Colgarte unos flecos

Susana y Gloria Olmos, con sus bolsos/Vicente Vicente / AGM
Susana y Gloria Olmos, con sus bolsos / Vicente Vicente / AGM

La empresa murciana Gloriaca cumple cinco años confeccionando sus originales bolsos redondos

S. GALLEGO

La crisis de hace unos años le vino que ni pintada a las hermanas Olmos, Susana y Gloria, quienes aprovecharon una baja por salud y una situación económica difícil para pensar en cómo desarrollar una línea de bolsos de diseño llamada Gloriaca.

La historia comenzó con un bolso hecho a mano y confeccionado por su propia madre que tuvo un impacto importante entre las amigas que lo veían colgado del hombro de las empresarias. «Si tú los diseñas, yo me encargo del resto de cosas de la empresa», desvela Susana al explicar cómo fueron los inicios de la conocida marca de moda. Piezas exclusivas -solo una pieza por diseño- y las características de ser redondos y llevar unos flecos de seda que cambian de color según el modelo y que van acompañando al movimiento de la portadora del bolso en sus pasos.

Dónde
C/ González Adalid, 10. Primero B
Teléfono:
868 240 182
Precio:
Desde 110 euros.
Horario:
De 10.00 a 18.00 horas ininterrumpidamente, de lunes a viernes

La expansión de la marca llegó a muchas tiendas de moda en una primera fase de venta, pero un trato desafortunado por algunos clientes ha dado paso a la retirada de puntos de venta hasta tener solo el propio y la tienda virtual de la marca. No había dos bolsos iguales hasta hace un mes y medio, cuando la fase de exportación de piezas al exterior ha obligado a la empresa hacer ediciones limitadas de unas cien piezas por motivos obvios del mercado.

Con pelo -de visón, zorro, cabra, etc-, pieles de todo tipo, especialmente labrada, y los flecos de seda son los materiales de las piezas que no están forradas, lo que significa que el interior de la piel no puede tener defectos ni manchas algunas. Los precios oscilan entre los 110 euros y los 300 y, hasta la fecha, son más de cuatro mil diseños diferentes los que se pueden ver en la calle.

Todos los bolsos están registrados, pero aun así han tenido que luchar contra las inmorales copias baratas. «Ahora es más sencillo; si no lo has comprado en nuestra tienda-taller o en nuestra web, es falso», concluye Susana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos