La Verdad

Tras las huellas de la nutria

Tras las huellas de la nutria
El plan de recuperación de la nutria aborda una serie de seguimientos, pero que no se hacen todos los años. El primero de ellos es realizar un trabajo de prospección en estaciones de muestreo a lo largo de los ríos donde puede habitar esta especie. Su presencia se suele detectar gracias a las huellas y a los excrementos del animal. Para ello, los expertos marcan una serie de tramos y observan si hay indicios de su presencia. Según los especialistas, «la mejora de la calidad del agua de los ríos está contribuyendo a que esta especie se recupere poco a poco». En la actualidad, la Región cuenta con unos 40 ejemplares de nutria a lo largo de 200 kilómetros de cauce. Para el muestreo, es imprescindible identificar a los machos territoriales en todos los ríos que cuentan con agua permanente. «Las nutrias pueden estar presentes en estas zonas en un futuro, por eso hacemos ese seguimiento», aseguran los técnicos de Fauna que siguen a esta especie.