Floración al vuelo

Vista aérea, desde el paramotor en vuelo, de los campos de frutales de Cieza, con las variedades extratempranas en floración, y La Atalaya, El Almorchón, la Sierra del Oro y la de la Palera, al fondo. / Juan Carlos Caval

Viaje en paramotor para admirar desde el cielo el valle ciezano, que en Cuaresma se viste de Carnaval

Pepa García
PEPA GARCÍA

Un año más la Vega del Segura anuncia con antelación la llegada de la primavera y lo hace con el estallido floral de melocotoneros, albaricoqueros, nectarinos, paraguayos, platerinos, ciruelos, almendros y hasta perales, que cubren el valle ciezano de algodonosas y variadas tonalidades de blancos y rosas, desde los más pálidos y desmayados hasta los más intensos y vibrantes. Un espectáculo natural que es todo un goce para los sentidos y que esta semana es nuestra propuesta para el tiempo de ocio.

Enmarcado por la Sierra de la Cabeza del Asno, el Cerro de la Atalaya, la Sierra del Oro, la Sierra del Almorchón, la Sierra de Ascoy, Sierra Larga y la Sierra del Picacho, el valle ciezano reúne las condiciones idóneas para convertirse en frutería del mundo: 300 horas de temperaturas por debajo de los 4 grados y un cálido despertar desde mediados de febrero, además del agua con la que el Segura riega estos fértiles campos. Los responsables municipales, conscientes del valor del proceso natural que desencadena la producción en las más de 15.000 hectáreas dedicadas a estos frutales, han decidido convertir la floración en bandera del sector agrícola y en motor de promoción del turismo local y regional.

Así, por segundo año consecutivo, aunque ya hace casi una década que comenzaron a promoverlo, el Ayuntamiento de Cieza ha apostado todo a esta iniciativa, cuya programación abarca desde rutas para disfrutar de la vistosidad del campo, que ya en tiempo de Cuaresma se viste de Carnaval, a menús especialmente diseñados por los restaurantes locales y ferias gastronómicas, sin dejar de lado pruebas deportivas, actividades culturales de lo más variadas y todo tipo de propuestas para dar a conocer el patrimonio histórico, artístico, natural y paisajístico del municipio a fondo.

Libérense de la tensión, déjense llevar por el viento y disfruten del impresionante espectáculo: la alfombra multicolor que se pone a sus pies

Desde otra perspectiva

El placer y el relax que produce admirar el panorama que dibujan las distintas tonalidades de las flores de los frutales del valle ciezano ya es aliciente suficiente para acudir una vez al año a patear estos campos. Aun así, el programa Floración no deja de innovar para multiplicar las opciones de los turistas y que no se cansen de repetir. Así, este año, a las tradicionales ofertas de senderismo entre los campos floridos, con o sin almuerzo campero, se han unido propuestas innovadoras que por sí mismas suponen una experiencia inolvidable pero que, además, ofrecen la posibilidad de tener una perspectiva inigualable: la de observador desde las alturas.

De la mano del técnico deportivo en montaña José María Buitrago, de Buitre Aventuras, decidimos sumar a la experiencia de la floración la emoción de verla a entre 150 y 300 metros de altura, montados en un artilugio de doble asiento dotado con motor y parapente: un paramotor que pilota el experimentado Manuel -lleva un cuarto de siglo manejando los cables de parapentes y paramotores, además de tener la titulación de piloto-.

Al pie de la Sierra del Picacho, casi en el límite del municipio de Cieza con Jumilla, Buitre Aventuras aprovecha una explanada para preparar el 'aparato' volador y el despegue con las máximas condiciones de seguridad.

Aunque sean aficionados a la aventura, lo normal es que, si afrontan por primera vez esta experiencia, sientan mariposas en el estómago y hasta algún tembleque de piernas. No se preocupen, la incertidumbre se quedará en nada cuando el enorme 'ventilador' que propulsa el paramotor les haga despegar del suelo y emprender el excitante vuelo con sus tres cinturones de seguridad bien atados y el intercomunicador conectado para poder hablar con el piloto.

Tras sobrevolar la autovía, se sentirán ligeramente bamboleados por las corrientes térmicas. Pasarán junto a la Sierra de la Cabeza del Asno y tendrán el valle a sus pies. Desde lejos, vislumbrarán los campos teñidos; perfectas cuadrículas de blancos y rosas, si los árboles están cuajados de flor; de verdes intensos, si ya pasó la floración y el fruto se abre paso; o marrones pelados, si todavía los árboles no despertaron a la primavera. Una vista cenital de vistosos contrastes que se extiende en el tiempo durante cuatro semanas y, ahora, bajo sus pies.

La variedad de frutales (extratempranos, tempranos o normales) impide ver una superficie uniforme, y también las diferentes paletas de la flor: albaricoqueros (de tonalidad más rojiza, como algunos melocotoneros), melocotoneros, paraguayos o nectarinos. Sin embargo, también es una ventaja que «permite disfrutar la floración a lo largo de todo un mes», aprovecha José María, de Buitre Aventuras, los preparativos del paramotor para explicar singularidades del campo ciezano a los pasajeros.

Cuando los nervios de los primeros compases desaparezcan, libérense de la tensión, déjense llevar por el viento y disfruten del impresionante espectáculo, la alfombra multicolor que cubre este privilegiado y ancestral valle.

Cuando el viaje 'floral' termine y los 20 minutos de vuelo les hayan resultado un suspiro, no se olviden de visitar Cieza. Junto a la ancha y larga programación para vivir la floración a pie de árbol o desde el cielo, Turismo ha diseñado rutas para que cada cual pueda hacerlas por su cuenta, tanto en coche (por los parajes de La Parra, El Horno y El Acho) como a pie o en bicicleta (por el paraje de La Brujilla y a los pies de La Atalaya, o junto a las riberas del río). Todas ellas disponibles en el folleto de la programación y en la web www.floracioncieza.es. Además, como la floración es mucho más que ir de flor en flor, puede aprovechar para captar con su cámara su particular visión del paisaje y presentarla al VII concurso que sobre esta temática organizan CAFCieza y el Ayuntamiento.

Sabor a flor

Y, cuando el hambre apriete, nada mejor que degustar las delicias y especialidades gastronómicas de la zona: hasta once restaurantes de la localidad han diseñado menús especiales para estos días. No faltan la pipirrana ciezana (ensalada típica a base de ñoras, bacalao y guindillas, 'torraos', cebolla, aceitunas negras y pimentón), el tomate, las olivicas 'partías' y otras verduras de la tierra, y, cómo no, el melocotón, tanto como ingrediente principal de postres (flanes, tartas, granizados o en almíbar) como acompañamiento en platos salados. Pero si quiere evitar contratiempos, lo mejor es reservar con antelación.

LA GUÍA

Itinerarios floración
Buitre Aventuras (675 370 736, www.buitreaventuras.com y info@buitreaventuras.com) ha apostado por renovar por completo la oferta para disfrutar de la floración con propuestas innovadoras. Así, podrán disfrutar a vista de pájaro la floración. Las opciones son hacerlo volando en paramotor (99€/persona) cualquier día siempre que haya un mínimo de 3 personas interesadas. También se puede realizar en parapente biplaza (aunque esta opción está sujeta a las condiciones de las corrientes de vientos y exige un mínimo estado de forma de los ‘pasajeros’), los días 24 y 25 de feb. y 3, 4, 10 y 11 de marzo (75€/persona); itinerario en ‘segway’, da la oportunidad de conocer la floración subido sobre este medio de transporte motorizado que podrán aprender a conducir (29€/persona con caña y tapa), los días 24 y 25 de febr., y 3, 4, 10, 11 y 17 de marzo; ruta de marcha nórdica, 14 km. de floración impulsados por bastones similares a los de esquiar, incluye almuerzo típico (15€/persona), los días 11 y 17 de marzo; y senderismo interpretado, a diario (12€ y 15€, almuerzo incluido). Stipa incluye, además de sus conocidas rutas con sabor (mañana y tarde, los días 24 y 25 de febr., 3, 4, 10, 11, 17 y 18 de marzo; todos los días para grupos de más de 10 personas), que concluyen con un almuerzo campero entre árboles en flor; floración en 4x4, para descubrir parajes espectaculares alejados de los recorridos convencionales, con tentempié incluido; y rutas de patrimonio: de arte rupestre, a la Cieza islámica, recorrido arqueológico, visita a la sima de La Serreta y al yacimiento islámico de Siyâsa. 658 641 101. Floración Experience. Los días 24 y 25 de feb. y 3, 4, 10, 11, 17, 18, 24, 25 y 31 de marzo; y de lunes a viernes, de febrero y marzo, con un mínimo de 15 inscritos. Visita por los parajes en floración, almuerzo campero, visita al Centro de Interpretación del Melocotón de Cieza, reportaje fotográfico y regalo (10€, sin almuerzo; 15€/adulto y 7€/niño, todo incluido; precios reducidos para grupos y gratis de 0 a 6 años). Esta misma propuesta, con ‘rafting’ (3, 4, 10, 11, 17, 18, 24, 25 y 31 de marzo), incluye ruta por los parajes en floración, almuerzo campero, descenso en barca por el Segura (Cieza-Blanca), reportaje fotográfico y regalo (28€/adultos y 14€/niños, y precios reducidos para grupos). 601 057 239. Avennatura propone, además de los clásicos recorridos caminando por los parajes floridos (todos los días por 12€/adulto y 9€/niño), la posibilidad de combinarlo con la práctica de tiro con arco (10€ sin tiro, 12€ con tiro); descensos por el río Segura, rafting o piragüismo (12€/persona), los días 3, 4, 10, 11, 17 y 18 de marzo), con reportaje fotográfico incluido; vista panorámica en globo; y rutas en tren: urbanas (3€) y de floración (10€). 619 832 616
Paladear la floración
Menús especiales. Los restaurantes Maripinar, Arte-Sano, La Plaza, El Ventorrillo, El Patio de Nicolás, Cenáculo, El Quijote, Los Cuñados, Tiffanys, Club de Tenis y Chiqui ofrecen menús diseñados para la floración (entre 28 y 25€); y las heladerías Antártida (2,90€), Los Valencianísimos (3,50€) y la confitería Las Delicias (3€), postres y meriendas ‘florales’. Feria Gastronómica. SaborArte reúne, del 9 al 12 de marzo, a algunos de los más destacados cocineros a nivel regional y local, que ofrecerán ‘cooking shows’, ponencias, talleres y catas en la carpa instalada en la plaza de España de Cieza. Lo abrirá el taller de cocina japonesa de José Manuel Caballero (9 de marzo, 19.30 h.) y lo cerrará Cristian Palacios de Barahonda (12 de marzo, 13.30 h.). También habrá ponencias privadas con menús degustación y zona minigourmets con talleres para niños de 6 a 12 años (5€ por taller y niño).
De flor en flor
Pruebas deportivas. Dada la afición al deporte de los ciezanos, este año el programa incluye numerosas pruebas deportivas, algunas puntuables en el ‘ranking’ nacional: de carrera (24 feb.), ciclismo (25 feb.) y piragüismo (4 de marzo); y también para ‘amateurs’: Portazgo Trail absoluta y cadete-junior (3 de marzo), Maratón Zig Zag Mountain Bike (4 de marzo) y carrera 10k, 5k y mini-k (17 marzo).
A buen ritmo
Flor Cieza Festival. Desde mañana (día 24) hasta el 17 de marzo, pasarán por distintos escenarios de la localidad los artistas Pasión Vega, Coque Malla, Mi Capitán, Lucky Duckes, Javi Vox Second, Boscoleros, La Regadera, DJ Wet, Coral Ars Nova y Manolo Sotomayor con Don Teco DJ.

Las propuestas para la tarde son amplias: desde conocer a fondo el patrimonio cultural, arqueológico y natural ciezano -es especialmente recomendable visitar la Sima de La Serreta o los abrigos del barranco de Los Grajos, si no los conocen; y hacer lo propio con el despoblado de Siyâsa y el museo Medina Siyâsa, para lo que pueden recurrir a la Oficina de Turismo- hasta acudir a talleres y charlas sobre agricultura, medio ambiente, o, incluso, regalarse con conciertos de música de cámara, antes de que caiga la noche.

La merienda, si la hacen, es obligada en Los Valencianísimos, Las Delicias o Antártida (para probar los dulces de la floración) y, por la noche, antes de que todos los gatos sean pardos, pueden decidir poner punto y final a la jornada en un concierto del Flor Cieza Festival.

Y, si se quedan cortos y deciden prolongar su estancia en este valle de contrastes, no duden en consultar los paquetes turísticos: alojamiento y actividades por entre 40 y 110 euros por persona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos