Maria Arnal y Marcel Bagés: «La política no está desconectada de la música»

María Arnal y Marcel Bagés./
María Arnal y Marcel Bagés.

El dúo catalán presenta '45 cerebros y un corazón', el debut que les ha convertido en una de las grandes revelaciones musicales del año

ALBERTO FRUTOS

Cuando dentro de un mes nos encontremos con las inevitables listas orientadas a reunir y clasificar lo mejor que ha dejado este año, existen pocas dudas, más bien ninguna, de que '45 cerebros y un corazón', el disco debut de Maria Arnal y Marcel Bagés, peleará por todos los oros. Un primer álbum que, plantando cara al pasado, ha conseguido conquistar el futuro. La resistencia otoñal siempre suena a canciones como la que da nombre al disco, 'Ball del vetllatori' o 'A la vida'. Y la banda sonora de cualquier anochecer que abogue por la poesía descarnada debería ser 'Tú que vienes a rondarme'. Sus melodías y palabras hablan de la memoria de la calle, de los recuerdos de la sociedad, de la justicia y del poder de los recuerdos. Del aquí y el ahora, del ayer y del mañana, del folclore y la tradición, del pop y del rock, de la poesía y la prosa. Del miedo y de la valentía, del amor y los corazones rotos, de la libertad y de las condenas, de la conciencia y la pérdida de la inocencia. No está mal para ser un primer paso. Esperar todo de su concierto en el Cartagena Jazz Festival, donde estarán acompañados por Eliane Elias, quien rendirá un homenaje al jazz brasileño y a la samba con su elegancia característica, es una cuestión de sentido común. Hablamos con Maria Arnal, la maravillosa voz del dúo, para conocer de forma más detallada su propuesta, intenciones y perspectivas.

Cuándo
Viernes 17, a las 21.30 horas
Dónde:
Nuevo Teatro Circo
Completa:
Eliane Elias
Cuánto:
18 euros

-El título del disco, '45 cerebros y un corazón', surgió después de que saltara la noticia del descubrimiento de una fosa común de la guerra civil española en La Pedraja (Burgos). ¿Cómo fue aquel impacto para transformar lo informativo en artístico?

-Creo que la noticia tenía un potencial tan poético que lo que intenté, en el momento de escribir la letra para la canción del mismo nombre que aparece en el álbum, fue respetar y explicar su contexto desde diferentes ángulos. Hace dos semanas estuvimos cantando el tema ahí, justo delante de la fosa, y fue un momento muy potente y emocionante en el que la letra creció muchísimo al estar tan conectada con esa realidad.

-En su opinión, ¿cuánto tiene '45 cerebros y un corazón' de disco político?

-Para nosotros la política no es algo desconectado de la realidad, ni por supuesto de la música. No sabemos hacer canciones sin que ellas contengan todo lo que nos atraviesa: desde nuestra intimidad, edad y familia, hasta nuestro sistema económico, el orden patriarcal, los privilegios que tenemos por ser occidentales, y por qué no, también el orden astrológico. Todo esto está en nuestra práctica y no tiene que ver con partidos políticos, sino que entendemos la política como una actitud para organizarnos y hacer nuestras vidas más dignas.

-¿Y cuánto peso tiene el costumbrismo en su forma de escribir? Me parece un elemento omnipresente a lo largo del disco.

-Me interesa escribir letras que apelen a grandes conflictos contemporáneos, pero desde una escala muy cotidiana. Me parece que las grandes transformaciones empiezan en la esfera más íntima. Y me gusta que las canciones tengan todo este recorrido posible.

-'Tú que vienes a rondarme' refleja mejor que ninguna otra canción, en mi opinión, esa fantástica mezcla de tradición y sonidos contemporáneos que marca todo el disco, pero, además, desprende un romanticismo total. ¿El amor sigue siendo el mejor tema sobre el que escribir?

-'Tú que vienes a rondarme' ha sido nuestro puente y nuestra puerta hacia otro lugar que estamos explorando últimamente, ya de cara a nuestro segundo disco. Es nuestra primera canción de amor y me encanta que ese amor que desprende no se vea en ningún momento limitado por una cuestión de género.

-Durante el proceso de creación del disco, usted ha llevado a cabo un rescate de grabaciones de campo y archivos digitalizados pertenecientes a distintas fonotecas de todo el país. ¿Cómo surge esta idea? ¿De qué manera influyó en el resultado final?

-Es el proyecto el que surge de esta práctica. Antes de ser cantante, ya me dedicaba a estudiar y a descubrir estos archivos. Así que era imposible que no apareciesen en el proyecto con Marcel.

-¿Las canciones son el mejor método para conseguir que el pasado abandone su silencio?

-No sé si el mejor, pero sí el que a nosotros nos sirve. Pero hay muchísimas maneras más de hacerlo, cada persona puede hacerlo a través de su propia pasión, sea la que sea.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos