Encuentro íntimo con el pesimismo de Chéjov

Los actores Gonzalo Cunill (i) y Luis Bermejo forman parte del elenco de 'Vania'./
Los actores Gonzalo Cunill (i) y Luis Bermejo forman parte del elenco de 'Vania'.

El desolador montaje se representa dentro de una caja con capacidad para sesenta personas

NATALIA BENITO

Comenta Àlex Rigola, en referencia a la creación de su compañía Hearbreak Hotel, lo siguiente: «Cuando nos preguntamos por qué vamos al teatro o por qué hacemos teatro, la respuesta siempre acaba siendo la misma: para conocer mejor al ser humano, y este deseo va directamente unido al deseo de conocimiento de nosotros mismos».

Coherente con sus intenciones, Àlex Rigola pone en escena 'Vania (escenas de la vida)' -una versión del drama que Anton Chéjov dio a conocer hace más de un siglo, 'Tío Vania'- donde el pesimismo, la desilusión y la tristeza ante un futuro a la deriva dominan la escena en esta visión trágica del mundo contemporáneo donde los personajes aprenden que la vida no es como se la habían imaginado.

Cuándo
Viernes 23 de febrero a las 18.00 y 21.00 horas.
Dónde
Teatro Circo.
Entradas
agotadas.

La actriz Irene Escolar, que lleva una década trabajando mano a mano con el director del montaje, forma parte del elenco junto a Luis Bermejo, el argentino Gonzalo Cunill y Ariadna Gil. Ellos se dejan la piel en un proyecto que apuesta por una representación íntima en pro de una mayor conexión entre público y espectador. El espacio escénico es en esta ocasión una caja de 8,5 metros de largo por 6,5 de ancho en la que sesenta personas -en cada uno de los dos pases- tendrán el privilegio de observar de cerca la propuesta. El montaje ha sido entendido como un juego para los actores en la búsqueda de la verdad escénica del que se pretende hacer cómplice al espectador de la melancolía, los pensamientos y las preocupaciones de los personajes.

A Vania -Luis Bermejo- lo ha guiado el deber y solo ha vivido para los demás postergando sus propios anhelos. Vive con su sobrina Sonia -Irene Escolar-, que está enamorada del doctor Astrov-Gonzalo Cunill-. La cotidianidad de estos se ve perturbada con el regreso del profesor, excuñado de Vania y padre de Sonia, y su actual esposa, Elena -Ariadna Gil-, una mujer considerablemente más joven y de gran belleza.

Actores que visten con su propia ropa y una iluminación neutra hacen singular a este montaje con entradas agotadas desde hace más de un mes en el Teatro Circo que permite mostrar de manera limpia y descarnada los conflictos de unos personajes que han perdido el rumbo de sus vidas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos