamelín'. / Juan Carlos Caval

NATALIA BENITO

Se le acaban las oportunidades a Antonio Chumillas -que da vida al flautista- de encandilar a los niños murcianos con su música, como hiciera según cuenta la leyenda, en el alegre pueblo de Hamelín. Nacho Vilar producciones despide su estancia en el Teatro Romea este fin de semana. No obstante, todavía quedan por delante cuatro funciones -viernes y sábado a las 17.00 y 19.30 horas- para aquellos rezagados que todavía no han acudido a su cita con el musical o bien para aquellos que, fascinados por tal espectáculo, quieran repetir.

Los que se decidan a adentrarse por algo más de una hora en un mundo fantástico, se encontrarán en el escenario una producción totalmente murciana con versión de Juan Montoro Lara y música de Salvador Martínez que se centra en la historia de un pueblo alegre lleno de niños que se enfrenta a una plaga de ratas. El alcalde ofrece una jugosa recompensa a quien sea capaz de disuadir a los roedores y es en ese momento cuando aparece el flautista, que con su melodía consigue llevarse a las ratas. Cuando vuelve a pedir la recompensa que justamente se ha ganado, el alcalde se la niega y este, como venganza, también como si fueran ratas, hace desaparecer a los niños de la comunidad.

Dónde
Teatro Romea.
Cuándo
Viernes 29 y sábado 30 de diciembre a las 17.00 y 19.30 horas.
Entradas
10, 12 y 15 euros.

Como no podía ser de otra forma en este espectáculo familiar, el final feliz llega. Se produce cuando el pueblo se rebela ante los abusos y el despotismo del alcalde y le obliga a cumplir su palabra.

El montaje deja una interesante reflexión al ser todo él una metáfora de la sociedad actual y la seducción que el líder hipnótico y mágico ejerce sobre una masa alienada. Pero, sobre todo, es un musical amable y divertido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos