El arte de engañar, en forma de vodevil

El reparto de 'La comedia de las mentiras'./Javier Naval
El reparto de 'La comedia de las mentiras'. / Javier Naval

María Barranco, Pepón Nieto y Paco Tous, en una obra inspirada en los textos de Plauto

NATALIA BENITO

Tras arrasar en su estreno en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida con diez llenos consecutivos y pasar con éxito por la última edición del Festival de Teatro de San Javier, 'La comedia de las mentiras' regresa a la Región con dos funciones en el Teatro Circo, con motivo de la Semana Grande de la Fundación Cajamurcia.

En esta historia de Sergi Pompermayer y Pep Antón Gómez -que también ejerce de director- inspirada en las comedias de Plauto, se genera una trama de enredos amorosos que convierten el engaño en todo un arte. Sus personajes se manejan con destreza y relativo éxito entre las 'mentirijillas', las mentiras piadosas o directamente las patrañas para conseguir sus objetivos.

Cuándo
Sábado 28 de octubre a las 21.00 horas y el domingo 29 de octubre a las 19.00 horas.
Dónde
Teatro Circo.
Entradas
19, 25 y 29 euros.

Con una estética ambientada en los años 60 del pasado siglo, este montaje calificado por su director como «vodevil grecolatino» se centra en la historia de una familia ateniense. Los hermanos Hipólita y Leónidas están enamorados. Ella, papel interpretado por la actriz y cantante Angy Fernández, bebe los vientos por Tíndaro, con quien se quiere fugar, pero no sin haber conseguido primero la dote que su padre debe darle. Esto no será fácil pues el progenitor, un hombre avaro y terco, no aprueba la relación de su hija.

Similar suerte a la de su hermana correrá Leonidas -Canco Rodríguez- enamorado de Gimnasia, una flautista que ha sido comprada por el general Macedonio Degollus -Paco Tous-. La pareja debe huir antes de que aparezca el general y Gimnasia quede condenada a una vida que no desea. Tendrán que hacer lo que se les ocurra para conseguirlo y, por supuesto, mentirán.

Y entre tanto, ante la ausencia del padre y una figura materna de la que no se sabe demasiado, el esclavo Calidoro -Pepón Nieto, que ya trabajó con Pep Antón Gómez en 'El Eunuco'- trata de capear el temporal como puede. Él, que quiere a estos jóvenes caprichosos como si fueran sus hijos; él, que siempre acaba recibiendo palos, se ve obligado a ayudar a que triunfe el amor aunque para eso tenga que -¿adivinan?- mentir.

Hasta la solterona tía Cántara, a cargo de 'los niños' en ausencia de su padre, recuperará la ilusión del amor en este montaje. La mujer a la que da vida María Barranco lleva años decepcionada con el amor, desde que su novio se marchara a por higos para no volver. Ahora, esta mujer se desatará con la aparición en su vida del joven Titinio, que también miente y no es quien dice ser.

Finalmente, triunfa el amor -y el humor- en esta historia en la que todos son víctimas y verdugos y en la que la moraleja, según relató María Barranco en una entrevista a 'La Verdad', es «que realmente no es tan grave echar una 'mentirita' si con eso se va a ganar felicidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos