El gran final capitalino

En La Pinilla se ha vivido la mejor temporada de los últimos 25 años/La Pinilla
En La Pinilla se ha vivido la mejor temporada de los últimos 25 años / La Pinilla

Con todavía mucha nieve en sus pistas, Navacerrada y La Pinilla despidieron el pasado domingo uno de los mejores cursos de su reciente historia

JUANJO GONZALOMADRID

Corrían las primeras jornadas del mes de diciembre, que apuntaba buenas maneras para las estaciones de esquí, y eran muchos los centros que se animaban a disfrutar de sus primeras jornadas sobre la nieve. Artificial, claro está, en buena parte del país. Pocos habían tenido la ocasión de cubrir parte de sus pistas con las precipitaciones registradas justo antes de la llegada de un puente muy especial. El día 6 el Sistema Central abría sus puertas con la esperanza de mejorar lo hecho durante los últimos cursos. Las condiciones y la climatología iban a ayudar desde entonces, registrando uno de los mejores cursos de los últimos tiempos.

El pasado domingo, con todavía espesores que superaban el metro, el Puerto de Navacerrada echaba el cierre. 131 días de descensos, esquí y actividades relacionadas con el deporte invernal que consolidan la temporada como la más larga de toda su historia. Un premio para el dominio que se sitúa en la capital española, que no ha vivido grandes alegrías en los últimos años, castigado con una meteorología bastante desfavorable. Sin duda, como reconocían en la montaña madrileña, es la mejor temporada de los últimos 10 años

Hacía mucho tiempo que no se veían las pistas como esta campaña
Hacía mucho tiempo que no se veían las pistas como esta campaña / Navacerrada

No muy diferentes son las sensaciones con las que se despidió La Pinilla, también el 15 de abril tras haber prolongado una semana el fin de curso. En el centro segoviano todo eran sonrisas y buenos recuerdos de una campaña que pasará a la historia. Probablemente, tal y como reconocían al hacer balance, una de las mejores de los últimos 25 años, aunque el mes de marzo fue bastante malo. Las fuertes rachas de viento castigaron la estación en demasía -cierre durante 11 jornadas de esquí-, que a pesar de ello ha disfrutado de 95 días de apertura.

Las conclusiones son muy buenas en el Sistema Central, que todavía cuenta con Béjar-La Covatilla y Valdesquí, y un estado de pistas realmente atractivo. Para las demás, ahora toca un descanso merecido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos