Columbares enseña a voluntarios cómo muestrean anguilas por el Día Mundial de los Peces Migradores

David Verdiell y Paz Parrondo, durante un muestreo./Guillermo Carrión / AGM
David Verdiell y Paz Parrondo, durante un muestreo. / Guillermo Carrión / AGM

El objetivo es aumentar el conocimiento de esta especie en peligro de extinción, que se recupera en la cuenca del Segura, y sensibilizar a la población sobre sus amenazas

Pepa García
PEPA GARCÍA

El próximo sábado, 21 de abril, se celebra el Día Mundial de los Peces Migradores, una conmemoración mundial, coordinada por la World Fish Migration Foundation, para crear conciencia sobre la importancia de los ríos saludables y la conservación de las especies de peces migratorios.

Para conmemorar esta cita, la asociación Columbares ha organizado, desde hoy y hasta el viernes, una actividad destinada a las personas interesadas en conocer más a fondo la población de anguilas europeas -especie en peligro crítico de extinción a nivel mundial- y los hábitats que ocupa en la cuenca del Segura y la red hidráulica de la Huerta de Murcia, desde Contraparada a Beniel.

Así, previa inscripción, en torno a una quincena de voluntarios interesados podrán acompañar a los biólogos de Columbares Paz Parrondo, coordinadora del Proyecto Anguila, y David Verdiell a realizar los muestreos de primavera. «Acabamos de ampliar los muestreos este tercer año. Aunque hacemos el seguimiento en las mismas zonas que hasta ahora -el cauce del río entre Contraparada y Beniel y los azarbes y acequias de la huerta-, ahora no solo pesamos y medimos los ejemplares capturados en las nasas, sino que los estamos marcando con códigos alfanuméricos para reconocerlos en futuras recapturas, disponemos de un aparato nuevo que nos permite medir los lípidos en vivo (relacionado con el estado de salud y la condición física de las anguilas capturadas), tomamos muestras para realizar un estudio genético (de cara a futuribles repoblaciones) y les extraemos sangre para analizar la presencia de metales pesados u otros contaminantes en la población de anguilas», explican Paz Parrondo y David Verdiell. Estos nuevos datos permitirán disponer de más cantidad de datos que hasta ahora.

Además, también están tomando muestras del sedimento de los canales en los que se capturan las anguilas para analizarlos y detectar el estado ecológico del hábitat en que se desarrolla la población de anguila europea de la cuenca del Segura, que, según los datos del seguimiento que realiza Columbares, se está recuperando tímidamente.

«La idea es medir también los otolitos», avanza Paz Parrondo, aunque reconoce que hasta que las capturas de anguilas en los muestreos no sean muy abundantes no lo harán, ya que requiere sacrificar al ejemplar.

Trabajo de campo

Hoy, a partir de las 9.30 horas, cuatro afortunados acompañarán durante todo el día a los investigadores a recoger las nasas instaladas ayer, para conocer de primera mano al animal, su hábitat y el método científico que se emplea para conocer el estado de salud y la abundancia de la población. «La verdad es que la gente ha mostrado mucho interés, más del que imaginábamos. Por desgracia, las plazas son muy limitadas, ya que solo se pueden venir 3 o 4 personas por jornada, y se agotaron al tercer día de abrir las inscripciones», detalla Paz Parrondo. La actividad se prolongará hasta el próximo viernes y los voluntarios colaborarán en la instalación de nasas por la tarde, para que los participantes en los muestreos del día siguiente puedan recogerlas y comprobar si han entrado anguilas u otras especies de peces.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos