Reciclar, un negocio redondo

Un ciudadano mete un envase en una máquina en Molina. / J. R. P.

Una firma de Molina de Segura instala en varios municipios una nueva máquina que canjea envases por dinero y vales descuento

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Javier, un adolescente de Molina de Segura, agarra una bolsa cargada de botes vacíos y sale de su casa. Su objetivo es llegar hasta el supermercado Tres Torres y depositar los envases de los refrescos en la máquina de 'Ganemos reciclando', que le reportará vales descuento en el establecimiento o dinero en efectivo cuando deposite los botes. Cuando el joven llega, consigue su objetivo. Hoy, Javier tiene en su bolsillo más céntimos que cualquier otro día de la semana.

La franquicia 'Ganemos reciclando' ha instalado varias máquinas de reciclaje en Molina y La Unión. Con ellas, los vecinos pueden acceder a vales descuento en locales o conseguir euros. El mecanismo es fácil: solo hay que introducir los envases para conseguir la recompensa. «Por un bote de aluminio, la máquina da un céntimo», puntualiza la empresa. «No funciona al peso, sino con las unidades que se introducen en la máquina».

El gerente de la firma, José Gonzálvez, asegura que «esta idea se me ocurrió en Alemania hace unos años. Un día estaba en una calle tomando un botellín de agua. Cuando terminé, un hombre se acercó y me pidió el envase. Entonces me enteré de que en algunos países de Europa había instaladas máquinas que ofrecían dinero o vales descuento a cambio de envases». «Me vine a España con la idea de hacer algo parecido. Le estuve dando vueltas al tema para ver de qué manera podía enfocar el negocio y, en 2015, con las ideas claras fundé 'Ganemos reciclando'. Creo que logrando nuestros objetivos».

Estas máquinas han comenzado a instalarse por toda la geografía española: Vigo, Oviedo, Palencia, Calahorra y Elche. En la Región se pueden encontrar en Molina (Restaurante El Buen Sabore y supermercado Tres Torres) y La Unión (Polideportivo). «Por el momento hay tres en estos lugares. Pero en los próximos meses vamos a instalar tres más en Cartagena y Mazarrón», detalla.

Hay dos tipos de máquinas. Una en la que se pueden reciclar envases plásticos y metálicos, y otra que acepta solo de botellas de vidrio. «A los envases les damos una segunda vida, ya que todos quedan separados según su tipo, y después los vendemos a fundiciones para su reutilización», señala el gerente. Sostiene, asimismo, que «con este tipo de reciclaje se reducen los niveles de CO2».

Según Antonio Ros, uno de los comerciales de la firma, «la gente se está concienciando cada vez más. Son muchos los menores que se dedican a visitar a sus vecinos y a recoger los envases que ya se han utilizado, porque así se ganan unos euros. El plástico es el material que más se recicla», puntualiza. Por el momento, los datos son favorables para esta empresa, que cifra en 2.000 envases de aluminio los reciclados cada semana en la Región de Murcia. Sin embargo, los datos de plástico que estamos recabando últimamente rondan las 1.000 unidades a la semana. «Aún queda mucho por hacer en cuanto a concienciación medioambiental. La gente siempre ha reciclado, pero ahora, cuando ven que les das algo a cambio, reciclan más», aseveran desde la franquicia, felices con el resultado.

Fotos

Vídeos