Purias y Puntarrón-Los Adanes se suman a la conservación del espacio protegido de Almenara

Pepa García
PEPA GARCÍA

Ya son 3.600 las hectáreas de la Sierra de la Almenara que, a través de sus propietarios, se han comprometido con la conservación de la naturaleza y la biodiversidad del espacio protegido, considerado ZEPA (Almenara, Moreras y Cabo Cope) y LIC. Las últimas en sumarse a esta iniciativa han sido las asociaciones de vecinos de Purias y del Puntarrón-Los Adanes (Lorca) que, mediante la firma de convenios de colaboración con la Asociación para la Custodia del Territorio (Acude), se comprometen a trabajar para que los propietarios de la zona pongan en valor los recursos ambientales.

«Ambas pedanías incluyen en sus territorios algunas de las zonas de mayor valor ecológico de la Sierra de la Almenara, uno de los espacios protegidos con mayor biodiversidad de la Comunidad y de los mejor conservados», aseguran desde Acude, asociación que tiene ya firmados un centenar de convenios con propietarios de fincas en ambas pedanías.

Con pinares, cultivos de secano de almendro, espartales, matorrales y roquedos, la calidad paisajística de la Sierra de la Almenara se suma a la presencia de destacados endemismos de flora y al papel protagonista de la tortuga mora ('Testudo graeca graeca'), especie singular que cuenta en este entorno con las poblaciones mejor conservadas de la Región. Junto a la tortuga mora, conviven aves como el búho real, el águila-azor perdicera, el águila real; anfibios como el sapillo moteado y el sapo corredor; y reptiles como el lagarto ocelado, la culebra bastarda o la culebra de escalera.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos