Ciencia ciudadana para combatir la basura marina

Un grupo de voluntarios recoge basura en una playa./LIBERA
Un grupo de voluntarios recoge basura en una playa. / LIBERA

Cabo Tiñoso y San Pedro, entre los 47 puntos de España en los que se realizarán batidas

Pepa García
PEPA GARCÍA

Todos los años desembocan en los océanos 8 millones de toneladas de plásticos. Esta acumulación de residuos se ha convertido en una de las principales amenazas para la biodiversidad marina global, que también amenaza la seguridad alimentaria, ya que todos esos residuos plásticos son confundidos con alimentos por la fauna marina.

Los científicos estiman que más de la mitad de las especies de aves marinas sufren esta problemática y que, en 2050, el 99% de estas aves podrían verse afectadas por esta grave amenaza, un factor de riesgo más para uno de los grupos de avifauna más amenazados del planeta (en los últimos 60 años, el 70% de las aves marinas han desparecido).

Para hacer frente a este grave problema, los investigadores consideran que es imprescindible un análisis científico para hallar soluciones efectivas sobre el terreno. Así, Ecoembes y SEO/BirdLife se han aliado, en el marco del proyecto Libera, para poner en marcha la campaña '1m2 por las playas y los mares'. El objetivo es analizar cuantitativa y cualitativamente «las basuras abandonadas en nuestras playas y mares para conocer su procedencia y realizar campañas de sensibilización y concienciación entre los sectores implicados».

Desde el próximo viernes 29 y hasta el 8 de octubre, organizaciones, fundaciones, empresas, ciudadanos... colaborarán para acabar con el problema que supone la basura en el mar ('littering'). En total, se pondrán en marcha batidas en 47 puntos de la costa nacional, entre los que se encuentran las playas de Cabo Tiñoso y las del Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar.

Las intervenciones consistirán en la recogida de residuos, pero siguiendo los protocolos de la plataforma Marnoba para la caracterización de basuras marinas y haciendo uso de su 'app' gratuita. Así, toda la información recogida en la campaña se integrará en la base de datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para analizarla y que sirva para extraer conclusiones científicas y en detalle del impacto ambiental de estos residuos en cada zona.

«Durante mucho tiempo, se pensó que el mar era una fuente de recursos inagotable, que lo aguantaría todo. Y, en las últimas décadas, lo hemos convertido en un estercolero. De ello nos alertan las aves marinas, indicador del estado de salud del medio. Especies como la pardela balear, el ave más amenazada de Europa y que podría extinguirse en las próximas décadas, dejan clara la urgencia de encontrar soluciones. Unas soluciones que, en el caso de la contaminación por plástico, pasan por liberar de basura el mar y eliminar los vertidos. Debemos lograr un modelo de residuos cero», asegura Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife.

Para Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, «el 'littering' es un problema que requiere la colaboración de todos. Hay que conseguir un cambio en las conductas de la ciudadanía para detener sus devastadoras consecuencias».

Estas batidas forman parte de las actividades incluidas en la celebración del Día Mundial de las Aves (30 de septiembre), que organiza SEO/BirdLife y se han programado por toda Europa y Asia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos