Franz Ferdinand, desde Escocia con amor

Franz Ferdinand.

La banda de Glasgow liderada por Alex Kapranos combinará en Murcia nuevos temas con los clásicos inconfundibles de su discografía

A. FRUTOSMURCIA

En el momento exacto en el que se desveló que Franz Ferdinand era la sorpresa internacional que se guardaba en la chistera el Festival Welcome Estrella de Levante, las suelas de nuestros zapatos empezaron a temblar. Y no es para menos, tenemos antecedentes suficientes como para saber que una visita de Alex Kapranos y los suyos es sinónimo de fiesta, cuerdas vocales sometidas a esfuerzos poco recomendables y guitarrazos directos al esqueleto. Si no te mueves, vaya, deberías plantearte que algo está fallando en tu interior.

Poco importa que su última referencia discográfica, sin contar con 'FFS', el notable álbum que facturaron en 2015 junto a los estadounidenses Sparks, nos llegara hace cuatro años, con el muy infravalorado 'Right Thoughts, Right Words, Right Action', la banda escocesa sigue siendo un valor seguro a la hora de convertir el escenario en todo un desfile de píldoras de rock bailable y sudoroso, auténtico arsenal de hits de indiscutible eficacia disparados con la vista y precisión de un gigante capaz de mantener el equilibrio sin tropezar. Y es que, poco óxido se intuye en temas tan redondos como 'Love Illumination', 'Ulysses', 'The Dark of the Matinée', 'The Fallen', 'Can't Stop Feeling', 'Right Action', la nunca suficientemente aplaudida 'This Boy' o, llegamos a otra dimensión, 'Take me out' y 'Do You Want To', dos ejemplos exactos y precisos de lo que solemos llamar singles perfectos, éxitos comerciales abrumadores que pueden mirar fijamente a los ojos, sin miedo alguno, a discografías enteras.

Afortunadamente, los chicos de Glasgow no se han permitido quedarse quietos y vivir de estas rentas tentadoras, aceptando, disco a disco, riesgos de los que han salido casi siempre ilesos. Del vértigo trepidante y adictivo, casi punk, de su debut homónimo a la oscuridad iluminada con melodías de neón y resaca de estribillos de 'Tonight: Franz Ferdinand', pasando por el clasicismo más pop de 'You Could Have It So Much Better', el grupo escocés ha mantenido intacta su personalidad y carisma, aceptando uno de esos puestos injustamente secundarios que, especialmente sobre el escenario, alcanzan su plenitud e impacto real.

Poco importa que otras propuestas gocen de mayores ventas y reconocimiento crítico, Franz Ferdinand sabe lo que hace y lo ejecuta como pocos. Melodías mucho más complejas de lo que puedan parecer en una primera escucha, riffs imbatibles que se transforman en nervio disparado al mismo centro de la diana, una voz de crooner salvaje perdido en medio de una jungla elegante y sofisticada que comanda cada giro imprevisto con la seguridad de un prestidigitador y, por encima de todo, estribillos para corear con la camiseta fuera, incluso si el termómetro observa con incomprensión. Elementos que siempre suman y que garantizan un gran espectáculo tanto en la forma como en el fondo. Muchos fuegos, pero ninguno artificial.

Contar de nuevo con su presencia en Murcia es una oferta imposible de rechazar. Algo bueno tenía que tener contar en esta tierra con un otoño disfrazado de caluroso agosto. Entrar en calor con Franz Ferdinand es inevitable. Ellos ponen la hoguera y la danza, nosotros el ímpetu y la voluntad. No hay excusas.

Más grupos en el BUM

Temas

Umu, Murcia

Fotos

Vídeos