Miguel Lamas: «Un buen profesor de música debe ayudarte a ser tu propio maestro»

Miguel Lamas /
Miguel Lamas

El batería gallego aterriza en la Región con 'My expression way', un segundo trabajo discográfico donde cuenta con la inestimable ayuda del cantante Dean Bowman

A. FRUTOS

Miguel Lamas no ha desperdiciado ni un minuto de su tiempo. Y, aunque hablemos de un tipo insultantemente joven, o precisamente por eso, su mérito se multiplica de manera considerable. Y es que, a sus veinticinco años, el gallego ya ha puesto su talento como batería al servicio de artistas tan variados y reconocidos como Raimundo Amador, Miguel Ríos, Tomasito, Andrés Suárez o O'Funk'illo, entre muchos otros. Además, ya ha finalizado su segundo disco, 'My expression way', y ha comenzado a girar con él acompañado por la maravillosa voz de Dean Bowman, cantante de la banda neoyorquina Screaming Headless Torsos, y de una banda formada por el guitarrista Carlos Leal (Canteca de Macao); Iago Mouriño al piano; Pablo Añón con el saxo y Octavio Vargas a cargo del bajo. En definitiva, una trayectoria que sitúa la balanza a favor de la intensidad por encima incluso de la brevedad. Hablamos con él mientras afila sus baquetas para este sábado.

-Echemos la vista atrás, ¿cuándo y cómo nace su pasión por el mundo de la batería?

Dónde
Garaje Beat Club. Dónde: Garaje Beat Club. Cuándo:Cuándo: Sábado 31, a las 22.00 horas. Entradas: 10&euro/12&euro/15&euro Sábado 31, a las 22.00 horas. Entradas: 10&euro/12&euro/15&euro

-Empecé muy jovencito, a eso de los cuatro años, ya que en mi familia siempre hubo muchos músicos. Me apasionaba, y lo sigue haciendo, ver a músicos sobre las tablas. Siempre quise llegar a ser uno más encima de los escenarios. En Galicia siempre hubo tradición por el mundo de las orquestas, así que cada dos por tres estaba viendo espectáculos en las plazas de los pueblos y asistiendo a infinidad de conciertos de muchos estilos. Todo ello gracias a mis padres.

-Asistió en sus primeros años como músico a clases de solfeo y batería en La Escola da Vaca de Ferrol. ¿Hasta qué punto considera necesario el estudio para la carrera de un músico? En este sentido, muchas voces tienden siempre a valorar más y mejor a los autodidactas.

-Para mí, los consejos de los profesores que he tenido a lo largo de mi carrera han sido fundamentales, pero sin duda, hay un antes y un después cuando empecé a estudiar con LAR Legido, un músico y creador de Valladolid que cambió absolutamente mi perspectiva musical. Trabajé la improvisación y la creatividad y me ayudó a tener herramientas para trabajar por mí mismo. Creo que un buen profesor debe ayudarte a ser tu propio maestro, a trabajar por ti mismo y ser capaz de darte cuenta de tus propios errores. Quizás en la enseñanza reglada la parte creativa se trabaja menos y se basan más en un método, pero como apenas cursé estudios, no puedo decir mucho más.

-Con su segundo disco, 'My expression way', se han sumado muchos estilos y géneros diferentes a la esencia más jazz de su debut. ¿Cómo ha sido el proceso de experimentar y profundizar en estas nuevas sonoridades?

-¡La verdad es que la grabación fue divertidísima! Nos juntamos buenos amigos y trabajamos por encima de temas creados entre Carlos Leal y Iago Mouriño, además de ideas que tenía yo, Octavio y Pablo. Prácticamente todos los temas están grabados en una toma y tocando todos a la vez. Lo hicimos en PKO Studios, Madrid, con Caco Refojo a los mandos y se creó un ambiente familiar y de buena onda que pienso que ha quedado plasmado en el trabajo.

-¿Cómo se convence a alguien que nunca ha comulgado con la música instrumental del encanto especial que tiene este género?

-Creo que lo mejor es que todo el mundo venga a descubrirlo in situ esta noche. Simplemente basta con venir sin prejuicios y dejarse llevar por la música. Además, el noventa por ciento del repertorio está basado en funk y rock, y con la voz de Dean Bowman, que te traslada directamente al 'downtown' de Nueva York.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos