La Farándula: «Echo de menos el abanico de estilos musicales que había antes en la Región»

La Farándula/
La Farándula

El grupo cartagenero regresa a Murcia para seguir descubriendo las canciones de un primer trabajo con aroma a mar y cantina

ALBERTO FRUTOS

Para La Farándula, la música es amistad, sí, pero también oficio y entrega. No todo vale para esta banda cartagenera que, mientras el mundo a su alrededor se empeña en correr sin respiro, prefiere hacer las cosas bien, a su tiempo y a su modo, con cabeza fría y sensibilidad. Los corazones calientes también aceptan copas con dos hielos. Quizá por eso, o por la simple y llana inspiración, una razón mucho menos poética pero más factible, su primer disco se devora con la devoción que generan los trabajos que desprenden sinceridad y cariño por cada uno de sus rincones. Desde el fantástico arreón inicial de 'Tres tristes tipos' hasta la transparente suavidad de 'Allá en el sur', pasando por el reggae con acento Calamaro de 'Loca' o 'Lion'; el romanticismo desgarrado de 'Metro Gran Vía'; la celebración colectiva y envenenada de 'Estrella del pop'; y el rock latino de 'Gachupino', La Farándula firma una carta de presentación marcado por un respeto y un compromiso total al siempre apasionante arte de escribir una canción, de dotar de vida musical a una historia, de transitar terrenos conocidos con la bravura de un sello de identidad propio. Una banda, en definitiva, que camina con pies de plomo y canciones de acero. Compartimos conversación con su líder, Daniel Enríquez.

Cuándo
Viernes 9, a las 19.00 horas
Dónde:
Fnac
Cuánto:
Entrada: Libre

-Pese a estar ante su primer disco, La Farándula no es una banda que haya comenzado su trayectoria recientemente; de hecho, se trata de una formación con casi una década de existencia. Teniendo en cuenta el tiempo que ha pasado desde sus inicios hasta la publicación de este debut, ¿considera que las prisas en la música siempre son malas compañeras?

-Las prisas son malas compañeras en cualquier situación. En lo que respecta a la música, esa urgencia puede hacerte caer en el error de publicar o tocar algo que todavía no está lo suficientemente trabajado o que no te llena. Puedes tener un buen tema que, si no está bien ejecutado o interpretado, tendrá siempre un resultado mediocre. En cualquier caso, esta situación es un error muy propio ya que, cuando estás empezando, solamente quieres publicar y publicar y que todo el mundo escuche tu trabajo. Y, claro, pierdes la perspectiva y cambias cantidad por calidad.

-La canción que abre el disco, esa fantástica ranchera con sabor a rock and roll llamada 'Tres tristes tipos', desprende un profundo aroma a cantina compartida. ¿Qué tienen los bares para seguir siendo una fuente de inspiración tan contundente?

-Los bares son un escenario en el que afloran pasiones y comportamientos intensos e histriónicos, pasiones y odios, conversaciones anónimas o conocidas opinando de cualquier cosa; situaciones, en definitiva, tremendamente narrativas. Puedes escribir un disco simplemente sentándote a observar las cosas que suceden en un bar.

-En 'Estrella del pop' ofrecen un irresistible reggae pop en el que, tras esa melodía de estribillo contagioso, se esconde una ácida e irónica visión sobre la fama y la aclamación popular. ¿Una forma accesible es la mejor manera de transmitir un fondo envenenado?

-El humor y la ironía son una vía muy efectiva. No hay nada como un buen envoltorio, un caballo de Troya musical, para decir que algo es una mierda. 'Estrella del pop' es una canción que expone además mi sorpresa respecto a la facilidad con que la gente encumbra a intérpretes desconocidos que salen en televisión y, por otro lado, lo difícil que es abrirte camino haciendo tus propias composiciones, que te tomen en serio, que te contraten, que te paguen por actuar. La eterna condena de que el artista sea solamente una sombra si un foco no lo ilumina.

-La mezcla de estilos y géneros es una de las mayores virtudes del disco, ¿dónde ubicaría ese punto en común entre todos los temas, el hilo conductor que define la estructura interna del conjunto?

-El hilo conductor sería el rock español y en español. No creamos haciendo canciones que se parezcan a las que ya hicieron otros, aunque, como sucede en otras artes, siempre hay un referente, algo que te guía, un destello que te ilumina. Cada uno de nosotros aporta esa luz y componemos con toques de distintos artistas, pero aportando nuestra personalidad. Eso es primordial.

-Estamos ante un disco que huele a madrugada eterna, pero también a mediodía a la orilla del mar. ¿Podríamos decir que hay una especie de doble cara de La Farándula, una más apegada a la noche y otra más luminosa?

-Somos cuatro músicos criados en una ciudad portuaria, día y noche, sol y contrabando, cruceros e inmigrantes ilegales, playas bulliciosas y desiertos invernales. Puede que nos guste demasiado lo bueno y lo malo, las dos caras de la moneda, cruzar la raya constantemente. He de destacar que, según pasan los años, el mediodía va ganando terreno a la madrugada. Ley de vida.

-A la hora de analizar las letras, encontramos historias cotidianas con las que cualquiera se podría sentir identificado. ¿Cómo es su relación con el folio en blanco? ¿Vomita las canciones o hay un trabajo de escritura realmente exhaustivo?

-Vomitar las canciones es mucho más productivo para mí. Suelo tener tanto grandes vacíos compositivos como maratones en los que no puedo dejar de de escribir canciones. Una vez encontrada la historia, empieza un proceso más complicado en el que todo tiene que rimar y en el que trato de encontrar una presentación, un nudo y un desenlace.

-¿Echa en falta propuestas musicales similares a La Farándula en la escena musical de la Región? ¿Qué opinión tiene desde la misma?

-Echo de menos el abanico de estilos que había antes en la escena musical de la Región y lo fácil que era ver un día un concierto folk y al otro uno de jazz, de reggae, de rumba o de rockabilly. Y todo hecho por músicos regionales. Ahora hay muchas bandas, pero la diversidad de estilo es muy poca, el 'indie' se lo ha comido todo y los que hacemos 'otras cosas' tenemos pocas vías y plataformas para darnos a conocer.

-¿Cuáles son los siguientes pasos que podemos esperar de La Farándula?

-Seguimos trabajando en la promoción de este disco, que está siendo un proceso de largo recorrido. A continuación, la idea es poder dar forma a un segundo trabajo con el que obtener una mayor difusión que nos permita enfrentarnos a un pasito más arriesgado en el futuro.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos