Trashumancia, un viaje sin red

Los ganaderos y pastores Pedro y Tomás Pérez marchan hacia los pastos de invierno de Sierra Morena, con su rebaño, a finales de noviembre./Joaquín Lisón
Los ganaderos y pastores Pedro y Tomás Pérez marchan hacia los pastos de invierno de Sierra Morena, con su rebaño, a finales de noviembre. / Joaquín Lisón

Un año después de que el Gobierno la declarara Patrimonio Cultural Inmaterial, la UMU acoge unas jornadas para defender las vías pecuarias y divulgar su valor etnográfico y ambiental

Pepa García
PEPA GARCÍA

Hace ahora exactamente un año -el 8 de abril se aprobó el Real Decreto y el 11 de abril de 2017 se publicó en el BOE-, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte promovió la declaración de la trashumancia manifestación representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de España. Una declaración que ha ido aparejada al desarrollo de un Plan Nacional de Salvaguarda de estos bienes patrimoniales intangibles en el que los ganaderos trashumantes y los ciudadanos en general depositan ahora su confianza. Esperan que esta iniciativa sea el empujón definitivo que necesitan las vías pecuarias, patrimonio público único en Europa -protegido por la UE y por la legislación nacional y regional-, para ser por fin deslindadas, amojonadas y, definitivamente, protegidas de la ocupación, usurpación y degradación a las que actualmente están sometidas. Denuncia, con conocimiento de causa, el pastor Pedro Pérez que «las obras públicas y las administraciones son las primeras que ocupan» este dominio público, que en la Región suma 2.750 km. lineales y 7.360 hectáreas de extensión, aunque gran parte en un penoso estado de conservación, cuando no cubierto por el asfalto, el hormigón o los cultivos intensivos.

Para defender este bien común, único en el mundo y protegido por hasta seis leyes y reales decretos de ámbito estatal, además de otras normativas autonómicas, recuerda Mercé Ortiz, profesora de Derecho Administrativo de la Universidad de Alicante, «hace falta una gestión responsable de los bienes comunes, un modelo que prime la economía colaborativa y la ponderación de la ciudadanía, frente a las políticas extractivas que no velan por el cuidado del territorio propio ni por la ciudadanía». Sin embargo, esta defensa, que desde 1995 corresponde a las autonomías, ha dejado hasta la fecha mucho que desear, «en un momento en que se mercantiliza todo, hasta las servidumbres de paso», redunda y la apoyan los datos del informe de 2017 de Ecologistas en Acción, que revela que han desaparecido 40.000 km. de vías pecuarias, de un total de 138.146, casi un 29%.

La cabaña en cifras

399.537
cabezas de ganado en régimen extensivo y semiextensivo hay en la Región, según datos de 2016.
2.750
km lineales de vías pecuarias hay en la Región, 7.360 hectáreas de extensión, según el Plan de Actuación de Vías Pecuarias de la Región.

Precisamente para velar por las amenazadas vías pecuarias y para destacar sus valores ambientales, culturales y patrimoniales, se celebran, el próximo martes 17 en la Universidad de Murcia, las Jornadas sobre Trashumancia y Vías Pecuarias en el Mediterráneo. En esta cita participa, entre otros ponentes, Clara Gutiérrez, del Ministerio de Educación Cultura y Deportes y una de las redactoras del Plan Nacional de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial: «Este reconocimiento de la trashumancia como una actividad que a lo largo del tiempo ha vertebrado el territorio peninsular y ha dado lugar a una cultura propia, implica que en los proyectos de promoción cultural implementados en el marco del Plan Nacional se prioricen aquellas actuaciones que tienen que ver con la trashumancia, relativos a la documentación de las vías pecuarias o a aspectos como la transmisión del oficio, acciones de difusión o estrategias de promoción. De igual forma, esta nueva ley contempla el desarrollo de una línea de crédito específica de subvenciones -en proceso de tramitación- para proyectos de salvaguardia del Patrimonio Inmaterial, en los que, por su declaración y situación de peligro, la trashumancia puede tener una atención preferente», asegura.

El programa

Qué
Jornadas sobre Trashumancia y Vías Pecuarias en el Mediterráneo, organizadas por Aula de FórUM, del Servicio de Cultura y el grupo de Investigación de Sanidad Animal de la UMU.
Cuándo y dónde
Martes 17, de 18 a 21 horas, en el Hemiciclo de Letras del Campus de La Merced, de la Universidad de Murcia.
Ponentes.
Cristina Guirao, del Servicio de Cultura, y Antonio Contreras, de Investigación de Sanidad de Rumiantes. Joaquín Lisón, 'El viaje constante'. José A. Sánchez Zapata, profesor de Biología Aplicada de la UMH, 'Papel de la ganadería extensiva en la conservación de las necrófagas'. Mercé Ortiz, profesora de Derecho Administrativo de la UA, 'Protección de las vías pecuarias'. Clara Gutiérrez, del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, 'Declaración de la trashumancia como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial'. Y debate sobre 'Trashumancia y vías pecuarias, importancia medioambiental cultural, patrimonial y para el desarrollo rural'.

Pedro Pérez, pastor de toda la vida de Pontones-Santiago de la Espada y que cada año trashuma de la Sierra del Segura a Sierra Morena y viceversa (casi 200 km. en 10 jornadas bastante incómodas), junto a su hermano Tomás, sus más de 1.100 cabezas de ovejas segureñas, sus 5 mastines y sus 8 perros 'careas', se declara «muy cansado de proponer cosas». En su opinión, lo que les aportan en ayudas se lo restan en obligaciones de pago, y cita como ejemplo los costes de los pastos públicos, los seguros que hasta hace poco debían de pagar para la eliminación de los cadáveres del ganado -ahora ya puede abandonarlos para las necrófagas- o las multas. «Cuando transitamos por montes públicos, los agentes forestales nos multan porque en el descansadero, en vez de ocupar 200 metros, las ovejas se extienden a lo largo de 2 kilómetros», pone como ejemplo de las «injusticias» y dificultades que sufren. «¿No dicen que somos tan necesarios y tan buenos para el medio ambiente y el mantenimiento de los bosques?», se pregunta perplejo y hastiado.

«En España, el movimiento del ganado y los ganaderos entre los pastos de invierno y de verano modeló durante siglos el paisaje y permitió un aprovechamiento sostenible del medio natural, dando lugar a ecosistemas diversos considerados hoy como de alto valor ecológico: ecosistemas que generan multitud de servicios ecosistémicos», afirma José Antonio Sánchez Zapata, profesor de Biología Aplicada de la Universidad Miguel Hernández (Elche) y especialista en necrófagas. «La interacción entre la ganadería y las comunidades de vertebrados carroñeros ha permitido, por un lado, el mantenimiento de las principales poblaciones de buitres, un grupo taxonómico globalmente amenazado y, por otro, el funcionamiento de procesos ecológicos y servicios ecosistémicos que proporcionan un importante ahorro a los ganaderos y a la sociedad en general, cuantificables tanto en términos económicos como de emisiones de gases de efecto invernadero», explica sobre algunos de los beneficios ambientales que aporta la trashumancia.

El rebaño de ovejas segureñas de Pedro y Tomás Pérez durante la trashumancia de la Sierra del Segura a Sierra Morena.
El rebaño de ovejas segureñas de Pedro y Tomás Pérez durante la trashumancia de la Sierra del Segura a Sierra Morena. / Joaquín Lisón

El plan regional quiere pisar fuerte este año

Aunque con incumplimientos y retrasos reiterados, como la aprobación definitiva del Reglamento de Vías Pecuarias de la Región (ya estaba redactado a principios de 2017), el Plan de Actuación de la Región 2016-2010 quiere pisar fuerte este año, ya que está previsto, además de la contratación de la Estrategia Regional de Vías Pecuarias (8.000 &euro), sacar a concurso la adecuación, mejora y clasificación de las vías pecuarias de Caravaca y Cieza (planificadas para 2017) y también de Cehegín. Igualmente, prevé actualizar toda la cartografía de estas vías pecuarias y clasificar las de los municipios pendientes, además del deslinde, amojonamiento y señalización de 50 km. Todo por 470.000 &euro. La contratación de los proyectos de adecuación, mejora y clasificación de las vías pecuarias en Abanilla, Albudeite, Santomera y Librilla (400.000 &euro) es otra de las actuaciones previstas por la Consejería de Medio Ambiente para 2018.

Pedro, con 50 años, pocos menos de los que acumula como pastor, está pensando en vender sus 1.100 cabezas de ovejas segureñas al mejor postor y jubilarse. «Ya no me quedan fuerzas», se rinde. Y eso que, desde 1998, ha llevado a medios de comunicación y turistas en sus trashumancias con el deseo de que se conociera la actividad y se defendiera. Cree que está en serio peligro de extinción. Pone como ejemplo que en Pontones había en 2008 72.000 cabezas de ganado y ahora quedan 42.000. Y dice que, de las 35 familias ganaderas que hay en la Sierra del Segura, la mayor parte tienen más de 50 años. «A esta edad ya no se está para innovar o para emprender. Cuando tenía 30 años dije que estábamos en peligro de extinción y me tomaron por loco; lo mismo que cuando propuse crear unas carnicerías entre varios ganaderos para vender nuestro producto de calidad a mejor precio». Ahora, el pienso (necesario cuando no hay pastos por la sequía, como este invierno) y los pastos han multiplicado por 3 y por 5 sus precios, mientras que el valor de la carne (ecológica) se ha mantenido y el de la lana es casi un insulto: «a lo mejor te pagan 200 euros por la lana de 1.000 ovejas».

Todo esto es lo que contará el director de cine Joaquín Lisón, que presentará en las jornadas un adelanto de su largometraje documental 'El viaje constante', sobre la trashumancia. Un trabajo que realiza junto a Conchi Meseguer y que espera estrenar a principios de 2019.

A todo estos avatares que han desgastado la ilusión de Pedro hasta romperla, se suman los conflictos y las dificultades de un patrimonio pisoteado, el de las vías pecuarias, descansaderos y reposaderos que, asegura Pedro, han sido alambrados u olvidados hasta desmoronarse; y se refiere a los cortijos y refugios del itinerario. No obstante, su pasión le tiene enganchado, por eso estará el próximo martes en las jornadas de la UMU, una cita a la que invita a todo el que quiera defender una propiedad social seriamente herida.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos