La Verdad

Dos operarios instalan la rampa para anguilas en el azud del Segura que hay bajo la pasarela Manterola, en Murcia.
Dos operarios instalan la rampa para anguilas en el azud del Segura que hay bajo la pasarela Manterola, en Murcia. / COLUMBARES

Las anguilas ya tienen un nuevo tramo de 'autovía'

  • Columbares instala bajo Manterola la primera rampa del sur de la Península para ayudar a la especie protegida a remontar el río Segura

Desde que hace ya más de tres años se constatara oficialmente la recolonización del Segura por parte de la especie en peligro crítico a nivel mundial 'Anguilla anguilla' o anguila europea, este peculiar pez ha ido incrementando su presencia, tanto en el río Segura como en la red de acequias y azarbes de la Región de Murcia -como demuestran los hallazgos realizados en los últimos años-. Una feliz circunstancia que se ha visto beneficiada por la reducción de la contaminación del río Segura.

Empeñados en favorecer aún más esta recuperación y en consolidarla, Columbares puso en marcha a finales de 2015 el 'Proyecto Anguila', primero apoyado por la Fundación Biodiversidad y, posteriormente, por el Ayuntamiento de Murcia. Así, desde el viernes pasado, a la recuperación de tramos de acequias y pozos de la red de riego tradicional de la Huerta de Murcia y a las charlas divulgativas y talleres organizados por Columbares para difundir el conocimiento de esta especie, no suficientemente estudiada por la ciencia, se suma una nueva rampa instalada en el azud que el Segura tiene bajo la pasarela Manterola. «Es la primera rampa para anguilas en un cauce del sur de la Península Ibérica. Con esta rampa ampliamos potencialmente el hábitat de la anguila en el Segura unos 15 kilómetros, aproximadamente», anuncia exultante Paz Parrondo, coordinadora del 'Proyecto Anguila'. Ahora, la idea es hacer lo mismo en el azud que hay aguas abajo de la Fica, una iniciativa que estaba proyectada realizar en primer lugar, pero que ha retrasado la contratación, por parte de la CHS, de una compuerta necesaria en esta zona del río. «Esperemos que pueda instalarse la rampa antes del verano», desea David Verdiell, biólogo que también trabaja en este proyecto y que recuerda que, entre la desembocadura del río en Guardamar y la Contraparada hay 12 azudes, que hasta ahora solo logran remontar con mucha dificultad ejemplares de gran talla.

La rampa consiste en una superficie de «30 metros cuadrados de césped artificial de alta calidad», que desde ya facilita a las anguilas superar el obstáculo que supone el azud, y que ha sido instalada en la margen derecha del río -con menor caudal de agua que la izquierda-, bajo la supervisión de la CHS.

A partir de ahora, desde Columbares realizarán un seguimiento para comprobar el uso que las anguilas hacen del nuevo tramo de 'autovía' que les ha abierto a la circulación la última intervención de su 'Proyecto Anguila'.