Echa a andar la actividad sociocultural en el Huerto Urbano de Santa Eulalia

Asistentes a la primera reunión del huerto urbano./Edu Botella / AGM
Asistentes a la primera reunión del huerto urbano. / Edu Botella / AGM

La actividad sociocultural y hortícola se lleva a cabo en un solar cedido temporalmente por la familia Esteban para uso vecinal

Pepa García
PEPA GARCÍA

El programa municipal ADN Urbano-Santa Eulalia, para la renovación y activación social de los barrios de la ciudad, en concreto del de Santa Eulalia, ha dado origen a microproyectos para reforzar el tejido vecinal. Uno de ellos es el Huerto Urbano de Santa Eulalia que, en la confluencia de las calles Paco y Victorio de la barriada, se ha puesto ya en marcha en el solar cedido por la familia Esteban. Perteneciente a los herederos de José Esteban Liza, cuenta Susana, una de ellos, que «llegamos un acuerdo con el Ayuntamiento para, con el objetivo de mejorar la zona y no tener el solar parado y generando basuras, cederlo para el uso vecinal mientras no tengamos un proyecto. Me pareció buena idea contribuir a tener un barrio más decente».

Acondicionado con parterres para la plantación de un huerto urbano, además de con un pequeño escenario y algunas mesas y bancos, las reuniones abiertas a todos los vecinos y miembros de asociaciones culturales y de comerciantes de la zona comenzaron hace menos de dos semanas para decidir cuál será el funcionamiento de este espacio de encuentro vecinal y autogestión cultural, y cuáles serán las actividades que se organicen. Desde entonces, los sábados, a partir de las 11 -hasta las 12.30 h., la sección sociocultural; y de 12.30 a 14 h., la dedicada al cultivo), los asistentes proponen actividades. «Ahora estamos poniendo en marcha la fiesta inaugural, que seguramente será el 23 de diciembre. La idea es organizar al menos una actividad para cada público: niños, seguramente un cuentacuentos; adultos y adolescentes; y también un mercadillo navideño», cuenta Miriam Huéscar, de la asociación Huerta Bizarra y coordinadora del proceso de tutelaje para que este espacio urbano sea autogestionado por el vecindario.

Para evitar o minimizar los conflictos, también acuden a estas reuniones iniciales las facilitadoras -Almudena e Irene-, para ayudar a que se establezcan unas relaciones saludables entre los participantes.

De momento y a la espera de que el número de participantes siga creciendo, este sábado nacerá el huerto.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos