El gusto por el café

Pino Angulo y Felipe Turpín, con una muestra de las cervezas que sirven en su local./Vicente Vicéns / AGM
Pino Angulo y Felipe Turpín, con una muestra de las cervezas que sirven en su local. / Vicente Vicéns / AGM

La Posada de Pino basa su oferta en cervezas del mundo, bocadillos, tapas y cafés hechos a la perfección

S. GALLEGO

Cuando has probado el café con leche de La Posada de Pino es muy difícil desayunar en otro sitio. No se trata de dibujitos en la crema de la leche, que también, sino en el punto exacto del café, la cremosidad, la temperatura de la leche y, por supuesto, de que no lleve torrefacto. El café es Flor de Jamaica y el camarero que dirige la máquina, Felipe Turpín, muestra esa profesionalidad a la hora de 'tirar' los cafés sabiendo que cada taza cuenta.

Fuera, sirviendo las mesas de la terraza, suele estar Pino Angulo, propietaria del local, quien además de cafés desde primera hora de la mañana ha dispuesto en la carta una treintena de cervezas de todas partes del mundo y un buen surtido de picoteos, perritos calientes, paninis y tapas variadas, además de la bollería y de los bocadillos de la mañana tan demandados por los estudiantes del IES Eduardo Linares, ubicado a escasos ochenta metros.

Dónde
C/ Porto Alegre
Horario
De lunes a sábados de 7.15 a 0.00 horas
Teléfono
687 829 128
Precio:
1 euro el café

El local está decorado como un pub inglés. Las tres mesas del interior y los revestimientos de madera le dan al pequeño establecimiento un cierto aire a 'irish club'. La terraza techada y el parque frente al que se sitúa convierten a La Posada de Pino en un buen enclave para ir con niños a pasar la tarde o las noches de verano. El surtido de tés es igual de amplio que el de cervezas, e incluso una carta los explica para quienes no se conforman con una simple infusión de hierbas y busca aromas y matices profundos y elegantes.

La Posada de Pino lleva cinco años con la persiana levantada desde bien temprano y hasta la noche, dando un gran servicio de cafés en Molina de Segura. En definitiva, una de esas cafeterías a las que uno va aunque no le pille de paso, porque nunca defrauda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos