Mil metros de diversión

Interior del Club Infantil 210, en el barrio murciano de La Flota./Alfonso Durán / AGM
Interior del Club Infantil 210, en el barrio murciano de La Flota. / Alfonso Durán / AGM

El Club Infantil 210 abre sus puertas con una gran oferta de atracciones para los más pequeños en el centro de Murcia

S. GALLEGO

El comedor de casa o la cochera ya no son sitios donde celebrar un cumpleaños. La moda de ir a un centro de juegos para niños como Club Infantil 210 se ha impuesto de tal forma que oír a unos padres que están preparando un cumpleaños en casa se nos hace más raro que hacer una llamada perdida. Y es que, si hacemos números, la diferencia no es tan alta, y si pensamos en cómo se nos queda la casa tras la fiesta y en lo que disfrutan los niños saltando en las camas elásticas, la decisión se toma sola.

En 210 encontramos unos mil metros cuadrados de espacio para los niños con un rocódromo; cuatro toboganes para lanzarse con sacos de doce metros de caída; dos jaulas -para niños de cero a tres años y de tres a doce- comunicadas por tubos; piscinas de bolas; y nueve camas elásticas, también divididas por edades, un dato significativo a la hora de celebrar cumpleaños de niños, puesto que los padres parten de la tranquilidad de que los mayores no se mezclan con los más pequeños.

Dónde
C/ Salvador Dalí, 1.
Teléfono:
637 612 401
Precio:
Un niño: 5 euros por hora.

Para las fiestas temáticas también encontramos un castillo de princesas donde los protagonistas eligen sus disfraces y toman posesión de un trono para recibir los innumerables regalos que sus amiguitos les entregan. Mientras, los padres tienen una zona de descanso en el bar para pasar las tres horas que dura el evento charlando con el resto de padres de lo buenos y maravillosos que son sus hijos. Varios monitores se hacen cargo de los niños cuando estos requieren de la ayuda de un mayor y, aunque el ruido es alto, suele haber música que ameniza la entrega de la tarta y el tradicional soplado de velas.

Menús de diez, once y doce euros con entrada al parque -fines de semana un euro más- y cinco euros a la hora si quieres llevarlos por libre. En la parte alta ha abierto un restaurante para comer con más contundencia, pero es mejor dejar que ruede un poco para ir con ciertas garantías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos