¿Hasta dónde es capaz de mentir el ser humano?

Carmen Machi protagoniza 'Cronología de las bestias'./Javier Naval
Carmen Machi protagoniza 'Cronología de las bestias'. / Javier Naval

Carmen Machi protagoniza este drama familiar cargado de misterios, secretos, miedos y engaños

NATALIA BENITO

Mentir. Mentir como forma de vida. Mentirse a sí mismo aun siendo conscientes de la verdad. Mentir para protegerse. ¿Hasta qué punto es sano mentir? ¿Hasta dónde es capaz de mentir el ser humano? Esa idea, la del compromiso del hombre con la mentira y sus límites, así como la sospecha de que una mentira fundacional requiere de un gran tejido de otros -pequeños o grandes- engaños y autoconvencimientos indispensables para sostenerla, le inquietaba al dramaturgo y actor -ha trabajado en montajes como 'La omisión de la familia Cóleman'- argentino Lautaro Perotti. Tanto como para componer una obra en torno a las mentiras y su fugacidad, por las que rápidamente se puede esfumar la vida.

'Cronología de las bestias' es un encuentro inesperado de una madre con su hijo Beltrán, que desapareció hace más de una década, cuando él tenía 12 años. De repente, con el regreso del joven, esta familia destrozada debe enfrentarse a sus propios temores y oscuridades. Un clan que ha decidido evadirse de la realidad engañándose y que ahora combate con sus miedos.

Cuándo
Viernes a las 2100 horas.
Dónde
Teatro Villa.
Entradas
20 euros.

En este núcleo la más sufridora es la madre que, además de perder a su hijo por un largo tiempo, se ha quedado viuda. El personaje al que da vida Carmen Machi genera incertidumbre ante la presencia de su hijo Beltrán, interpretado por Patrick Criado, -'Águila roja'-, que se estrena en el teatro con este drama. Cuando el joven llega al pueblo, donde su aparición causa un gran revuelo, tendrá que lidiar también con su tía Celia, hermana de Olvido, -Pilar Castro-, el hijo de esta, César -Santi Marín- y el sacerdote encarnado por el actor Jorge Kent.

A partir de este hecho, la obra profundiza en diversas historias de aquellos que han construido su vida en torno a una mentira y dependen de ella para subsistir; y de los que son cómplices de los secretos a gritos.

La escenografía, ideada por Mónica Borromello, pretende mostrar dos realidades separadas, el presente y el pasado, en las que transcurre la historia y permiten dar un salto en el tiempo desde la actualidad, realista, hacia atrás, donde los hechos se ven alterados y se muestran distintas miradas de los acontecimientos.

Lautaro Perotti escribió la función especialmente pensando en Carmen Machi y también tuvo claro que contaría con Pilar Castro y Santi Marín. Posteriormente se eligió al resto del elenco.

Con esta obra, Machi vuelve al Teatro Villa de Molina un año después de su anterior aparición en la sátira distópica 'La autora de las Meninas', donde daba vida a una afamada monja copista, para cambiar al registro dramático, interpretando a una sufridora madre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos