Apasionados de las tablas y volcados con el humor

Una momento en la representación de 'El eunuco', por Taules Teatre./
Una momento en la representación de 'El eunuco', por Taules Teatre.

El concurso de compañías amateur finaliza este fin de semana con dos comedias: 'El Eunuco' y '100 m2. El inconveniente'

NATALIA BENITO

Una comedia de enredos que se basa en el teatro de hace 2.000 años y una historia que refleja los problemas de los 2000 competirán -además de 'El Lazarillo de Tormes', que se representó el pasado fin de semana- por alzarse con el primer premio en el III Certamen Nacional de Teatro Aficionado de Cartagena, que se celebra en el Teatro Circo Apolo El Algar.

La veterana y premiada compañía de teatro amateur valenciana Taules Teatre, fundada en 1979, representa esta versión de 'El Eunuco', una comedia del dramaturgo romano Terencio, en una adaptación de Pep Antón Gómez y Jordi Sánchez.

Cuándo
Viernes y sábado a las 2130 horas.
Dónde
Teatro Circo Apolo.
Entradas
8 euros por espectáculo.

En Atenas, un joven fogoso se enamora de la esclava de una cortesana. Esta tiene un amante que es el hermano mayor de aquel apasionado joven, quien pretende regalar un eunuco -Cilindro- a su amada. Su hermano aprovecha la situación, y teniendo en cuenta lo difícil que es acceder al palacio, decide suplantar la identidad de este hombre castrado.

En escena se ponen las adversidades de nueve personajes en este vodevil con enredos amorosos y diálogos picantes.

A vueltas por un piso

La última obra a competición del certamen será '100 m2. El inconveniente', a cargo de la compañía de reciente creación Cinco Sentidos Company. El grupo de teatro de Talavera de la Reina (Toledo), formado en 2016 -aunque sus compañeros comenzaron a trabajar juntos antes-, pone en escena esta comedia de Juan Carlos Rubio que parte de la relación entre dos mujeres, Sara y Lola, condenadas a entenderse.

La joven Sara se ha encaprichado de un piso en venta en un barrio acomodado de la ciudad con un precio asequible, perfecto para ella. Tan solo tiene una ligera y curiosa pega: Lola, la actual dueña, vivirá allí hasta que esta se muera. La mujer, bebedora y fumadora empedernida, no confía en que su cuerpo aguante mucho más; sin embargo, las cosas no suceden como uno planea y entre las dos mujeres surgirá una cómplice amistad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos