La UE pone coto al uso de tres pesticidas que dañan a las abejas

Una abeja descansa sobre una flor en una imagen de archivo./EFE
Una abeja descansa sobre una flor en una imagen de archivo. / EFE

Los productos deberán dejar de usarse en cultivos de espacios abiertos a finales de año

Pepa García
PEPA GARCÍA

En un medio natural en el que las abejas, melíferas y silvestres, y los insectos polinizadores en general están perdiendo la guerra, según revelan los datos decrecientes de estas poblaciones de las últimas investigaciones científicas, acaban de ganar una batalla. La planteada en la UE hace unos días, que acaba de dar luz verde a la prohibición definitiva del uso en espacios abiertos de tres pesticidas dañinos para las abejas: midacloprid, clotianidina y tiametoxam. Todos ellos conocidos como neonicotinoides.

Con esta votación, 16 países de la UE que representan más del 65% de la población, entre ellos España, apoyaron la propuesta de la Comisión Europea para restringir el uso agrícola de estos químicos que, según un estudio científico de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), son dañinos para las poblaciones de abejas.

Este nuevo veto se suma a la prohibición parcial aplicada en 2013. Los citados productos no podrán ser usados en espacios abiertos en los que operan las abejas, aunque sí se permitirá su aplicación en invernaderos donde las abejas no queden expuestas. La regulación, que será adoptada en las próximas semanas, entrará en vigor a finales de año.

Las sustancias prohibidas son muy comunes en la agricultura intensiva, por lo que parte del sector agrícola se ha mostrado en contra de la prohibición. Su principal función es proteger los cultivos de las plagas, aunque según diversos estudios científicos son también responsables de alterar las poblaciones de abejas. Y los efectos detectados van desde la propia muerte de los insectos a efectos cognitivos como pérdida de memoria que impiden a las abejas volver a sus colmenas.

«La Comisión Europea propuso estas medidas hace meses en base al asesoramiento científico de la EFSA. La salud de las abejas sigue siendo de vital importancia para mí ya que forman parte de la biodiversidad, de la producción de alimentos y el medio ambiente», afirmó el comisario europeo de Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis.

La votación ha sido impulsada por organizaciones como Greenpeace, Avaaz o SumOfUs, que han puesto en marcha campañas de concienciación y apoyo a nivel internacional. «Es una gran noticia que nuestros gobiernos se hayan puesto de acuerdo para prohibirlos. De no haberlo hecho hubiéramos puesto en riesgo nuestras abejas y su actividad polinizadora», dijo a Efe la coordinadora de campañas de Avaaz, Antonia Staats, quien subrayó que países como Francia o Alemania apoyan desde hace tiempo esta restricción. Por su parte, Greenpeace mostró su satisfacción, aunque alertó de que la UE debe asegurarse de que estos compuestos no sean sustituidos por otros que también sean tóxicos. «Estos neonicotinoides son solo la punta del iceberg. Hay muchos pesticidas igual de dañinos para las abejas y la producción de comida», declaró la asesora política de la ONG, Franziska Achterberg. «La UE debe reducir considerablemente el uso de pesticidas sintéticos y apoyar una transición hacia métodos de control de plagas ecológicos», agregó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos