Excálibur y la lucha por los sueños

Algunos de los actores, en un momento del espectáculo./
Algunos de los actores, en un momento del espectáculo.

El montaje, que lleva más de un año de gira, cuenta la historia del Rey Arturo mediante una puesta en escena en la que destaca su llamativo vestuario

NATALIA BENITO

El legendario reino de Camelot se ha instalado en la geografía española. Tras tres meses en el madrileño Teatro La Latina, la compañía de Andújar (Jaén) Esphera Teatro ha comenzado una gira nacional que mañana pasará por el Auditorio El Batel de Cartagena.

En este musical pensado para el público familiar se reaviva la leyenda del mago Merlín en su periplo por conseguir que Arturo sea el futuro rey de Inglaterra. Durante la misión, no solo lo encaminará hacia su objetivo, sino que el sabio hechicero tratará de instruir al joven Arturo para hacer de él una gran persona, y así, en un futuro, llegar a ser un monarca justo.

Dónde
Auditorio El Batel.
Cuándo:
Sábado 23 de diciembre a las 18.00 horas.
Entradas:
10 euros.

El rey Arturo y Merlín no son los únicos personajes de esta propuesta. Sobre el escenario están todos los ingredientes de una clásica historia: la mujer Ginebra, el compañero de viaje Kay, la mágica Dama del Lago y la malvada maga Morgana, un personaje que consigue conquistar especialmente a la crítica gracias a su interpretación, y que, junto con sus duendes, hadas y el particular Flick, sorprenderá al público con su drástica transformación al final de la obra.

Con un elenco formado por jóvenes artistas -siete actores y cuatro bailarines-, se muestra un espectáculo en dos actos formado por texto y música de producción propia. La propuesta de Esphera Teatro que, según cuenta su director, Juan Corpas, surge «al darnos cuenta de que no había un montaje similar que contara la historia del rey Arturo en España», y que lleva un año y medio representándose, destaca por su colorida puesta en escena y lo llamativo de su vestuario.

La lucha por hacerse con la espada Excálibur se convierte en todo un espectáculo amenizado por canciones «pegadizas». Excálibur es la causa de las grandes aventuras que encandilan a los niños durante el musical. Pero el montaje tampoco deja indiferente al público adulto: «A la salida del espectáculo, nos comentan los padres que se llevan a casa una reflexión; un mensaje relacionado con la lucha por los sueños que en ocasiones los adultos olvidan», relata el director.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos